¿Es cierto que la carencia de yodo provoca lesiones cerebrales?

Preguntas y respuestas en línea
10 de junio de 2005

P: ¿Es cierto que la carencia de yodo provoca lesiones cerebrales?

R: La carencia de yodo es la principal causa de lesiones cerebrales durante la infancia. Produce una alteración del desarrollo cognitivo y motor que influye en el rendimiento escolar del niño. En la edad adulta, merma la productividad y la capacidad de encontrar empleo. Las personas con carencia de yodo pueden tener una pérdida de hasta 15 puntos en el coeficiente intelectual; casi 50 millones de personas padecen distintos grados de lesiones cerebrales por esta causa.

Es particularmente importante que la alimentación de las embarazadas contenga suficiente yodo, pues este mineral es un nutriente indispensable para el desarrollo del feto, y en especial de su cerebro. La carencia de yodo durante el embarazo no sólo produce lesiones cerebrales en el feto sino también bajo peso en el recién nacido, nacimiento prematuro y mayor mortalidad perinatal e infantil.

Los niños pequeños también están especialmente expuestos, pues durante los dos primeros años de vida el cerebro sigue necesitando yodo para desarrollarse. Además, la carencia de yodo en los niños produce trastornos del desarrollo físico y cognitivo e hipotiroidismo.

Según las últimas estimaciones de la OMS, 2000 millones de personas, lo que equivale a la tercera parte de la población mundial, están expuestas a padecer carencia de yodo. Aunque esta carencia sea más grave en los países en desarrollo, afecta a todos los países por igual.

La prevención de la carencia de yodo no es ni difícil ni costosa. Uno de los métodos mejores y más baratos de prevenirla consiste simplemente en yodar la sal de mesa, algo que ya se hace en muchos países. Se ha observado una mejora espectacular del estado nutricional de la población en relación con el yodo en todos los lugares donde hace más de un año que se yoda la sal de mesa.

Debido a los efectos adversos de la carencia de yodo en el desarrollo cerebral, la 58ª Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución en la que se insta a la comunidad internacional, y en particular a la OMS y el UNICEF, a redoblar los esfuerzos encaminados a combatir la carencia de yodo en los 54 países más afectados. Las actuaciones deben comprender:

  • un compromiso decidido de las autoridades de salud pública;
  • la educación del público
  • una colaboración efectiva con todas las partes interesadas, en especial la industria de la sal
  • un buen sistema de seguimiento para asegurarse de que la sal esté debidamente yodada
  • legislaciones nacionales sobre la sal yodada que se apliquen efectivamente.

ENLACES CONEXOS

Compartir