Género y salud de la mujer

Violencia contra la mujer infligida por personas distintas de la pareja


Violencia física y sexual infligida, a partir de los 15 años, por personas distintas de la pareja

La información facilitada por las mujeres que habían sido víctimas, desde los 15 años, de violencia fsica o sexual, o ambas, ejercida por una persona distinta de su pareja variaba mucho de un lugar a otro. La prevalencia combinada de violencia física y sexual infligida, después de los 15 años, por una persona distinta de la pareja oscilaba entre el 5% en Etiopía y el 65% en Samoa. En todos los países, los entornos urbanos registraron niveles más elevados de este tipo de violencia que los entornos provinciales, excepto en Perú. A pesar del alto índice de violencia infligida por la pareja en la provincia de Etiopía, es interesante saber que menos del 5% de las mujeres en estos entornos declaró haber sufrido maltrato físico o sexual infligido por alguien distinto de su pareja.

Violencia física desde los 15 años

El índice más elevado de violencia física infligida por una persona distinta de la pareja se registró en Samoa (62%), seguido de Perú (28% en el entorno urbano y 32% en el provincial). Incluso en los entornos que registran los porcentajes más bajos (Etiopía y Japón), la cifra se situaba en torno al 5%. En la mayora de los entornos, en general la violencia fue infligida por una persona, aunque en el entorno provincial de Bangladesh, Namibia, Perú, Samoa y la República Unida de Tanzanía, más de una quinta parte de las entrevistadas que habían sido víctimas de violencia física por parte de una persona distinta de la pareja mencionó a dos o más autores. Entre los autores del maltrato físico infligido por alguien distinto de la pareja que más se mencionaron destacan los padres y otros miembros masculinos o femeninos de la familia, aunque en algunos entornos (Bangladesh, Namibia, Samoa y la República Unida de Tanzanía) también fueron mencionados con frecuencia los profesores.

Violencia sexual desde los 15 años

Se preguntó a las entrevistadas si, desde los 15 años, alguien que no fuera su pareja las había forzado a tener relaciones sexuales o a realizar un acto sexual que no desearan. El índice más elevado (entre el 10% y el 12%) se registró en Perú, Samoa y en el entorno urbano de la República Unida de Tanzanía, y los niveles inferiores a 1% se registraron en los entornos provinciales de Bangladesh y Etiopía. Entre los autores citados destacan extraños, novios y miembros varones de la familia (sin incluir a los padres) o amigos varones de la familia.

Comparación entre la violencia infligida por la pareja y la violencia infligida por una persona distinta de la pareja

Una percepción común es que las mujeres corren mayor riesgo de sufrir experiencias violentas a manos de extraños que a manos de sus parejas o de otros conocidos. Sin embargo, los datos recabados muestran que ese no es ni mucho menos el caso (Figura 7). Mientras que entre el 4% (Etiopía) y el 35% (provincia de Perú) de las mujeres que declararon haber sido víctimas de violencia desde los 15 años había sufrido maltrato tanto por sus parejas como por otras personas, en Etiopía casi todos los actos violentos son infligidos por la pareja, mientras que en Samoa las mujeres son víctimas sobre todo de violencia ejercida por personas distintas de su pareja. En la mayoría de los entornos examinados, más del 75% de las mujeres que habían sido víctimas de violencia física o sexual desde los 15 años informó haber sufrido maltrato a manos de su pareja. Sólo en los entornos urbanos de Brasil y Samoa, al menos el 40% de las mujeres había sido víctima de violencia infligida por alguien distinto de su pareja.

Compartir