Género y salud de la mujer

Igualdad de derechos e igualdad de oportunidades: el progreso de todos

Introducción

Igualdad de derechos e igualdad de oportunidades: el progreso de todos
Día Internacional de la Mujer - 8 de marzo de 2010

El tema del Día Internacional de la Mujer de este año, «Igualdad de derechos e igualdad de oportunidades: el progreso de todos», vuelve a recalcar que la igualdad de derechos y oportunidades conduce a una mejora de los resultados sanitarios de mujeres y niñas.

La discriminación de mujeres y niñas, o lo que se conoce como discriminación por motivos de género, es una de las violaciones de los derechos humanos más extendida. Limita gravemente la capacidad de las mujeres, las niñas y las comunidades en las que viven de proteger y promover su salud.

  • La salud de las mujeres y las niñas precisa la adopción de medidas jurídicas y políticas como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

  • La discriminación por motivos de género limita la consecución de los objetivos internacionales de salud y desarrollo, como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

  • Las desigualdades sanitarias son el resultado de fallos sistémicos en la realización del derecho a la salud para todos.

Camino que hay que seguir: igualdad de derechos e igualdad de oportunidades para las mujeres y las niñas AHORA

La discriminación por motivos de género está irrevocablemente relacionada con resultados sanitarios negativos para las mujeres y las niñas. Los pobres resultados sanitarios asociados a dicha discriminación suelen verse agravados por otras formas de desigualdad relacionadas con la situación socioeconómica, el origen étnico, la orientación sexual, la afiliación religiosa o la ubicación geográfica. Aunque estas desigualdades suelen estar codificadas en formas 'normalizadas' de vida – o se están imponiendo como tales-, el Día Internacional de la Mujer renueva nuestra disposición a denunciar las violaciones de los derechos humanos y a luchar contra los sistemas, estructuras y prácticas inicuos que perpetúan las desigualdades sanitarias en todo el mundo.

La igualdad de género es buena para la salud.

«Los factores que impiden que mejore la salud de la mujer no son de carácter fundamentalmente técnico o médico. Son de tipo social y político, y ambos corren parejos». Dra. Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud, durante la presentación del informe Las mujeres y la salud: los datos de hoy, la agenda de mañana. Noviembre de 2009.

Compartir