Acción sanitaria en las crisis humanitarias

Motivos de preocupación en torno al maremoto del Japón: Preguntas frecuentes

21 de marzo de 2011


¿Plantean los cadáveres un riesgo para la salud?

Los cadáveres no pueden transmitir enfermedades infecciosas porque los microorganismos y parásitos perecen al morir el huésped. La enorme mayoría de las defunciones vinculadas con los desastres naturales son causadas por traumatismos cerrados, lesiones por aplastamiento o ahogamiento.

Cuando la muerte es causada directamente por el desastre natural, los restos humanos no plantean ningún riesgo de brotes epidémicos; lo más probable es que las fuentes de infección se localicen entre los supervivientes y no entre los muertos. Aun cuando la muerte sea debida directamente a una enfermedad infecciosa, los agentes patógenos no sobreviven por mucho tiempo en el cuerpo humano después de la muerte del enfermo. Los cadáveres solo plantean riesgos sanitarios en muy pocas situaciones que exigen adoptar medidas especiales, como ocurre con las defunciones por cólera o fiebres hemorrágicas.

Con todo, el ver y oler una gran cantidad de cadáveres en descomposición es muy perturbador y puede perjudicar aún más la salud mental de los supervivientes.

Compartir