Acción sanitaria en las crisis humanitarias

Informe nº 7 sobre la situación

Periodo abarcado: 4 de enero 2005

Photo: Keystone

La máxima preocupación de la OMS sigue siendo la posibilidad de que aparezcan brotes epidémicos en toda la región. Confirmados algunos casos aislados de enfermedades diarreicas en los campamentos provisionales de cobijo de la India y Sri Lanka, las actividades deben centrarse en mejorar las condiciones higiénicas y el saneamiento para las personas desplazadas, estimadas en unos 3-5 millones. Se tiene noticia de casos de diarrea, que están siendo estudiados para descartar el cólera y la fiebre tifoidea. Especialmente preocupante es el hecho de que la situación que vive la región propicia la aparición de cólera, enfermedad ya conocida en la zona. La falta de agua potable y de servicios de saneamiento suficientes, el estrés y los traumas psicosociales y el hacinamiento de los campamentos acentúan el riesgo de brotes epidémicos. Las actividades de socorro están ya avanzadas, pero se requiere una acción coordinada entre todos los actores sanitarios.

CUESTIONES IMPORTANTES

  • Las actividades de socorro están llegando a más afectados, pero en Aceh hay aún algunas zonas a las que no se ha llegado. Debido a los daños sufridos por la infraestructura de los países afectados, el agua salubre y un saneamiento adecuado no están garantizados en la medida suficiente para asegurar que se reduzca al mínimo el riesgo de brotes epidémicos.
  • La ayuda de los organismos humanitarios se ha visto dificultada por los inmensos daños sufridos por la infraestructura, así como por las distancias que es necesario recorrer para llegar hasta las zonas afectadas más remotas.
  • Personas desplazadas que sufren estrés y traumas psicosociales viven en condiciones de hacinamiento sin la higiene y el saneamiento necesarios. Es necesario gestionar los campamentos de forma adecuada.
  • Hay que garantizar una distribución congruente del socorro mediante la acción coordinada de todos los actores sanitarios. «El sistema internacional está funcionando», ha dicho desde Nueva York Jan Egeland, Coordinador del Socorro de Emergencia de las Naciones Unidas.

DATOS MÁS RECIENTES SOBRE LA SITUACIÓN

Según las noticias aparecidas en los medios, en total han muerto 150 000 personas, medio millón han resultado heridas, y se estima que unos cinco millones se han quedado sin hogar en Asia Sudoriental de resultas del maremoto.


Nº de muertos Nº de heridos Nº de desaparecidos Nº de desplazados Daños Otros datos
Indonesia 94 081 > 2500 1351 271 908 172 subdistritos y 1550 aldeas destruidas
Sri Lanka 30 196 15 683 3846 834 849 Familias afectadas (212 223), viviendas (103 753) Campamentos creados (789)
India 9571 3281 sólo en Tamil Nadu 5914 627 119 Unidades de vivienda (136 198)/aldeas (883)/4171 hectáreas de tierras cultivadas 532 campamentos de socorro, 384 956 personas
Tailandia 5187 8457 3810 47 708 rescatadores movilizados
Maldivas 82 1313 26 8352 8500 evacuados a otras islas
Malasia 68 73 pacientes ingresados/694 pacientes ambulatorios
Myanmar 59 43 3 3205 sin hogar/viviendas afectadas (638) 592 viviendas de 17 aldeas destruidas
Somalia 46 283 1975 viviendas completamente destruidas 16 720 familias afectadas

En Somalia, se confirma la muerte de 46 personas, y las personas de más edad de las comunidades afectadas señalan que más de 252 pescadores siguen desaparecidos. Muchas personas presentan pequeñas heridas, pero sólo 283 son heridos graves. La mayoría de las 1975 viviendas dañadas/destruidas están completamente destrozadas, incluidas casas de piedra. Las 16 720 familias afectadas son pescadores permanentes y familias indigentes que sufren las consecuencias de la sequía o de lluvias torrenciales.

Los países se hallan en situación de alerta y están vigilando la posible aparición de brotes epidémicos mediante actividades de vigilancia de la morbilidad y verificación.

PRIORIDADES SANITARIAS

Enfermedades transmisibles
  • Indonesia: la OMS no tiene confirmación de ningún brote epidémico. El Ministerio de Salud del Gobierno de Indonesia, con ayuda técnica de la OMS y de otros organismos, ha instaurado un plan de acción de vigilancia epidemiológica y alerta inmediata ante brotes. A la mayor brevedad se establecerá un equipo de coordinación conjunta para la vigilancia en Banda Aceh.
  • Sri Lanka: en los campamentos del distrito de Batticaloa se notificaron el 1 de enero 120 casos de diarrea, aparecidos en 52 campamentos, pero al estudiar los casos más a fondo esa cifra se redujo a menos de 40, lo que se ajusta a los niveles de endemicidad. El suministro de cantidades suficientes de agua potable sigue siendo una importante necesidad, y un especialista de la OMS en agua y saneamiento está colaborando con el UNICEF y con la Junta para el Agua. Se está suministrando agua apta para el consumo a través de la red municipal de abastecimiento de agua corriente en campamentos ubicados en templos y escuelas, pero en algunos de los 80 campamentos del distrito de Batticaloa las instalaciones de aseo son insuficientes. Las actividades de la OMS aspiran a introducir de inmediato mejoras en el saneamiento de los campamentos, la eliminación de basuras, la gestión y la notificación. En la periferia se dispone de servicios de laboratorio para la prevención y el manejo de brotes, habiéndose desplegado técnicos, reactivos esenciales, suministros y equipo. Es necesario fomentar la higiene personal y educar a los hogares en el manejo seguro del agua de bebida. En los campamentos se ofrece también tratamiento para las enfermedades crónicas y apoyo psicosocial.
  • India: hasta la fecha los organismos gubernamentales que participan en las operaciones de rescate y socorro no han notificado ningún brote de enfermedades transmisibles. Se ha informado de algunos casos esporádicos de enfermedades diarreicas y de nueve casos de sarampión, pero el Ministerio de Salud está vigilando estrechamente la situación. Hay campamentos médicos/equipos médicos (75) operativos en Tamil Nadu. Se han desplegado además 101 equipos médicos fijos, 72 equipos médicos móviles y 568 equipos de personal paramédico para suministrar ayuda a las víctimas en Andhra Pradesh. El Gobierno del Estado ha enviado a 224 médicos a las zonas afectadas y se han organizado 40 campamentos médicos en el Estado de Kerala. Se ha otorgado prioridad a la prevención de los brotes en las Islas Nicobar; un equipo de expertos médicos dirigido por la Dirección General de Servicios de Salud se encuentra en estos momentos en Port Blair para coordinar las actividades sanitarias; 80 médicos y 20 enfermeras de instituciones centrales están desplegados en diversas islas, además de las actividades realizadas por las fuerzas armadas; en el buque INS Magar funciona un hospital de 120 camas; el 3 de enero se habían administrado 61,63 toneladas de medicamentos y desinfecciones de emergencia. En las zonas afectadas de Andaman y Nicobar se han desplegado 148 equipos médicos especializados.
  • Tailandia: entre los casos de enfermedades acumulados al 1 de enero y notificados por las seis provincias afectadas cabe citar los siguientes: diarrea aguda (167), infecciones de heridas (163), intoxicaciones alimentarias (33), neumonía (20), malaria (8) y dengue (7). Estas cifras se encuentran dentro de los márgenes de endemicidad, y la vigilancia de la morbilidad está funcionando a través de los hospitales públicos y privados y de todos los centros de salud, así como de las unidades médicas móviles de socorro, con el apoyo del Ministerio de Salud central. Los planes son seguir vigilando, vacunar contra el sarampión a un centenar de niños en un centro de socorro, y controlar los vectores de la malaria mediante actividades de rociamiento y de destrucción de los sitios que pueden convertirse en criaderos. El Ministerio de Salud Pública ha difundido entre el público alertas sanitarias e información sobre la propagación de las enfermedades. La Oficina de Epidemiología de dicho ministerio está vigilando también de cerca la situación para detectar toda propagación de enfermedades en las zonas afectadas por el maremoto y permanece en contacto diario con la OMS.
  • Maldivas: entre los problemas de salud notificados al 1 de enero por el Ministerio de Salud cabe citar los siguientes: diarrea aguda (419), fiebres víricas (387), IRA (73) y fiebres víricas con vómitos (16). El Ministerio de Salud no considera necesaria una vacunación masiva contra el sarampión ya que la última ronda de vacunación sistemática del EPI se llevó a cabo justo antes del 26 de diciembre. Hasta ahora no se han observado cambios importantes en el perfil de morbilidad. El Ministerio de Salud vigila la aparición de posibles brotes de dengue, fiebre tifoidea, shigelosis, hepatitis A y E, tifus de las malezas y leptospirosis.
  • Somalia: las enfermedades más frecuentes son las transmitidas por el agua, el sarampión, los traumas y las infecciones respiratorias agudas.
Salud ambiental (acceso a agua salubre e higiene, situación del saneamiento)
  • Sri Lanka: hasta ahora se viene suministrando agua potable a través del sistema municipal de abastecimiento de agua corriente en los campamentos ubicados en templos y escuelas en los lugares donde estuvieron los equipos médicos. Según la evaluación realizada por el equipo de la OMS, en al menos 4 de los más de 80 campamentos del distrito de Batticaloa, las instalaciones de aseo son claramente insuficientes. Son éstos campamentos de alto riesgo. Los equipos de la OMS que han regresado después de hacer una evaluación rápida de las necesidades sanitarias señalan que el saneamiento y la eliminación de las basuras son los aspectos de salud pública que hay que abordar prioritariamente y de forma planificada. La OMS y el UNICEF están apoyando a las autoridades locales en una acción coordinada de suministro de agua salubre y servicios de saneamiento en los campamentos. La fase de respuesta inmediata ya está superada, y lo que interesa ahora son las respuestas a corto y medio plazo. Es necesario fomentar la higiene y la educación sanitaria en los campamentos. La prevención de los brotes epidémicos mediante la mejora del agua y del saneamiento es fundamental.
  • India: exceptuando las Islas Nicobar, en la mayoría de las zonas afectadas el suministro de agua de bebida funciona con normalidad. Las zonas afectadas del continente disponen de cantidades suficientes de polvos y pastillas desinfectantes. Se señala que en Port Blair se ha conseguido restablecer el 80% del suministro de agua corriente. En Car Nicobar se han establecido tres puntos de suministro de agua. En otras islas el agua disponible procede de pozos y fuentes, mientras prosiguen las actividades para restablecer los sistemas de abastecimiento de agua corriente. Las Islas Nicobar han recibido 248 metros cúbicos de agua.
  • Maldivas: atolones e islas gravemente afectados siguen notificando problemas de contaminación y/o salinidad de las aguas. Casi todos los atolones afectados informan también de bloqueos o rupturas de los sistemas de alcantarillado.
  • Somalia: hay un sistema de abastecimiento de agua y 120 pozos poco profundos. Los sistemas y fuentes de abastecimiento de agua de todas las zonas visitadas estaban parcialmente destruidos. Casi todos los pozos poco profundos observados estaban completamente sepultados o contaminados por las inundaciones. La mayor parte de las aldeas costeras no disponen de letrinas debido al carácter rocoso del terreno; sus habitantes utilizan como letrina un terreno descubierto. Salvo en Bayla y Eyl, en ninguna de las zonas visitadas se vieron puestos de salud ni unidades de salud maternoinfantil. Las necesidades más acuciantes son el suministro de ayuda alimentaria para un periodo de seis meses; el suministro de cobijo, utensilios y ropa, especialmente para las familias que han perdido su hogar; y la rehabilitación de los sistemas de abastecimiento de agua y de los pozos poco profundos. Algunas zonas necesitarán abastecimiento de agua por carretera; construcción de letrinas para mejorar el saneamiento; suministro de medicinas; sensibilización sobre el saneamiento y consejos para el reasentamiento junto al mar.
Otros problemas sanitarios (salud maternoinfantil, salud mental, etc.)
  • Sri Lanka: se necesitan programas de salud mental y psicosocial para las personas traumatizadas. Hay que elaborar programas que hagan participar a los niños, especialmente a los que han perdido a sus padres. Los administradores de un campamento han permitido que se organizara un servicio de transporte para las personas que tienen a familiares heridos en el hospital. Este tipo de iniciativas de fácil aplicación favorecen la recuperación y fomentan la salud mental. Datos preliminares del distrito de Galle indican que el número total de niños afectados asciende a 228, 28 de los cuales han perdido a los dos progenitores, 126 han perdido a su madre y 74 han perdido al padre. El Gobierno está estudiando la posibilidad de crear un servicio de asesoramiento psicosocial en función del tipo y grado de estrés, y se está planteando asimismo movilizar a 24 psiquiatras de Sri Lanka, 100 estudiantes de psiquiatría, diversas ONG y especialistas expatriados, así como instituciones de otros países, para impartir asesoramiento de calidad y crear un equipo de consejeros psicosociales, cuyo número es insuficiente en Sri Lanka.
  • India: funcionarios del Gobierno están visitando actualmente las zonas afectadas para seguir evaluando la situación sanitaria. Es necesario proporcionar asesoramiento y apoyo social a las víctimas, sobre todo a quienes han perdido a familiares. La OMS ha iniciado conversaciones con el Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias (Centro Colaborador de la OMS sobre Salud Mental), la Sociedad de Psiquiatría de la India y el Instituto de Ciencias Médicas Vidyasagar, en Nueva Delhi, a fin de ayudar a los organismos en los distritos afectados lo antes posible.
  • Tailandia: muchas personas están traumatizadas y se niegan a regresar a sus aldeas. El Equipo de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública ha estado asistiendo a grupos de esas personas. Un experto en atención psicosocial de la Universidad se ha coordinado con el Ministerio de Salud Pública y ha movilizado a consejeros para que presten apoyo psicológico a las personas afectadas.
Sistemas de salud e infraestructuras (establecimientos de salud operativos, acceso, etc.)

La prioridad inmediata de la OMS es desplegar rápidamente más personal (expertos en temas tales como los desastres y la salud, enfermedades y vigilancia, agua y saneamiento, ayuda psicosocial, medios logísticos, etc.) en las zonas afectadas. La OMS está creando equipos importantes en sus oficinas y suboficinas de país, que disponen de salas de operaciones que funcionan las 24 horas al día. La Organización está trabajando para ayudar a las autoridades nacionales, en colaboración con el UNICEF y otros actores sanitarios importantes a nivel de país y sobre el terreno. Se ha movilizado a la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOAR), que está creando una Red de Pronta Alerta y Respuesta y un sistema de vigilancia, verificación y respuesta a las enfermedades en Indonesia, Sri Lanka, Maldivas, Tailandia y la India.

  • Sri Lanka: muchas personas que sufrían heridas leves están siendo derivadas hacia los hospitales. Se tiene acceso a los medicamentos esenciales de las instituciones sanitarias.
  • Maldivas: el problema sigue siendo el transporte y el acceso a la población dispersa por las islas a lo largo de 900 kilómetros. Sólo es posible transportar a las islas pequeñas cantidades de ayuda por barco, hidroavión o helicóptero. El mal tiempo de los últimos dos días ha dificultado la ayuda. Pequeños grupos de residentes han preferido permanecer en islas gravemente dañadas y siguen expuestos a los efectos del desastre. Se debate si procede o no reocupar permanentemente algunas de las islas. La reconstrucción de los servicios de salud se determinará después de haber tomado una decisión sobre el reasentamiento permanente.

LA OMS Y LA COORDINACIÓN DE LA AYUDA

La estrategia de la OMS en respuesta a la crisis en Asia Sudoriental se basa en lo siguiente:

Iniciativas interinstitucionales y mundiales
  • El Director General se encuentra ahora en Aceh, visitando Sri Lanka e Indonesia para evaluar la situación y las operaciones de la OMS.
  • El 6 de enero se lanzará en Nueva York el Llamamiento Urgente de las Naciones Unidas y se celebrará una reunión informativa. El Secretario General se encuentra en Yakarta para lanzar ese llamamiento urgente a fin de contribuir a las actividades de socorro y recuperación.
  • La Cumbre de Jefes de Estado de la ASEAN tendrá lugar en Yakarta el 6 de enero. En el orden del día de la reunión figuran la coordinación de la ayuda, la recuperación a largo plazo y el sistema de pronta alarma propuesto para la región.
  • El 7 de enero se celebrará una reunión especial sobre el desastre que congregará a los ministros europeos de salud, relaciones exteriores y desarrollo.
  • El 11 de enero se celebrará una reunión informativa en Ginebra con misiones de los Estados Miembros a nivel ministerial.
  • Se ha establecido un sistema de coordinación diaria con el UNICEF y la sede de la OMS, y se han emprendido acciones conjuntas en la mayoría de los países.
  • El Equipo Básico del Grupo de Trabajo Conjunto se está preparando y trabajará fuera de Bangkok. Jan Egeland ha entrado a participar en el Grupo Básico y cada día están teniendo lugar teleconferencias entre la OCAH (Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios), el personal sobre el terreno, el Grupo Básico y las unidades militares de respuesta a desastres.
  • El 3 de enero tuvo lugar en Ginebra una reunión de información del IASC (Comité Permanente entre Organismos) sobre el terremoto/maremoto sufrido por el Océano Índico. A ella asistieron representantes de la FAO, el CIOV, el PMA, la IFRC, el ACNUR, el PNUD, el UNICEF, la OMS y diversas secciones de la OCAH. La próxima reunión de información del IASC tendrá lugar el 5 de enero.
  • Margaret Wahlstrom, Coordinadora Especial del Secretario General para la Asistencia Humanitaria a los países afectados, ha finalizado su visita a las Maldivas.

Se está desplegando más personal de la OMS en Sri Lanka, Indonesia y Maldivas. Han comenzado los preparativos para enviar un total de 190 botiquines de emergencia (BE) nuevos, 100 botiquines de cirugía y 40 botiquines para diarreas a la región de Asia Sudoriental. La cobertura total de estos botiquines es la siguiente:

  • Alerta anticipada: seguimiento de la evolución de las enfermedades potencialmente mortales entre las personas en riesgo mediante el rápido establecimiento de organismos de vigilancia y de un sistema de pronta alarma con informes epidemiológicos diarios (movilización y despliegue de la GOARN)
  • Salud pública: ofrecimiento de orientación sobre aspectos esenciales de la salud pública (respuesta a brotes epidémicos, calidad del agua, eliminación de excretas, amenazas químicas, manejo de enfermedades crónicas, salud mental); y actuación en huecos críticos hasta que otros puedan asumir la tarea.
  • Acceso a asistencia sanitaria esencial: colaboración con todos los asociados para garantizar un acceso equitativo a atención de salud básica de calidad a través de hospitales y centros de salud clave.
  • Suministros médicos: contribuir a asegurar que las cadenas de suministro de productos médicos funcionen lo más eficientemente posible y respondan a las necesidades de los usuarios finales.
  • Coordinación: acción conjunta de los actores sanitarios a nivel local, nacional e internacional, con estrategias acordadas y medidas conjuntas.
Información de los países

Indonesia: El Director General se encuentra hoy en Aceh. Personal de la OMS y el UNICEF han establecido una base en Banda Aceh. También ha llegado a Aceh personal de la OMS (12) (incluidos coordinadores para desastres, tres epidemiólogos, 2 expertos en logística, un periodista y un oficial de administración). Los aspectos más problemáticos en Banda Aceh son la logística y las telecomunicaciones. Otro tema que está causando cierta preocupación es la seguridad. Actualmente hay un almacén en funcionamiento. Se van a poner en marcha también sistemas de transporte, dos vehículos y servicios de oficina. En cuanto sea posible se instalarán VSAT en el país. Han llegado diez BE para necesidades sanitarias básicas en crisis, los cuales permitirán atender a un total de 100 000 personas durante tres meses. También hay problemas de seguridad en Meulabo (Indonesia occidental).

  • BE: 1 900 000 personas;
  • botiquines de cirugía: 10 000 intervenciones/operaciones; y
  • botiquines para diarreas: 40 000 casos

Sri Lanka: el equipo de la OMS sobre el terreno, integrado ahora por nueve personas, se ha visto reforzado con diverso personal que incluye a un especialista en enfermedades, expertos en agua y saneamiento y epidemiólogos. Se están tomando disposiciones para desplegar más personal, y se están estableciendo tres oficinas en las zonas afectadas. Hay disponibles cuatro BE que permiten cubrir las necesidades sanitarias básicas de urgencia de un total de 40 000 personas durante tres meses. Equipos de la OMS encargados de hacer una rápida evaluación de la situación sanitaria y que han regresado de los distritos del norte del país han señalado que hay unos 80 campamentos de personas desplazadas dispersos en los tres distritos afectados. En la Secretaría de Presidencia tienen lugar diariamente reuniones de coordinación presididas por el Asesor del Presidente. El Ministerio de Salud celebró su reunión de coordinación semanal y dio las gracias a la comunidad internacional, en particular a la OMS. El Ministerio ha señalado que la situación sanitaria en los campamentos está bajo control, gracias a los esfuerzos conjuntos del sistema asistencial del Gobierno y de la comunidad internacional, ha pedido la ayuda de ésta para los trabajos de rehabilitación y construcción, y ha señalado que aportará equipos médicos de campaña, sobre todo en los lugares cuyos servicios de salud se han visto dañados. Es probable que se establezcan seis hospitales de campaña extranjeros en las zonas más periféricas, gracias a la generosa contribución de los diferentes países.

India: la OMS ha respaldado las actividades de inmunización realizadas durante las últimas 24 horas en el distrito de Cuddalore (Tamil Nadu), en Pondicherry y Karikal U.T. En total, 3172 niños han recibido la vacuna antisarampionosa, la OPV y vitamina A.

Maldivas: la oficina en el país se ha visto reforzada por cuatro funcionarios más (un experto en logística y tres expertos en enfermedades y vigilancia). Han llegado cinco BE que suponen una atención básica de emergencia para un total de 50 000 personas durante tres meses, y están en marcha tres botiquines de cirugía.

Myanmar: la OMS participa en la coordinación sanitaria, el intercambio de información y las evaluaciones de las necesidades con el Ministerio de Salud, organismos de las Naciones Unidas y ONG a través del Grupo de las Naciones Unidas sobre la preparación para casos de desatre y mitigación de sus efectos. La OMS sigue facilitando al Ministerio de Salud, embajadas y organizaciones no gubernamentales internacionales datos actualizados regularmente, así como los documentos normativos y ayuda técnica pertinentes de la OMS.

A través del Programa de Acción Sanitaria de Emergencia para Asia Sudoriental, las necesidades financieras para articular la respuesta sanitaria de la OMS durante los próximos tres meses se estiman en US$ 40 millones. La OMS agradece las prontas contribuciones realizadas por la Orquesta Filarmónica de Viena (dinero en efectivo) y por los Gobiernos del Reino Unido (dinero en efectivo y contribuciones en especie del DPDI), Italia (especie), Suiza (especie), Francia (efectivo), Noruega (especie), Canadá (especie), China (especie), Finlandia (efectivo) y Alemania (especie). Las expresiones de apoyo de particulares de todo el mundo son abrumadoras.

Compartir