¿Cómo contribuye la reducción de riesgos a salvar vidas en los desastres?

Preguntas y respuestas en línea
Octubre de 2012

P: ¿Cómo contribuye la reducción de riesgos a salvar vidas en los desastres?

R: Las emergencias pueden surgir en cualquier país y en cualquier momento. Los desastres pueden alterar gravemente el funcionamiento de la comunidad y hacer que la población pase a depender de la ayuda exterior. No obstante, es mucho lo que se puede hacer para prevenir y reducir los efectos de los desastres y reforzar la respuesta de las comunidades en riesgo.

Los países con sistemas de salud bien desarrollados y personal sanitario bien formado y equipado están mucho mejor preparados para los desastres. Cuando una comunidad está bien preparada se pueden salvar muchas vidas en las primeras horas de una emergencia, antes de la llegada de la ayuda exterior. La población es la que mejor conoce los riesgos locales y sus propias necesidades.

Para reducir los riesgos futuros y las pérdidas materiales y humanas, la OMS ayuda a los países a reforzar la resiliencia de los sistemas de salud mediante la gestión de los riesgos en las emergencias, estrategia que abarca medidas que van desde la prevención hasta la recuperación, pasando por la preparación y la respuesta. Entre las medidas de gestión de los riesgos en las emergencias se encuentran:

  • la creación de políticas y estrategias nacionales propicias, y la asignación de recursos para la gestión de los riesgos;
  • la mejora del acceso a una atención primaria de calidad antes de que se produzca el desastre, así como durante las fases de respuesta y recuperación;
  • la capacitación y equipamiento del personal sanitario, y su inclusión en la planificación frente a todo tipo de emergencias;
  • la identificación de los peligros, las vulnerabilidades y la capacidad de evaluación de los riesgos;
  • la difusión de conocimientos sobre los riesgos en las emergencias y la educación sanitaria, por ejemplo en materia de saneamiento e higiene;
  • la alerta temprana de los profesionales sanitarios y de las comunidades en caso de emergencia, y
  • la protección de los centros sanitarios frente a los peligros y la preparación para la respuesta sanitaria de emergencia.
Compartir