Contaminación del aire de interiores

Energía doméstica y salud: combustibles para una vida mejor

La energía es esencial para satisfacer nuestras necesidades más básicas: cocinar, calentar agua, alumbrado y calefacción. Es también un requisito previo para la buena salud, realidad que en gran medida ha sido pasada por alto por la comunidad mundial.

Energía doméstica y salud: combustibles para una vida mejor da una descripción de los impactos en la salud de la contaminación atmosférica de interiores por el uso de combustibles sólidos y describe soluciones para promover la salud y el desarrollo en el contexto del desafío del uso de la energía en el hogar. Enfoques a políticas innovadoras y una aceleración rigurosa de inversiones es necesaria ahora para salvar vidas y permitir desarrollo.

Esta publicación concluye con los siguientes puntos clave:

  • Cada año, la contaminación del aire de interiores resultante de cocinar con combustibles sólidos es la causa de 1,5 millones de defunciones.
  • El progreso desde 1990 ha sido insignificante. Para reducir a la mitad para 2015 el número de personas que cocinan con combustibles sólidos, cada día 485.000 personas más deben obtener acceso a combustibles más limpios.
  • Las ganancias en materia de salud y de productividad pueden sobradamente pagar el costo de sacar a las personas de la pobreza de energía.
  • La expansión de las soluciones de energía doméstica permitirá superar una barrera importante para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
  • La cuidadosa documentación de las experiencias con soluciones servirá para maximizar los beneficios para la salud y para ámbitos más amplios producidos por los programas en gran escala.

descargar el documento

Compartir