Organización Mundial de la Salud

10 datos sobre el paludismo

OMS/S. Hollyman

Dormir bajo mosquiteros tratados con insecticidas de acción prolongada es una forma de protegerse contra el paludismo.

Estos mosquiteros son una protección personal contra las picaduras de mosquitos. Pueden utilizarse en zonas con gran transmisión del paludismo para proteger a la población en mayor riesgo, tales como niños pequeños y embarazadas. La eficacia de estos mosquiteros dura entre tres y cinco años, dependiendo del modelo y de las condiciones de utilización. Según el Informe mundial sobre el paludismo 2011, el 96% de las personas que tienen acceso a mosquiteros, los utilizan.

© OMS. Reservados todos los derechos