Cambio climático y salud humana

Adaptación al cambio climático para proteger la salud humana

Resumen del proyecto mundial

La OMS, junto con el PNUD, puso en marcha en 2010 el primer proyecto mundial sobre adaptación de la salud pública al cambio climático. Esta serie de proyectos piloto tiene como finalidad “aumentar la capacidad de adaptación de las instituciones de los sistemas nacionales de salud, incluidos los profesionales de campo, para que puedan responder a los riesgos sanitarios relacionados con el clima”.

La ejecución de este proyecto corre a cargo de los ministerios de salud y de otros asociados nacionales pertinentes de Barbados, Bhután, China, Fiji, Kenya, Jordania y Uzbekistán. Las experiencias y enseñanzas compartidas en el marco de este proyecto contribuirán de forma significativa a determinar las mejores prácticas para hacer frente a los riesgos sanitarios derivados de la variabilidad y el cambio climáticos.

En todos los países mencionados, el proyecto tiene cuatro objetivos: mejorar los sistemas de alerta y respuesta tempranas; fortalecer la capacidad de los actores nacionales; poner a prueba medidas específicas de reducción de los riesgos para la salud; y documentar y compartir las experiencias de los países a la hora de afrontar los riesgos para la salud derivados del cambio climático en sus respectivos territorios.

En este proyecto mundial se aborda un amplio abanico de problemas relacionados con la salud, ya que, en su conjunto, los riesgos sanitarios asociados al cambio climático a que hacen frente estos siete países son los propios de los pequeños estados insulares en desarrollo, las zonas de altiplano, las zonas con escasez de agua y los contextos urbanos. Por ejemplo, China se centrará en fortalecer los sistemas de alerta y respuesta tempranas para hacer frente al calor extremo en entornos urbanos; por su parte, Jordania dará prioridad al control de las enfermedades diarreicas incrementando la seguridad de la reutilización de las aguas residuales como respuesta a la escasez de agua; y, por último, en lo que respecta a los cambios producidos en los riesgos de enfermedades transmitidas por vectores, estos serán abordados por Bhután y Kenya en cuanto países con zonas de altiplano, y por Barbados y Fiji en cuanto pequeños Estados insulares.

Este proyecto de la OMS y el PNUD recibe US$4.5 millones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y del Fondo Especial para el Cambio Climático (FECC) para sus actividades, y amplifica el impacto de la significativa cofinanciación y apoyo en especie recibidos en 2010-2014.

Compartir