Macroeconomía y Salud

Boletín de MacroSalud

Nº 10, agosto de 2004

Aumento de las inversiones en salud y sistemas sanitarios más fuertes, basados en la atención primaria

En los últimos decenios, los países de la Región de la OMS de Asia Sudoriental han experimentado considerables mejoras en el ámbito de la salud. Lamentablemente, muchas de ellas han obviado a los pobres y los vulnerables. El desarrollo económico no ha derivado en el logro de objetivos sanitarios nacionales y mundiales. Entre los desafíos acuciantes en materia de salud se encuentra el paludismo farmacorresistente, que según lo estimado amenaza a 500 millones de habitantes de la Región, en la cual se concentran, además, el 40% de los casos de tuberculosis del mundo. La incidencia creciente de enfermedades no transmisibles, unida a las enfermedades transmisibles, impone una doble carga de morbilidad. La amenaza del VIH/SIDA aumenta rápidamente y ha afectado ya a casi 6 millones de personas. Entre otros problemas, en esta Región el gasto por habitante en salud pública es muy bajo. Los elevados gastos médicos directos y catastróficos sumen a menudo a las personas en la pobreza.

Al tomar posesión de mi cargo en marzo del presente año esbocé mi visión del desarrollo sanitario. Comprendía la necesidad de corregir las desigualdades en materia de salud, garantizar los servicios básicos para todos, en especial para los pobres, y situar a la salud en el centro del programa de desarrollo. El logro de estas metas y de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) depende de la creación de sistemas sanitarios más sólidos. Como ha recomendado la Comisión sobre Macroeconomía y Salud (CMS), se necesitan más inversiones en salud para ampliar masivamente las intervenciones sanitarias esenciales.

Varios países de la Región están aplicando la estrategia de Macroeconomía y Salud (MS) de la OMS, que ha ayudado a centrar la atención de alto nivel en el papel de la salud en el desarrollo socioeconómico y apoya la formulación de políticas sanitarias en favor de los pobres. El proceso contribuye a fortalecer la planificación sanitaria nacional, a lograr un acceso más equitativo a la atención sanitaria de calidad y a promover alianzas más eficaces. La Oficina Regional seguirá proporcionando a los países la asistencia que soliciten durante la preparación de los planes nacionales de inversiones en salud.

En abril de 2004, la Conferencia de la Sociedad Civil Asiática sobre Macroeconomía y Salud organizada por la OMS reunió a unos 60 representantes de ONG nacionales e internacionales activas en las regiones de la OMS de Asia Sudoriental y el Pacífico Occidental. También estuvieron representados los Gobiernos de los países interesados. Se analizó cómo podrían contribuir las organizaciones de la sociedad civil a mejorar la salud de los pobres.

No cabe duda de que los desafíos son abrumadores, pero el conjunto constituido por la OMS, los Estados Miembros, las entidades asociadas para el desarrollo y otros interesados directos, incluidas las ONG, posee la voluntad y los recursos necesarios para trocar los desafíos en oportunidades. En la 9ª reunión de los Ministros de Salud de los países de nuestra Región celebrada en Nueva Delhi en julio de 2004 declaré: «La Comisión sobre Macroeconomía y Salud nos ha brindado las pruebas de que una mayor inversión en salud trae consigo el desarrollo social y económico. Por tanto, nos corresponde convencer a nuestros dirigentes políticos para que incrementen los recursos asignados al desarrollo sanitario, ya que es una inversión muy productiva para cualquier país».

Confío en que los Estados Miembros de nuestra Región redoblen sus esfuerzos por incrementar las inversiones sanitarias para garantizarles a sus ciudadanos un futuro saludable. Estamos deseosos de emprender la colaboración interregional en esta importante área.

Samlee Plianbangchang, M.D., Dr.P.H.
Director Regional de la OMS para la Región de Asia Sudoriental

ATENCION CENTRADA EN LOS PAISES … ATENCION CENTRADA EN LOS PAISES …

La India se compromete a aumentar la inversión nacional en salud

El Presidente indio A. P. J. Abdul Kalam anunció en junio de 2004 que el Gobierno planea incrementar la asignación destinada a salud pública del 0,9% del PIB a más del 2% en los próximos cinco años. Señaló que el incremento del gasto se orientará a la atención primaria. Este anuncio es coherente con otros signos iniciales del firme compromiso del nuevo Gobierno indio, encabezado por el Primer Ministro Manmohan Singh, de invertir en la salud de los pobres. En un discurso pronunciado como Primer Ministro designado, el Dr. Singh incluyó a la lucha contra la pobreza entre las prioridades de su Gobierno y sostuvo que velará por que la agenda de reformas económicas atienda las necesidades de los pobres.

El Dr. Singh fue uno de los miembros iniciales de la Comisión sobre Macroeconomía y Salud, y como tal tuvo una importancia decisiva en la elaboración de las recomendaciones del Informe 2001 de la CMS. La Comisión subrayó el papel esencial de la salud en el desarrollo económico e instó a los países desarrollados y en desarrollo a incrementar los recursos económicos destinados a la salud, sobre todo para las personas pobres. Como Ministro de Finanzas de la India desde 1991 hasta 1996, el Dr. Singh preparó el camino para un rápido crecimiento económico al reestructurar el papel del Estado. Su visión comprende una serie de reformas orientadas a propiciar la actividad empresarial, al tiempo que sigue atribuyendo un importante papel al Estado en áreas como la educación y la atención sanitaria básicas. El compromiso de su Gobierno es especialmente importante, porque en la India actual se da un bajo nivel de gasto público en salud y una alta proporción de gasto privado en atención médica.

En la India, la labor de Macroeconomía y Salud progresa con firmeza. En 2003, el Gobierno indio decidió crear una Comisión Nacional de Macroeconomía y Salud (CNMS) transitoria. La subcomisión técnica de este órgano tiene previsto identificar los problemas fundamentales de la India, incluida una evaluación de los actuales mecanismos de financiación de la salud y de las opciones para movilizar recursos adicionales, y determinar el coste de un conjunto de servicios sanitarios esenciales y el papel de los sectores público y privado en su dispensación. Este trabajo se plasmará en un informe que se incorporará al Plan de Inversiones de la India.

Compartir