La OMS ayuda a Filipinas a acelerar el envío de suministros sanitarios a las poblaciones afectadas

Noviember de 2013

El Gobierno de Filipinas ha establecido en el aeropuerto internacional de Mactan, en Cebú, una oficina de distribución de la ayuda que llega al país para su rápido envío a los beneficiarios. La función de la OMS en esa oficina consiste en facilitar la coordinación con las organizaciones internacionales que envían suministros de socorro sanitario.

El aeropuerto internacional de Mactan en Cebú, en la zona central de Filipinas, es el mayor de los cinco centros de suministros de ayuda humanitaria que llegan al país en respuesta al tifón Yolanda, recibiendo diariamente suministros de socorro procedentes de 28 países.

Para garantizar la rápida entrega de la ayuda recibida, el Gobierno ha establecido en la base aérea una oficina única en la que se realizan todos los trámites necesarios para el despacho de los suministros.

Coordinación de los suministros de socorro sanitario

En la base aérea de Cebú, funcionarios de la OMS se informan con oficiales filipinos acerca del primer avión que despegará para Tacloban para entregar suministros sanitarios.
OMS/I. Hamam

El Gobierno ha asignado a la OMS un espacio en la oficina única para facilitar la coordinación con las organizaciones internacionales que aportan al país suministros de socorro. Desde allí, la OMS trabaja con más de 20 organizaciones para coordinar el seguimiento de los suministros, los trámites de despacho y la carga y envío de medicamentos y equipo médico a las zonas afectadas por el tifón.

«Después del tifón, cuando se produjo una afluencia masiva de ayuda humanitaria, muchas organizaciones internacionales no estaban familiarizadas con los procedimientos para traer suministros de socorro y hacerlos llegar a las zonas afectadas. El Gobierno reconoció el valor añadido de la función de la OMS en lo tocante a la coordinación con las diversas organizaciones que enviaban suministros, y nos adjudicó desde el primer momento un lugar en la oficina», dice Rémy Prohom, experto en logística de la OMS destacado en el aeropuerto de Mactan.

Sistema en línea de seguimiento de los suministros

En una emergencia de esta magnitud, uno de los mayores problemas ha sido llevar un control de las enormes cantidades de suministros recibidos, y determinar a dónde debían enviarse. Mientras sigue llegando ayuda de donantes y asociados, la OMS ha establecido un sistema en línea de seguimiento de los suministros a fin de rastrear los productos sanitarios desde el momento en que son enviados hasta su distribución a la población afectada.

«Cuando conseguimos que los envíos sean liberados de aduana y encontramos el mejor medio de transportarlos a las zonas afectadas, sabemos que estamos haciendo lo que nos corresponde para ayudar a salvar vidas humanas.»

Rémy Prohom, experto en logística de la OMS destacado en el aeropuerto de Mactan.

Una vez cumplidos los procedimientos de rigor para el ingreso de los suministros, estos se vuelven a cargar en aviones, barcos y camiones que los transportan a las zonas más golpeadas como Tacloban, Roxas y Ormoc. Esta tarea debe coordinarse cuidadosamente ya que en algunas de las zonas afectadas las bases aéreas siguen teniendo baja capacidad operativa debido la escasez de energía eléctrica y el limitado espacio de almacenamiento.

Más de 24 vuelos parten cada día de la base aérea de Mactan llevando suministros de socorro a las zonas afectadas. «El apoyo de la comunidad internacional es impresionante», dijo Butch Guevera, portavoz principal de la Fuerza Aérea Filipina.

Centros de suministros humanitarios de la OMS

Además de facilitar el transporte y la entrega de los suministros que llegan, la OMS ha enviado medicamentos y equipo médico a Cebú desde sus propios centros de suministros humanitarios de Accra (Ghana), Brindisi (Italia) y Dubai (Emiratos Árabes Unidos).

«En el muelle de Cebú tenemos un depósito para el almacenamiento de suministros de la OMS, como medicamentos, botiquines de emergencia y tiendas de campaña. Los enviamos al personal de la OMS que trabaja en actividades de socorro en otras partes del país cuando los necesitan, y también los ponemos a disposición de los asociados con personal sobre el terreno», dice Rémy.

«Trabajando con el Gobierno, nuestra función es velar por que la ayuda se entregue sin retrasos ni limitaciones a las personas que la necesitan. Cuando conseguimos que los envíos sean liberados de aduana y encontramos el mejor medio de transportarlos a las zonas afectadas, sabemos que estamos haciendo lo que nos corresponde para ayudar a salvar vidas humanas. »

Compartir