Personal sanitario

Código de prácticas de la OMS sobre contratación internacional de personal sanitario

Este es el proyecto del Código de prácticas de la OMS sobre contratación internacional de personal sanitario presentado en las audiencias públicas de 2008


Artículo 4: Prácticas de contratación

4.1 Los Estados miembros y otras partes interesadas deberían reconocer que la adopción de prácticas éticas de contratación internacional permite que los profesionales sanitarios evalúen los beneficios y los riesgos asociados a los puestos de empleo, y tomen decisiones oportunas y fundamentadas. De conformidad con el principio de equidad, unas prácticas de contratación éticas deberían también promover la igualdad de trato del personal sanitario migrante y del personal sanitario formado localmente, velando por que el personal sanitario migrante no sea víctima de conductas abusivas o fraudulentas.

4.2 Los Estados Miembros deberían garantizar que, a reserva de las leyes nacionales y los acuerdos internacionales pertinentes en que son parte, el personal sanitario migrante se acoja a los mismos derechos y responsabilidades legales que el personal sanitario formado localmente por lo que respecta a todas las condiciones de empleo y de trabajo.

4.3 Los Estados Miembros deberían garantizar que los reclutadores y los empleadores proporcionen al personal sanitario migrante información pertinente y exacta sobre todo puesto de personal sanitario que se le ofrezca.

4.4 Los Estados Miembros deberían garantizar que los reclutadores y los empleadores observen prácticas contractuales justas al emplear personal sanitario migrante.

4.5 El personal sanitario migrante debería gozar de oportunidades de empleo acordes con su nivel de educación, experiencia y competencia sobre la base de la igualdad de trato con el personal sanitario formado localmente.

4.6 El personal sanitario migrante debería ser contratado, ascendido y remunerado con arreglo a criterios objetivos tales como el nivel de cualificación, los años de experiencia y el grado de responsabilidad profesional, sobre la base de la igualdad de trato con el personal sanitario formado localmente.

4.7 Deberían adoptarse medidas para garantizar que el personal sanitario migrante acceda a oportunidades e incentivos para mejorar su formación profesional, cualificaciones y situación sobre la base de la igualdad de trato con el personal sanitario formado localmente.

4.8 Los Estados Miembros deberían, en la medida de lo posible, regular y supervisar a los reclutadores y empleadores para garantizar que los servicios prestados en relación con el reclutamiento y la colocación del personal sanitario migrante sean gratuitos.

4.9 Todos los trabajadores de salud migrantes deberían tener acceso a programas de orientación adecuados que les permitan desempeñar sus actividades con seguridad y eficacia en el sistema sanitario del país de destino.

Compartir