Género y salud de la mujer

Violencia contra la mujer infligida por personas distintas de la pareja


Primera relación sexual forzada

Se preguntó a las entrevistadas si su primera relación sexual fue (a) forzada, (b) no deseada, aunque no forzada, o (c) de elección propia, y la edad en la que había tenido lugar. En 10 de los 15 entornos examinados, más del 5% de las mujeres que habían tenido relaciones sexuales declaró haber sido forzada a tenerlas, como muestra la Figura 9. Esta cifra superó el 14% en Bangladesh, Etiopía, y en el entorno provincial de Perú y la República Unida de Tanzanía. Las considerables variaciones registradas pueden deberse, en parte, a las actitudes sociales sobre la sexualidad femenina (por ejemplo, en las culturas donde está mal visto que las mujeres expresen su deseo de tener relaciones sexuales, puede que haya una mayor tendencia a que las mujeres informen de haber sido forzadas a tener su primera relación sexual) o a verdaderas diferencias culturales en la capacidad de la mujer para controlar las circunstancias de su primera experiencia sexual.

En todos los entornos examinados, con la excepción de Etiopía, cuanto más joven era la mujer en el momento de tener su primera experiencia sexual, más probabilidades había de que hubiera sido forzada a tenerla. La Figura 10 muestra que en más de la mitad de los entornos estudiados, más del 30% de las mujeres que habían tenido relaciones sexuales por primera vez antes de los 15 años declaró haber sido forzada a tener dicha experiencia sexual. Este resultado coincide con el de otros estudios, que han revelado la existencia de un fuerte vínculo entre la iniciación sexual precoz y la coacción (16). En algunos países, concretamente en Bangladesh y Etiopía, es probable que el alto índice de primeras experiencias sexuales forzadas esté relacionado con la iniciación sexual precoz en el contexto de los matrimonios prematuros, más que con la violencia infligida por personas conocidas o extraños.

Compartir