Cambio climático y salud humana

Recursos de adaptación para los asociados en la esfera de la salud


Adaptación al cambio climático

El cambio climático representa una amenaza considerable y emergente para la salud pública. En todo el mundo se está procurando lentamente mitigar el cambio climático mediante la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Sin embargo, estas medidas no bastarán ni llegan a tiempo para impedir que el cambio climático repercuta negativamente en los ecosistemas, las poblaciones y la salud humana. El sector de la salud debe adoptar enfoques y medidas estratégicos para hacer frente a los riesgos nuevos y adicionales para la salud que conlleva el cambio climático.

La adaptación al cambio climático significa proteger la salud humana identificando los riesgos sanitarios que provoca y proponiendo soluciones para reducir la vulnerabilidad de las comunidades a la exposición a dichos riesgos o mejorar la gestión de los programas y sistemas sanitarios.

La OMS colabora con los Estados Miembros y los asociados para concienciar acerca del problema, fortalecer la capacidad, llevar a cabo evaluaciones de la vulnerabilidad y la adaptación, y diseñar y aplicar proyectos y estrategias de adaptación climática para el sector de la salud.

En 2010, la OMS celebró una consulta con varios de los países menos adelantados en la que se propuso un conjunto de actividades esenciales de salud pública en las que se debería invertir para proteger a las poblaciones de dichos países.

Compartir