¿Cuán frecuentes son los dolores de cabeza?

Preguntas y respuestas en línea
12 de febrero de 2014

P: ¿Cuán frecuentes son los dolores de cabeza?

R: Los dolores de cabeza (cefaleas) son extremadamente frecuentes. Casi todas las personas tienen dolor de cabeza de forma ocasional. Cuando ocurren repetidamente, son un síntoma de cefalea crónica. El tipo más común de cefalea crónica es la cefalea tensional, que en los países desarrollados afecta a más de un tercio de los hombres y a más de la mitad de las mujeres. Algunos estudios recientes muestran que estas proporciones son similares en los países en desarrollo. Menos conocida es la proporción de cefaleas crónicas caracterizadas por dolores de cabeza muy frecuentes: hasta uno de cada 20 adultos sufre dolor de cabeza todos o casi todos los días.

La migraña también es muy frecuente, ya que afecta al menos a uno de cada siete adultos en todo el mundo. Se da en todos los continentes, aunque por razones aún desconocidas parece tener una menor incidencia en el Lejano Oriente. Es hasta tres veces más común en mujeres que en hombres, tendencia que se observa en todos los lugares. Esta diferencia se debe a factores hormonales. La migraña ha sido estudiada mejor que otros tipos de cefalea crónica. Generalmente comienza en la pubertad y afecta sobre todo al grupo de 35 a 45 años, aunque también puede manifestarse en personas mucho más jóvenes e incluso en niños.

Las cefaleas son molestas e incapacitantes. Pueden causar un sufrimiento considerable, reducir la calidad de vida y producir pérdidas económicas. Los episodios repetidos y el temor, a menudo constante, a un nuevo episodio pueden alterar la vida familiar, social y laboral. Sin embargo, muchas personas, entre ellas muchos profesionales sanitarios, tienden a considerar las cefaleas como molestias menores o triviales. Ello hace que la carga física, emocional, social y económica que suponen las cefaleas no sea debidamente reconocida.

En la mayoría de los casos el tratamiento eficaz de las cefaleas no requiere especialistas ni equipamiento y pruebas caras. Generalmente pueden tratarse adecuadamente en atención primaria. Los componentes esenciales del tratamiento eficaz son la concienciación sobre el problema, el diagnóstico correcto, la evitación de tratamientos inadecuados, las modificaciones pertinentes del estilo de vida y el uso fundamentado de tratamientos farmacológicos eficaces y rentables.

Enlaces conexos

Compartir