Programa Internacional de Seguridad de las Sustancias Químicas

Amianto

Todos los tipos de amianto causan cáncer de pulmón, mesotelioma, cáncer de laringe y de ovario, y asbestosis (fibrosis de los pulmones).

La exposición al amianto se produce a través de la inhalación de fibras que se encuentran en el aire del lugar de trabajo, el aire cercano a puntos de producción, como fábricas que trabajan con amianto, o el aire del interior de viviendas y edificios que contiene partículas fraccionadas de amianto.

Actualmente, unos 125 millones de personas de todo el mundo están expuestas al amianto en su lugar de trabajo.

En 2004, el cáncer de pulmón relacionado con el amianto, el mesotelioma y la asbestosis causados por exposiciones laborales dieron lugar a 107 000 muertes y 1 523 000 de años de vida ajustados por discapacidad (DALY). Además, miles de muertes pueden atribuirse a otras enfermedades relacionadas con el amianto, como así también a exposiciones a este material que no están relacionadas con el lugar de trabajo.

Medidas de prevención

La erradicación de las enfermedades relacionadas con el amianto se logrará a través de las siguientes medidas de salud pública:

  • reconocer que la forma más eficiente de eliminar las enfermedades relacionadas con el amianto es dejar de utilizar este material en todas sus formas;
  • reemplazar el amianto con productos más seguros y formular mecanismos económicos y tecnológicos para estimular la sustitución;
  • adoptar medidas para prevenir la exposición al amianto en el lugar de operación y durante la eliminación del producto;
  • mejorar los diagnósticos tempranos, el tratamiento y la rehabilitación médica y social de las enfermedades relacionadas con este material, y establecer registros de personas que están o han estado expuestas a él.

Documentos