Progresos realizados en la lucha contra la neumonía en Malawi

Abril de 2013

Malawi preconiza un enfoque integrado para luchar contra la neumonía y la diarrea

Durante el último decenio, Malawi ha hecho importantes avances en la reducción de las defunciones de niños menores de cinco años. Sin embargo, la neumonía es la causa principal de mortalidad; se estima que en 2010 se cobró la vida de 1000 recién nacidos y niños pequeños. La diarrea representa otra gran amenaza, pues causa la muerte de 600 niños de Malawi al año.

La buena noticia es que ambas enfermedades pueden prevenirse y tratarse, y que Malawi está realizando significativos progresos en la lucha contra ellas.

Una madre sonriente con su hijo: uno de los primeros niños de Malawi en recibir la vacuna antineumocócica.
OMS/Kwame Chiwaya

Existen mútiples factores que contribuyen a provocar la neumonía y la diarrea, de manera que no hay ninguna intervención que por sí sola pueda prevenir, tratar o controlar cada una de ellas de forma eficaz. No obstante, reconociendo que algunas estrategias comunes pueden ayudar a afrontar ambas enfermedades, Malawi está empezando a reducir las infecciones y muertes causadas por esas dos afecciones que hasta hace poco eran tan persistentes.

Nuevas vacunas

Las vacunas contra los neumococos (que pueden causar neumonía, meningitis y otras enfermedades) y los rotavirus (la causa más común de emfermedad diarreica aguda) son dos de los medios más nuevos disponibles para luchar contra la neumonía y la diarrea. En noviembre de 2011, Malawi introdujo la vacuna antineumocócica en su programa de vacunación infantil sistemática, y en octubre de 2012 añadió la vacuna contra los rotavirus. Solamente hay otros tres países de la Región de África que proporcionen ambas vacunas: Ghana, República de Sudáfrica y Rwanda.

«El apoyo de la OMS, el UNICEF y la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) ha asegurado la protección de los niños de Malawi contra dos de las principales causas de mortalidad: la neumonía y la diarrea»

Dr. Storn Kabuluzi, Dirección General de Servicios Preventivos del Ministerio de Salud de Malawi

«El apoyo de la OMS, el UNICEF y la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) ha asegurado la protección de los niños de Malawi contra dos de las principales causas de mortalidad: la neumonía y la diarrea», manifiesta el Dr. Storn Kabuluzi, de la Dirección General de Servicios Preventivos del Ministerio de Salud de Malawi.

Un enfoque integrado

Si bien las vacunas son un elemento esencial de la prevención de la neumonía y la diarrea, necesitan combinarse con la lactancia materna y unos alimentos nutritivos, además de con un medio ambiente limpio. También es fundamental asegurar que las familias tengan acceso a los servicios de salud y los medicamentos adecuados.

Malawi es un país pionero en la adopción de este enfoque. Por ejemplo, cuando las embarazadas acuden a someterse a revisiones prenatales, también se les proporcionan estuches de higiene personal. Esta simple medida ha tenido como resultado un aumento de cerca de 30 veces en las buenas prácticas de tratamiento del agua de uso doméstico en tan solo tres años. También ha contribuido a aumentar en un 15% el número de madres que dan a luz en centros de salud y acuden a ellos para someterse a revisiones posteriores al parto.

Una ayudande de vigilancia de la salud (en uniforme azul) explica el proceso de preparación de la vacuna al Vicepresidente del país (derecha), junto a la Representante de la OMS (segunda de la derecha).
OMS/Hudson Kubwalo

«La OMS está colaborando con el Gobierno de Malawi para mostrar a otros países de la región que la integración de la prestación de intervenciones que reducen la mortalidad infantil por neumonía y diarrea es posible y provechosa», señala la Dra. Felicitas Zawaira, Representante de la OMS en Malawi. «En los últimos 10 años, la mortalidad infantil global se ha reducido a la mitad, y Malawi es uno de los pocos países africanos en vías de alcanzar el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio, a saber, reducir en dos terceras partes la mortalidad de los niños menores de cinco año entre 1990 y 2015.»

Llegar a los niños en las comunidades

Desde 2008, Malawi ha movilizado a cerca de 4000 “ayudantes de vigilancia de la salud” para que identificaran y atendieran a niños enfermos en comunidades de difícil acceso y los remitieran al hospital cuando fuera necesario. Además de reducir las defunciones por neumonía y diarrea, estas intervenciones tienen otras ventajas para la salud. Los ayudantes de vigilancia de la salud reciben formación y se les proporcionan estuches de medicamentos esenciales para tratar la fiebre, la diarrea, la neumonía y otras afecciones comunes. Suministran antibióticos a los niños con neumonía y sales de rehidratación oral y zinc en los casos de diarrea.

Nuevo plan de acción mundial

El 12 de abril de 2013, la OMS y el UNICEF pusieron en marcha el Plan de acción mundial para prevenir y combatir la neumonía y la diarrea. En el Plan se exhorta a una mayor integración de los esfuerzos por prevenir y tratar las dos enfermedades y se fijan los ambiciosos objetivos de reducir la mortalidad y mejorar el acceso a las intervenciones que salvan vidas, como las vacunas, la lactancia materna, las mejoras en el saneamiento y el agua potable, y el tratamiento: antibióticos para la neumonía y sales de rehidratación oral y zinc para la diarrea.

«Con demasiada frecuencia, las estrategias para luchar contra la neumonía y la diarrea funcionan en paralelo», indica la Dra. Elizabeth Mason, Directora de Salud de la Madre, el Recién Nacido, el Niño y el Adolescente en la OMS. «Pero, como están mostrando países como Malawi, lo más atinado desde el punto de vista de la salud y la economía es integrar más estrechamente estas estrategias.»

Compartir