Semana de la inmunización: un recurso poderoso para la supervivencia infantil

Abril de 2011

La semana de la inmunización se orienta a salvar vidas, protegiendo a las personas por medio de la inmunización contra enfermedades prevenibles mediante vacunación, entre ellas la difteria, las hepatitis A y B, el sarampión, la enfermedad neumocócica, la poliomielitis, la diarrea por rotavirus y el tétanos. En 2011, por primera vez, unos 180 países de las regiones de la OMS para África, las Américas, Europa. el Mediterráneo Oriental y el Pacífico Occidental están llevando a cabo simultáneamente semanas de inmunización.

Una madre y su niño hacen cola ante un puesto de vacunación, en Nicaragua.
PAHO/D. Spitz

Durante la semana de la inmunización, equipos de extensión efectúan visitas a comunidades con dificultades de acceso a los servicios regulares de salud, por ejemplo, las situadas en zonas aisladas o en la periferia de las ciudades y las de desplazados internos, con el fin de administrarles vacunas. Los equipos llevan a cabo campañas de vacunación en gran escala contra enfermedades tales como el sarampión y la poliomielitis.

Cuando se combinan las vacunas con otras intervenciones sanitarias, en particular el suministro de suplementos de vitamina A para reforzar el sistema inmunitario de los niños, la administración de tratamiento vermífugo, la vigilancia del crecimiento y la distribución de mosquiteros tratados con insecticida para prevenir el paludismo, la semana de inmunización se convierte en un recurso poderoso para la supervivencia infantil.

Lograr el apoyo de las comunidades a la inmunización

La OMS organiza la semana de la inmunización para:

  • vacunar a las poblaciones vulnerables, por ejemplo las que viven en zonas fronterizas y en la periferia de las ciudades;
  • aumentar la sensibilización sobre la importancia de la inmunización para proteger a las personas contra enfermedades potencialmente mortales;
  • ampliar la cultura de prevención y control de enfermedades mediante vacunación;
  • asegurar un compromiso político sostenido respecto de la inmunización.

Asociados regionales y nacionales

La OMS apoya el desarrollo de instrumentos de planificación y promoción destinados a ayudar a las autoridades sanitarias a preparar y ejecutar eficazmente las pertinentes actividades de promoción de la salud. Asociados regionales y nacionales tales como organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y de la sociedad civil contribuyen a la ejecución de las actividades. Además, presidentes y primeros ministros, primeras damas, ministros de salud, embajadores y personalidades prominentes también brindan su apoyo a esta importante iniciativa.

La inmunización es beneficiosa y eficaz

Una mujer observa mientras un agente de salud le administra la vacuna contra la rubéola
OMS

La inmunización es una de las intervenciones sanitarias más beneficiosas y eficaces. La inmunización ha conseguido reducir la morbilidad y mortalidad de manera segura y costoeficaz en todo el mundo. Es una inversión importante para todos los países. Desde lactantes hasta ancianos, la inmunización previene enfermedades debilitantes, discapacidades y defunciones provocadas por enfermedades prevenibles mediante vacunación. Además, los beneficios de la inmunización se extienden cada vez más a los adolescentes y a los adultos, a los que protege contra enfermedades potencialmente mortales, entre ellas la gripe, la meningitis y los cánceres en la adultez.

Enlaces

Compartir