Personal sanitario

Código de prácticas de la OMS sobre contratación internacional de personal sanitario

Este es el proyecto del Código de prácticas de la OMS sobre contratación internacional de personal sanitario presentado en las audiencias públicas de 2008


Artículo 3: Principios rectores

3.1 Abordar la escasez actual y prevista de personal sanitario es crucial para proteger la salud mundial. La contratación internacional puede hacer una legítima contribución al desarrollo y fortalecimiento de la fuerza de trabajo sanitaria nacional. Sin embargo, a fin de maximizar los beneficios para los países, mitigar los posibles efectos negativos sobre ellos y salvaguardar los derechos del personal sanitario, es deseable elaborar normas internacionales voluntarias y coordinar las políticas nacionales relativas a la contratación internacional de personal sanitario.

3.2 Todos los Estados Miembros tienen el derecho soberano de desarrollar y fortalecer sus sistemas de salud con el fin de lograr progresivamente la plena realización del derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud.

3.3 Nada de lo dispuesto en este Código debería interpretarse en el sentido de que afecta a los derechos de los profesionales sanitarios a emigrar a los países que desean admitirles y emplearles.

3.4 La contratación internacional de personal sanitario debería llevarse a cabo de conformidad con los principios de transparencia, equidad y reciprocidad de beneficios.

3.5 Los Estados Miembros, de conformidad con la legislación nacional y los instrumentos jurídicos internacionales aplicables en que son parte, deberían promover y respetar las prácticas laborales justas para todo el personal sanitario. En todos los casos, por lo que respecta a las condiciones de empleo y de trabajo, el personal sanitario migrante debería acogerse a los mismos derechos y responsabilidades legales que el personal sanitario formado localmente, sin discriminación alguna.

3.6 Los Estados Miembros deberían encaminar sus acciones al establecimiento de medidas eficaces de planificación del personal sanitario, lo que reducirá la necesidad de contratar personal sanitario migrante. Las políticas y medidas en pro del desarrollo del personal sanitario deberían adecuarse a las condiciones específicas de cada país e integrarse en los programas nacionales de desarrollo.

3.7 Deberían examinarse las necesidades específicas y circunstancias especiales de los países, especialmente los países en desarrollo y los países con economías en transición que son particularmente vulnerables a la escasez de personal sanitario y/o tienen una capacidad limitada para aplicar las recomendaciones del presente Código.

3.8 La recopilación de datos, la investigación y el intercambio de información a nivel nacional e internacional son esenciales para alcanzar los objetivos del presente Código.

3.9 Todos los aspectos del empleo y el tratamiento del personal sanitario migrante deberían considerarse sin distinción de ningún tipo por motivos de raza, color, género, religión, edad, posición económica, estado civil, nacionalidad, u origen nacional, étnico o social.

3.10 Los Estados Miembros, los trabajadores, reclutadores y empleadores del sector de la salud, las organizaciones profesionales de salud, las organizaciones subregionales, regionales e internacionales competentes, ya sean gubernamentales o no gubernamentales, y todas las personas interesadas en la contratación internacional de personal de salud deberían colaborar en el logro y la aplicación de los objetivos establecidos en el presente Código para el beneficio de las generaciones presentes y futuras en todos los países.

Compartir