Centro de prensa

El desarrollo en la primera infancia comienza con el pecho de la madre

Dra. Flavia Bustreo, Subdirectora General de Salud de la Familia, la Mujer y el Niño

Comentario
2 de agosto de 2016

La lactancia materna exclusiva es la mejor manera de darle a su hijo un buen comienzo en la vida. Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para apoyar a las mujeres que quieren amamantar en cualquier momento y en cualquier sitio.

El cerebro de un niño experimenta algunos cambios notables en los tres primeros años de vida. Las conexiones neuronales se forman más rápidamente que en cualquier otra etapa, como las del desarrollo del habla y del lenguaje, y se establecen la estructura y funcionalidad del cerebro.

Flavia Bustreo, Subdirectora General de la OMS, Salud de la Familia, de la Mujer y del Niño
Flavia Bustreo, Subdirectora General de la OMS, Salud de la Familia, de la Mujer y del Niño

Por este motivo, la imagen de una madre amamantando a su hijo siempre me enternece. Además de proporcionarle la fuente perfecta de nutrición temprana, le transmite mediante la lactancia amor y seguridad. Sé que ella le está dando a su hijo el mejor comienzo en la vida.

Las pruebas de que la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento es la base del desarrollo en la primera infancia son indiscutibles. Algunos estudios publicados en The Lancet a principios de este año confirmaron lo que hemos creído durante mucho tiempo: que los niños alimentados exclusivamente con leche materna durante al menos los seis primeros meses de vida tienen la mejor oportunidad de desarrollarse adecuadamente en la infancia y adolescencia.

Ventajas a largo plazo

Ahora también sabemos que la lactancia materna exclusiva ofrece ventajas a largo plazo. En diversos informes de The Lancet, se encontró una clara relación entre la lactancia materna prolongada y un mayor cociente intelectual y alto rendimiento escolar. Según los investigadores, esto conlleva ingresos más altos en años posteriores – un 12% más por hora en países de ingresos altos y un 16% en países de ingresos bajos y medios.

Por desgracia, los beneficios de la lactancia materna exclusiva siguen sin aprovecharse en muchas partes del mundo. Solo uno de cada cinco niños es amamantado durante 12 meses en los países de ingresos altos, mientras que un tercio de los niños entre seis meses y dos años no son amamantados en absoluto en los países de ingresos medios y bajos.

Esto priva a millones de niños de la oportunidad de un desarrollo físico y mental óptimo. A nivel individual, esto puede limitar sus capacidades para conseguir sus metas personales y sociales. A nivel colectivo, supone un enorme impacto negativo en la sociedad.

Según diversas investigaciones de The Lancet, cada año el crecimiento económico disminuye en unos US$ 300 000 millones debido a que los niños que no reciben lactancia materna exclusiva de pequeños no desarrollan toda su capacidad mental.

Apoyo a las mujeres que quieren amamantar cuando lo necesiten y estén donde estén

La decisión de cuándo y durante cuánto tiempo amamantar es completamente personal para cada madre. Sin embargo, nosotros como sociedad debemos ser conscientes de los beneficios de la lactancia materna y hacer todo lo que esté en nuestras manos para apoyar a las mujeres que quieren amamantar cuando lo necesiten y estén donde estén.

Los legisladores podrían desempeñar un papel mucho más importante a este respecto si potenciaran leyes que apoyasen a las madres en la lactancia materna exclusiva. Esto incluye prolongar la licencia por maternidad, mejorar la calidad asistencial en los establecimientos de maternidad —incluyendo el asesoramiento sobre la lactancia— y proteger a las madres contra la publicidad agresiva de sucedáneos de la leche materna para que estas se sientan seguras de su capacidad de amamantar.

En la OMS estamos trabajando con los países para aumentar, de aquí a 2025, la tasa de lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida hasta al menos el 50%. Para conseguirlo, la Iniciativa Mundial de Promoción de la Lactancia Materna, dirigida por el UNICEF y la OMS en colaboración con asociados internacionales, está alentando a los países a aplicar el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, reforzar el permiso familiar y las políticas relativas al lugar de trabajo y mejorar el acceso a servicios de apoyo a la lactancia materna en los establecimientos de salud y las comunidades.

En la OMS estamos trabajando con los países para aumentar, de aquí a 2025, la tasa de lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida hasta al menos el 50%.

Flavia Bustreo, Dra. Flavia Bustreo, Subdirectora General de Salud de la Familia, la Mujer y el Niño

En los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) también se pide que «todas las niñas y todos los niños tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia de calidad». Esto debe incluir la lactancia materna.

Lactancia materna exclusiva durante seis meses en todos los entornos

Para apoyar la consecución de los ODS, la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer, el Niño y el Adolescente recomienda proteger y apoyar la lactancia materna exclusiva durante los seis meses de vida en todos los entornos, incluidos los humanitarios y frágiles, ya que se trata de una intervención fácil y costoeficaz que contribuye a la supervivencia, la salud y el óptimo desarrollo de los niños.

Este otoño se publicará una nueva serie de The Lancet sobre el desarrollo en la primera infancia copatrocinada por la OMS y el UNICEF. Sabemos que actualmente unos 200 millones de niños no alcanzarán su pleno potencial físico, mental y social debido a factores que inciden negativamente en el desarrollo de la primera infancia, entre ellos el no ser amamantado.

La serie The Lancet estudiará formas de utilizar el conocimiento científico para que los niños saquen el máximo partido de sus primeros años. La lactancia materna y una nutrición adecuada serán componentes clave de esta serie.

Sabemos que el mundo no presta todo el apoyo que pudiera a las mujeres que quieren amamantar, pero podemos cambiar esto. Apoyar a las madres para que amamanten en cualquier momento y en cualquier sitio es el primer paso para ayudar a todos los niños a desarrollar todo su potencial.