¿Hay suficiente personal sanitario en la mayoría de los países?

Preguntas y respuestas en línea
4 de abril de 2006

P: ¿Hay suficiente personal sanitario en la mayoría de los países?

R: Cincuenta y siete países, la mayoría de ellos en África y Asia, padecen graves carencias de personal sanitario. La OMS calcula que para paliar esa situación se necesitan al menos 2 360 000 proveedores de servicios de salud y 1 890 000 profesionales de gestión y de apoyo, es decir, un total de 4 250 000 agentes de salud.

La situación es particularmente grave en el África subsahariana. Aunque cuenta con el 11% de la población mundial y el 24% de la carga mundial de morbilidad, apenas tiene el 3% del personal sanitario del mundo. Treinta y seis países africanos se enfrentan a carencias críticas, lo que significa que tienen menos de 2,3 médicos, enfermeras y parteras por cada 1000 habitantes. Esos países son incapaces de prestar de forma sostenida servicios básicos que salvan vidas. Por ejemplo, raras veces alcanzan una cobertura del 80% con la inmunización contra el sarampión o de presencia de parteras adiestradas. Si no se adoptan medidas rápidamente, la situación empeorará.

En los países desarrollados, el aumento de las afecciones crónicas entre las poblaciones que envejecen, y el envejecimiento de sus propios agentes de salud ha llevado a una demanda cada vez mayor de personal sanitario. Cada año, las malas condiciones de trabajo en el propio país y los mejores sueldos en el extranjero empujan a miles de profesionales sanitarios de los países en desarrollo a buscar trabajo en los países ricos, con lo que la escasez de personal se agrava.

Para afrontar esta crisis, se necesita de inmediato hacer más inversiones directas en la capacitación y el apoyo al personal sanitario. Habrá que invertir fondos iniciales para capacitar a más agentes de salud. A medida que éstos se gradúen y se incorporen a la fuerza de trabajo, se necesitarán más fondos para pagar sus sueldos. Para capacitar y pagar el sueldo a los cuatro millones de profesionales que se necesitan en los 57 países con graves carencias de personal, los presupuestos sanitarios tendrán que aumentar en al menos US$ 10 por habitante al año. Sin embargo, muchos países no pueden hacerlo por sí solos; necesitan ayuda de los donantes internacionales.

La OMS insta a todos los países a dar prioridad al personal sanitario y poner en marcha un plan nacional para gestionarlo. Los gobiernos también han de invertir en los profesionales sanitarios que ya estén en ejercicio, para que se adapten a la evolución de las prioridades.

ENLACES CONEXOS

Compartir