Turquía logra grandes adelantos contra las enfermedades no transmisibles

Septiembre de 2012

Hace tan solo seis años, más de 1 de cada 3 adultos turcos consumían productos de tabaco, que aumentan enormemente el riesgo de padecer enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer del pulmón y las enfermedades respiratorias crónicas. Hoy en día, sin embargo, Turquía está dando el ejemplo. Un estudio reciente efectuado en profesionales sanitarios revela que más de 1 de cada 2 directivos sanitarios turcos han abandonado el hábito tabáquico en los últimos cuatro años , lo cual es un reflejo de lo que se está observando en el país.

El consumo de tabaco está en declive

AP Photo/Burhan Ozbilici

El consumo de tabaco en Turquía está declinando a un ritmo sin precedentes. Los datos de la Encuesta Mundial sobre el Tabaco y los Adultos correspondiente a 2012, que pronto habrán de publicarse, revelan un descenso del consumo de tabaco en los últimos tres años y medio. Según la Encuesta sobre los Profesionales Sanitarios Turcos (2011), la misma tendencia es evidente en este grupo. La prevalencia de tabaquismo entre los médicos especialistas disminuyó al 12,7% (una baja del 42,5% por comparación con 2007), y un 23,9% entre los médicos generales (una caída del 22,6% por comparación con 2007). El descenso de mayor magnitud se observó en los directivos sanitarios (un 55,5% por comparación con 2007).

El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, la clave del éxito

Un progreso de semejante magnitud no puede lograrse sin un sólido apoyo político y gubernamental para adoptar y poner en práctica políticas vigorosas de lucha antitabáquica. Para tal efecto, los países cuentan con un instrumento poderoso, el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco. Turquía pasó a ser Parte en el Convenio en 2005, y en 2009 fue el primer país de Europa totalmente libre de humo en lugares públicos, por detrás del Reino Unido e Irlanda.

«Es un éxito fundamental para Turquía», afirma la doctora Maria Cristina Profili, Representante de la OMS en ese país. «El gobierno turco adoptó un enfoque gubernamental en bloque encabezado por el Primer Ministro e introdujo una serie de leyes nuevas de lucha antitabáquica, con los mecanismos de aplicación correspondientes. Gracias al empuje del Ministerio de Salud, se ha establecido un sistema muy completo de cooperación intersectorial en materia de iniciativas de política, con la cooperación de la Comisión Parlamentaria sobre la Salud, para combatir la epidemia de tabaquismo.»

El gran éxito logrado por Turquía en la lucha antitabáquica es aún más impresionante si se considera que en el país hay muchos cultivadores de tabaco y, hasta 2006, tenía una de las tasas de prevalencia de consumo de tabaco más altas de Europa.

Dirigentes turcos reciben reconocimientos de la OMS

En los últimos cuatro años, algunos dirigentes turcos (el Ministro de Salud en 2008, el Primer Ministro en 2010 y el presidente de la Comisión de Salud de la Gran Asamblea Nacional en 2012, recibieron distinciones de la OMS en reconocimiento al esfuerzo desplegado por el gobierno en su conjunto para proteger a los ciudadanos del humo de tabaco en tan corto tiempo.

A pesar de que la lucha contra otros factores importantes de riesgo — la alimentación malsana, la falta de ejercicio físico y el consumo indebido de bebidas alcohólicas — sigue cobrando impulso en el mundo, el consumo de tabaco sigue siendo una de las causas más mortíferas y evitables de enfermedad y muerte prematura. Cada año causa casi 6 millones de muertes, entre ellas 600 000 muertes de personas que no fuman pero que han estado expuestas al humo de tabaco en el ambiente.

El plan de medidas MPOWER

AP Photo/Burhan Ozbilici

Turquía es uno de los 15 países prioritarios de la Iniciativa de Bloomberg para Reducir el Consumo de Tabaco. La OMS colabora con esta iniciativa para alentar a otros Estados Miembros a seguir el ejemplo turco. El plan de medidas MPOWER de la iniciativa (realizar un seguimiento de las políticas relativas al consumo de tabaco y su prevención; proteger a la población contra el humo de tabaco en los lugares públicos y de trabajo; ofrecer ayuda a las personas que quieren dejar de fumar; advertir a la población de los peligros del tabaco; hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco; y aumentar los precios del tabaco y los impuestos que lo gravan) ayuda a reducir la demanda de tabaco.

Turquía ha recibido visitas de estudio de representantes de alto nivel de países de distintas partes del mundo que desean compartir las mejores prácticas y aprender de las enseñanzas extraídas de la lucha antitabáquica, especialmente del sistema de impuestos.

Turquía constituye un ejemplo para otros países

Es urgente que otros países sigan el ejemplo de Turquía. Menos del 11% de la población del mundo está protegida por leyes nacionales integrales que prohíben fumar en lugares públicos. Casi la mitad de los niños respiran aire contaminado por el humo de tabaco y en más del 40% de los niños al menos uno de los padres fuma. En 2004, los niños representaron un 31% de las muertes atribuidas al humo de tabaco en el ambiente. Aproximadamente, cada seis segundos muere una persona por culpa del tabaco, lo que se traduce en 1 de cada 10 muertes de adultos. Casi la mitad de los consumidores actuales de tabaco acabarán por morir a causa de una enfermedad relacionada con este producto.

Compartir