Acción sanitaria en las crisis humanitarias

Inquietud acerca de la crisis nuclear en el Japón - Preguntas frecuentes

29 de abril de 2011


Efectos en la salud

¿Cuáles son los efectos agudos de la exposición a la radiación?

  • Si la dosis de radiación supera cierto umbral, puede provocar efectos agudos tales como enrojecimiento de la piel (eritemas), pérdida de cabello, quemaduras, y síndrome agudo por irradiación.
  • En caso de accidente en una central nuclear, no es probable que la población se vea expuesta a dosis suficientemente elevadas para causar esos efectos.
  • Es más probable que los miembros de los equipos de rescate y de primera intervención, así como los trabajadores de las centrales, se expongan a dosis de radiaciones suficientemente elevadas para causar efectos agudos.

¿Qué efectos a largo plazo se pueden prever en caso de exposición a la radiación ionizante?

  • La exposición a la radiación ionizante puede aumentar el riesgo de cáncer.
  • La exposición a la radiación puede aumentar el riesgo de cáncer. Durante las emergencias nucleares se puede liberar yodo radiactivo, que si se inhala o se ingiere se concentra en la glándula tiroides y ello aumenta el riesgo de cáncer de este órgano. Las personas expuestas al yodo radiactivo pueden disminuir el riesgo de cáncer de la tiroides ingiriendo pastillas de yoduro de potasio, que ayuda a prevenir la fijación del yodo radiactivo.
  • El riesgo de cáncer de la tiroides consecutivo a una irradiación es más elevado en los niños y los adultos jóvenes.

¿Entraña la irradiación algún riesgo para los fetos?

  • La irradiación entraña un riesgo de lesión cerebral para los fetos de 8 a 25 semanas de gestación.
  • Los estudios han constatado lesiones cerebrales en fetos expuestos a una dosis aguda de radiación superior a los 100 mSv durante las semanas 8 a 15, y a una dosis aguda superior a los 200 mSv durante las semanas 16 a 25. Al margen de las semanas 8 a 25, los estudios no han constatado riesgos para el cerebro fetal debidos a la radiación.

¿Qué repercusiones emocionales puede tener un accidente nuclear en los niños, y cómo se les puede ayudar?

  • Los desastres pueden tener grandes repercusiones emocionales en los niños y provocar trastornos emocionales a largo plazo. Los niños que presenten síntomas de estrés, tales como dificultades para dormir, pérdida de apetito, aparición de nuevos miedos, cambios de comportamiento (por ejemplo, pérdida de independencia o enuresis nocturna) o gran preocupación por la crisis, deben recibir más atención por parte de la familia y de otros cuidadores.
  • Los niños son uno de los grupos más vulnerables de la población afectada por un accidente nuclear, dado que no lo pueden entender plenamente ni procesar los efectos inmediatos y crónicos de la emergencia. Los miembros de la familia y los cuidadores deben intentar averiguar qué es lo que piensan del desastre y cuáles son sus sentimientos. Si el niño está asustado porque ha entendido mal lo que ha ocurrido, se le deben dar explicaciones simples, evitando los detalles más alarmantes. Los niños necesitan poder jugar y relajarse. Hay que estimular a los niños mayores para que ayuden y mantengan sus quehaceres habituales.
  • Las reacciones al estrés dependen del nivel de desarrollo y generalmente se caracterizan por cambios del comportamiento habitual. Las reacciones pueden durar días, semanas o meses. Se debe consultar a un pediatra o a un especialista en salud mental en caso de que la ansiedad o el duelo interfieran en las actividades cotidianas o de que las emociones no se atenúen con el tiempo. La atención temprana a estos síntomas puede acelerar la recuperación y evitar consecuencias a largo plazo.
Compartir