Género y salud de la mujer

Estudio multipaís de la OMS sobre salud de la mujer y violencia doméstica contra la mujer


Objetivos

El Estudio de la OMS pretendía abordar algunas de las deficiencias existentes en la investigación internacional sobre la violencia contra la mujer. Concretamente, los objetivos del Estudio fueron los siguientes:

  • estimar la prevalencia de la violencia contra la mujer, y especialmente la violencia física, sexual y psíquica infligida por su pareja;
  • evaluar la vinculación existente entre la violencia infligida por la pareja y una serie de síntomas y eventos relacionados con la salud;
  • definir los factores que pueden proteger a la mujer o exponerla a una situación de riesgo de violencia por parte de su pareja;
  • documentar y comparar las estrategias y los servicios que utilizan las mujeres para afrontar la violencia infligida por su pareja.

Este primer informe sobre los resultados del Estudio de la OMS presenta conclusiones preliminares sobre los objetivos 1, 2 y 4 (prevalencia, consecuencias para la salud y estrategias de manejo). El análisis de los factores de riesgo y de protección en lo que respecta a la violencia se abordará en un próximo informe.

El Estudio de la OMS también tenía por objeto desarrollar nuevos métodos para medir la violencia en diferentes culturas, así como aumentar, en el ámbito nacional, la capacidad y la colaboración entre los investigadores y las organizaciones de mujeres que trabajan en el campo de la violencia. El Estudio también pretendía fomentar la sensibilización sobre esta cuestión entre los investigadores, los responsables de la formulación de políticas y los dispensadores de servicios sanitarios. La participación de organizaciones promotoras de la salud de la mujer en el proceso de investigación ha sido esencial para garantizar el mantenimiento de las normas de seguridad establecidas en el Estudio, la prestación de servicios de seguimiento a las encuestadas que los necesitaban, así como la utilización de las conclusiones del Estudio para defender a la mujer y lograr cambios políticos. El Estudio ha dejado tras de sí, en los países participantes, una red de personas comprometidas con la erradicación de la violencia contra la mujer.

Si bien el plan original del Estudio de la OMS incluía una encuesta realizada a los hombres, no fue posible realizarla (véase el recuadro 1.1).


recuadro 1.1 En un principio, en el marco del Estudio de la OMS debía entrevistarse tanto a hombres como a mujeres, lo que habría permitido comparar los testimonios sobre la violencia de los hombres y las mujeres e investigar el número de casos de abusos físicos o sexuales infligidos al hombre por su pareja. No obstante, se llegó a la conclusión de que el hecho de entrevistar a hombres y mujeres de una misma familia podía exponer a la mujer a una situación de riesgo de maltrato en el futuro. La alternativa, consistente en entrevistar a un número equivalente de hombres de familias distintas con un equipo de entrevistadores masculino, no contaba con los recursos financieros necesarios. Con todo, la experiencia de los hombres en relación con la violencia infligida por la pareja constituye un tema importante que debe explorarse en el marco de investigaciones futuras. También es esencial conocer las creencias, actitudes y características de los hombres autores de la violencia contra la mujer.

Compartir