Organización Mundial de la Salud

10 datos sobre la actividad física

Una joven jugando bádminton y otra corriendo
OMS/ V. Candeias

La actividad física es beneficiosa, tanto si es de intensidad moderada como si es vigorosa

La intensidad se refiere al ritmo al que se realiza la actividad, es decir, «el esfuerzo que uno pone en realizar la actividad».

La intensidad de las diferentes formas de actividad física varía según las personas. Dependiendo de la forma física de cada uno, algunos ejemplos de actividad física moderada serían caminar a paso ligero, bailar o realizar las tareas domésticas. Algunos ejemplos de actividad física vigorosa serían: correr, andar en bicicleta rápido, nadar rápido o mover grandes pesos.

© OMS. Reservados todos los derechos