Organización Mundial de la Salud
Cara a cara con la enfermedad crónica
La historia de Roberto y las secuelas de su accidente cerebrovascular
Roberto Severino Campos
OMS/Chris de Bode

De joven, Roberto nunca dio importancia a su hipertensión arterial ni a su consumo de alcohol y tabaco. «Era muy terco», recuerda su hija Noemia, de 31 años. «No se podía hablar de su salud.»

© 2005 Organización Mundial de la Salud. Reservados todos los derechos