La OMS y sus asociados apoyan la campaña de vacunación contra el sarampión en el estado de Borno en Nigeria

Noviembre de 2016

En el espacio de dos días, la OMS y sus asociados sanitarios ayudaron a vacunar contra el sarampión a más de 10 000 niños en los campamentos de desplazados internos en el estado de Borno, a pesar de los conflictos que lo asolan.

OMS/P. Ajello

Desde el 6 de junio de 2016, los casos de sarampión se han multiplicado en las clínicas de los campamentos de desplazados internos del estado de Borno. Entre principios de septiembre y finales de octubre, los puntos de notificación establecidos por la OMS en el marco del sistema de alerta y respuesta rápidas (EWARS) comunicaron 744 casos sospechosos de sarampión y 2 defunciones. La mayoría de estos niños nunca habían sido vacunados contra el sarampión y eran menores de cinco años.

Los datos de vigilancia, así como una encuesta realizada en los campamentos de Custom House y Muna garage, situados en Maiduguri, revelan que la cobertura de la vacuna contra el sarampión es muy baja, por lo que existe un riesgo elevado de que se produzca un brote de esta enfermedad muy contagiosa en los campamentos.

«Esta campaña permitirá llegar a las comunidades que se han visto privadas de servicios durante este conflicto de larga duración».

Babagana Abiso,
Director del programa de lucha contra las enfermedades,
Organismo nacional de desarrollo de la atención de salud primaria del estado de Borno

Millones de niños no tienen acceso a servicios de salud

«Debido al conflicto en el estado de Borno, millones de niños tienen un acceso restringido a la atención sanitaria básica y corren el riesgo de contraer enfermedades de rápida transmisión, como el sarampión y la poliomielitis», dice Babagana Abiso, Director del programa de lucha contra las enfermedades del Organismo nacional de desarrollo de la atención de salud primaria del estado de Borno.

«Esta campaña permitirá llegar a las comunidades que se han visto privadas de servicios durante este conflicto de larga duración».

Vacunación antisarampionosa en 18 campamentos de desplazados internos

Con el apoyo de la OMS y otros asociados, el Ministerio de Salud del estado espera llegar a más de 75 000 niños de edades comprendidas entre los 6 meses y los 15 años en 18 campamentos de desplazados, como los de Muna garage, Customs House y Fariya, donde las campañas ya han comenzado. De aquí a finales de noviembre, se ampliará la campaña a otros 15 campamentos en el municipio de Maiduguri y la circunscripción local de Jere.

«La OMS y sus asociados trabajan para prestar servicios que salvan vidas en el terreno. Nuestras prioridades inmediatas son llevar a cabo intervenciones urgentes, como las campañas de vacunación contra el sarampión y la poliomielitis, y responder al número creciente de casos de paludismo y enfermedades diarreicas», dice el Dr. Rex Mpazanje, Representante interino de la OMS en Nigeria.

«La OMS ha ayudado al Ministerio de Salud del estado a transportar más de 100 000 dosis de vacunas a Maiduguri y brindará apoyo logístico suplementario para subsanar otras deficiencias», añade el Dr. Mpazanje.

La OMS ayuda a formar a los equipos de vacunación

La OMS también brinda apoyo al gobierno del estado poniendo a su disposición personal y formando a profesionales sanitarios locales para que puedan dirigir campañas. En total, 13 equipos especializados en las poblaciones de difícil acceso participarán, con el apoyo de la OMS, en este ejercicio de vacunación llevado a cabo en los 18 campamentos.

Con el apoyo de la OMS y otros asociados sanitarios, los trabajadores sanitarios y voluntarios establecieron y dirigieron puntos de vacunación en los campamentos de Muna garage, Customs House y Fariya. Los encargados de la movilización comunitaria y los voluntarios fueron de puerta a puerta para explicar a los padres y los cuidadores dónde se encontraban los puntos de vacunación más cercanos y la importancia de la campaña de vacunación contra el sarampión. Se adoptará el mismo enfoque en el resto de los campamentos. Durante la campaña también se ofrecieron otros servicios, como la administración de vitamina A o la detección de malnutrición.

El sarampión es una enfermedad vírica muy infecciosa y una de las principales causas de mortalidad entre los niños pequeños en todo el mundo. El riesgo de enfermedad y muerte es particularmente elevado entre los niños que presentan malnutrición.