VIH/SIDA

Información general

Estrategia mundial de la OMS para la prevención y la evaluación de la farmacorresistencia del VIH

Índice

Estrategia recomendada por la OMS

Apoyo de nuestros asociados

Informe de la situación de 2008

HIV drug resistance laboratory

La aparición de la farmacorresistencia del VIH (HIVDR, por su sigla en inglés) es un hecho inevitable, dado que las tasas de mutación y multiplicación del VIH son muy elevadas y los tratamientos antirretrovíricos deben administrarse durante toda la vida. Para mantener la eficacia práctica de las pautas antirretrovíricas de primera y de segunda líneas, la OMS recomienda que los países conciban una estrategia nacional de prevención y evaluación de la farmacorresistencia. La OMS ha congregado a expertos e instituciones que trabajan en la esfera de la farmacorresistencia del VIH con objeto de formar la HIVResNet de la OMS, una red mundial de individuos, instituciones y países que asesoran a la OMS en materia de concepción y puesta en práctica de una estrategia de salud pública de prevención y evaluación de la farmacorresistencia del VIH. Con el apoyo de este grupo, la OMS ha elaborado una estrategia global para reducir al mínimo la aparición y la transmisión de la farmacorresistencia del VIH, que incluye protocolos genéricos y documentos técnicos informativos.

La finalidad de la estrategia sobre farmacorresistencia del VIH es prolongar y optimar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH mediante el apoyo al funcionamiento óptimo del programa de tratamiento antirretrovírico, el mantenimiento de la eficacia práctica de las pautas antirretrovíricas convencionales de primera y de segunda líneas que se utilizan en los países en desarrollo y asimismo la posible reducción de la transmisión del VIH. Véase el artículo publicado en Antiviral Therapy en mayo de 2008.

Estrategia recomendada por la OMS

La estrategia recomendada por la OMS proporciona orientación a los países en relación con las actividades que se describen a continuación:

  • Los Ministerios de Salud, en concertación con los Consejos Nacionales del SIDA, deben establecer grupos de trabajo sobre farmacorresistencia del VIH en el país – constituidos por planificadores del programa de tratamiento antirretrovírico, clínicos, epidemiólogos, técnicos de laboratorio, especialistas en monitorización y evaluación, miembros de la comunidad y organizaciones asociadas– a fin de elaborar la estrategia.

  • A fin de reducir al mínimo la farmacorresistencia prevenible del VIH (HIVDR), se concede máxima prioridad al monitoreo del grado de funcionamiento de los centros de administración de tratamiento antirretrovírico. Los Indicadores de Alerta Temprana de la Farmacorresistencia del VIH (IAT) son indicadores obtenidos por los centros de tratamiento antirretrovírico que se asocian a la prevención de la farmacorresistencia del VIH. Cada año se extraen datos de las historias clínicas y los registros de farmacia sobre un periodo de tiempo seleccionado; se supervisan las prácticas de prescripción de antirretrovíricos, la recogida puntual de los medicamentos antirretrovíricos y la asistencia puntual a las consultas clínicas, los porcentajes de pacientes perdidos de vista durante el seguimiento y de los que continúan recibiendo tratamiento antirretrovírico de primera línea al cabo de 12 meses, el desabastecimiento y la escasez de antirretrovíricos. La recogida de datos se puede integrar con otra monitorización de tratamiento antirretrovírico o evaluación de la calidad de los datos de terapia antirretrovírica. El lector encontrará información detallada sobre los indicadores de alerta temprana y herramientas de recogida de datos aquí.

  • Las encuestas destinadas a monitorear la prevención de la farmacorresistencia del VIH y los factores asociados en centros centinela de tratamiento antirretrovírico deben realizarse en centros centinela que sean representativos. La OMS recomienda un ciclo (trienal) continuo de encuestas en 9–30 centros, de modo de realizar encuestas en 3 a 10 centros por año durante tres años; al cuarto año empieza nuevamente el ciclo en los centros encuestados el año 1. Se toman muestras en cohortes de 100 a 150 pacientes que inician una terapia antirretrovírica y se las somete a una genotipificación para evaluar la farmacorresistencia del VIH al inicio del tratamiento; al cabo de 12 meses se toma otra muestra para valorar la carga vírica y, si ésta es detectable, realizar una segunda genotipificación. Se evalúan los factores del centro y del paciente que puedan tener relación con la prevención o la aparición de la farmacorresistencia del VIH. Consulte el artículo que se publicó en Antiviral Therapy en mayo de 2008.

  • Las encuestas destinadas a evaluar la farmacorresistencia transmitida (también denominadas “encuestas de umbral” de la farmacorresistencia del VIH) deben circunscribirse inicialmente a zonas geográficas en las que la farmacorresistencia transmitida del VIH probablemente se detecte primero: ciudades o zonas de planificación sanitaria en las que se ha administrado terapia antirretrovírica de forma generalizada durante más de tres años. La OMS recomienda la genotipificación de muestras remanentes obtenidas de individuos menores de 25 años de edad (y, si el individuo es de sexo femenino, sin embarazos previos) a quienes se les diagnosticó una infección por el VIH en encuestas serológicas o en centros de diagnóstico, dentro de cada zona. Se pueden realizar encuestas separadas en distintos subgrupos de interés dentro de cada zona. Mediante un método de muestreo secuencial binomial, la resistencia transmitida a las clases farmacológicas y los fármacos pertinentes se clasifica como < 5%, 5-15% o > 15% en función de un pequeño número de muestras recogidas de individuos idóneos consecutivamente diagnosticados positivos por el VIH. Se establecen unos criterios de selección de centros y de participantes para reducir al mínimo la posibilidad de que estos últimos hubieran contraído la infección más de tres años antes y de que presenten antecedentes de tratamiento antirretrovírico. Consulte el artículo que se publicó en Antiviral Therapy de mayo de 2008.

  • • Se recomienda la creación de una base de datos nacional para conservar los datos de farmacorresistencia del VIH. Algunos ítems de datos pasarán a formar parte de las bases de datos regionales y mundiales de la HIVResNet de la OMS. Los programas informáticos para registrar y analizar los datos de las encuestas recomendadas por la OMS se pueden conseguir en la Organización Mundial de la Salud. Dichos programas se concibieron para reducir al mínimo el ingreso de datos y utilizar los datos que se recaban de ordinario en la atención de los pacientes y la vigilancia del VIH.

  • Los grupos de trabajo nacionales sobre farmacorresistencia del VIH que se encargan de coordinar las encuestas recomendadas por la OMS deben designar un laboratorio de genotipificación nacional o regional acreditado por la OMS para proporcionar resultados fiables a las encuestas. La HIVResNet de la OMS evalúa a los laboratorios a efectos de su acreditación, lo cual incluye exámenes de laboratorio y una comisión anual de garantía de la calidad, y proporciona ayuda técnica. Consulte el artículo que se publicó en Antiviral Therapy en mayo de 2008.

  • El examen de las actividades de prevención de la farmacorresistencia del VIH que se realizan en el país y contribuyen a la prevención de la farmacorresistencia comprende:
    • Directrices nacionales sobre la prescripción de terapias antirretrovíricas y las condiciones para recibirlas;
    • Recursos y formación para fomentar y supervisar el cumplimiento terapéutico;
    • Eliminación de las barreras que se oponen al acceso continuo a la atención sanitaria, como pueden ser los gastos y los problemas de transporte para el paciente;
    • Recursos y personal para el seguimiento de los pacientes que reciben tratamiento antirretrovírico;
    • Garantía de calidad continua de los antirretrovíricos;
    • Continuidad del suministro de antirretrovíricos; supervisión de la escasez de medicamentos;
    • Registro mínimo y estándar de datos clínicos relativos a la administración de tratamientos antirretrovíricos;
    • Programas de prevención para reducir la transmisión del VIH a partir de personas que reciben tratamiento;
    • Análisis de datos relacionados con la farmacorresistencia del VIH y la prevención de la farmacorresistencia del VIH.

  • Los grupos de trabajo nacionales sobre farmacorresistencia del VIH deben elaborar informes anuales sobre todos los aspectos de la estrategia y divulgar dichos informes. Los informes anuales deben incluir recomendaciones que permitan tomar medidas para prevenir la aparición y la transmisión de la farmacorresistencia del VIH. Para muestra un informe anual de la plantilla en MS Word, por favor haga clic aquí.

Apoyo de nuestros asociados

En noviembre de 2006, la Fundación de Bill y Melinda Gates otorgó a la OMS un subsidio quinquenal de $15,2 millones para la aplicación de la estrategia sobre farmacorresistencia del VIH en los países más afectados por la epidemia que están expandiendo el acceso a los antirretrovíricos. En 2007, la estrategia mundial de la OMS sobre farmacorresistencia del VIH también recibió el apoyo gubernamental de países como España, Canadá, Italia y Estados Unidos y el apoyo de muchos otros asociados para países específicos.


Informe de la situación de 2008

Si desea conocer el progreso realizado en ésta y otras esferas, consulte el informe de la situación de 2008.


Compartir