Paludismo

Eliminación del paludismo - panorama general

Última actualización: 20 de Julio de 2017

La eliminación del paludismo consiste en la interrupción de la transmisión local (es decir, la reducción a cero de la incidencia de casos indígenas) de un parásito específico causante del paludismo en una zona geográfica definida. Es necesario seguir aplicando medidas para evitar el restablecimiento de la transmisión de cada país.

A su vez, por erradicación se entiende la reducción permanente a cero de la incidencia mundial de la infección causada por todas las especies de parásitos del paludismo humano. Una vez lograda la erradicación ya no se necesitan más intervenciones

El camino hacia la eliminación del paludismo

Cada país se encuentra en una etapa distinta del camino que conduce a la eliminación. El ritmo con que se avanza depende de la solidez del sistema nacional de salud, el nivel de inversión en la lucha contra la enfermedad y otros factores como los determinantes biológicos, aspectos medioambientales y la realidad social, demográfica, política y económica de cada país.

Los ministerios de salud de los países donde el paludismo es endémico dirigen las tareas de eliminación. Cuando los países se acercan al logro de este objetivo, continúan recibiendo apoyo técnico de la OMS y sus asociados y, en algunos casos, financiación del Fondo Mundial y de otros donantes. Sin embargo, la mayor parte de los esfuerzos encaminados a la eliminación se financian en gran medida con recursos nacionales.

Países con alta morbimortalidad

En los países con transmisión de moderada a alta del paludismo, el objetivo de los programas nacionales de lucha antipalúdica es reducir al mínimo el número de casos y de fallecimientos por paludismo. Para ello, se da acceso a todas las personas que corren riesgo de contraer la enfermedad al conjunto de intervenciones eficaces recomendadas por la OMS para prevenirla, diagnosticarla y tratarla.

Este conjunto de intervenciones básicas ─lucha antivectorial, quimioprevención, pruebas diagnósticas y tratamiento de los casos confirmados─ puede disminuir drásticamente la morbimortalidad. Los indicadores de éxito son la reducción de la incidencia y de las tasas de mortalidad por paludismo.

Los países con alta carga de morbimortalidad también pueden luchar para eliminar el paludismo mejorando y optimizando las medidas de prevención y tratamiento y fortaleciendo su sistema de vigilancia.

Países que están cerca de lograr la eliminación

Cuando un país está cerca de conseguir la eliminación, los sistemas de vigilancia mejorados ayudan a detectar, tratar y comunicar cada infección al registro nacional de paludismo. Los pacientes con un diagnóstico de paludismo confirmado mediante una prueba parasitológica (es decir, con un resultado positivo en las pruebas analíticas) deben ser tratados rápidamente con fármacos antipalúdicos eficaces para proteger su salud y evitar la transmisión de la enfermedad a otras personas.

En algunos países que casi han conseguido eliminar la enfermedad, una alta proporción de casos se registran entre las poblaciones migrantes e itinerantes que viven en áreas de difícil acceso y, a menudo, que están próximas a las fronteras internacionales. Por esta razón, es importante detectar y tratar con prontitud las infecciones importadas por los visitantes y los inmigrantes.

Documentos conexos