Centro de prensa

Disponibilidad y seguridad de la sangre a nivel mundial

Datos y cifras de la encuesta sobre la seguridad de la sangre 2007 [1]

Nota descriptiva N°279
Noviembre 2009


Datos esenciales

  • El 65% de las donaciones de sangre se hacen en los países desarrollados, que solo representan un 25% de la población mundial.
  • Las tasas de donación siguen siendo inferiores al 1% de la población (el mínimo necesario para atender las necesidades básicas de un país) en 73 países, 71 de los cuales son países en desarrollo o en transición.
  • En 42 países los donantes voluntarios no remunerados, que son la fuente más segura, aportaron menos del 25% de las donaciones.
  • En 2007, 31 países seguían obteniendo donaciones remuneradas, que totalizaron más de un millón de donaciones.
  • En 41 países no se realizaron en toda la sangre donada pruebas de detección de una o más de las siguientes infecciones transmisibles por transfusión: VIH, hepatitis B y C, y sífilis.

Datos mundiales

Las transfusiones de sangre salvan vidas y mejoran la salud, pero millones de pacientes no tienen acceso a sangre segura cuando la necesitan. El programa de la OMS sobre la Seguridad de las Transfusiones Sanguíneas efectúa un seguimiento de los principales indicadores cuantitativos de la seguridad de la sangre para observar las tendencias y progresos, así como para identificar a los países que necesitan apoyo de forma prioritaria. Esta nota descriptiva se basa en los datos recopilados sobre el año 2007. [2]

En 2007, 162 países cuya población total (5900 millones de personas) representa el 92% de la población mundial aportaron a la OMS datos sobre 85,4 millones [2] de donaciones de sangre. El informa abarca 7997 centros de sangre, en cada uno de los cuales se recogió un promedio de 9000 donaciones (entre 20 y 499 212). La media anual fue de 13 600 donaciones por centro (entre 49 y 289 075) en los países desarrollados, de 6 000 (entre 20 y 499 212) en los países en transición, y de 2800 (entre 114 y 23 251) en los países en desarrollo.

Suministro de sangre

Aunque la necesidad de sangre es universal, al acceso a sangre segura presenta grandes diferencias entre los países en desarrollo y los países desarrollados. Se calcula que, en general, el mínimo necesario para atender las necesidades más básicas de un país es que el 1% de su población sea donante (10 donantes por 1000 habitantes); esas necesidades son mayores en los países con sistemas de atención de salud más avanzados.

  • De los 85,4 millones de donaciones hechas en 2007, aproximadamente el 65% correspondieron a los países desarrollados, que solo representan aproximadamente un 25% de la población representada.
  • Las donaciones por 1000 habitantes, que también reflejan la disponibilidad general de sangre en un país, son muy variables, y la menor disponibilidad corresponde a los países en transición y en desarrollo. La tasa media de donaciones fue de 38,1/1000 habitantes (entre 4,92 y 68,01) en los países desarrollados, de 7,5 (entre 1,07 y 35,18) en los países en transición, y de 2,3 (entre 0,40 y 7,46) en los países en desarrollo.
  • Se registraron menos de 10 donaciones por 1000 habitantes en 73 países, 71 de los cuales son países en desarrollo o en transición.

Tipos de donación de sangre

Hay tres tipos de donación de sangre: voluntaria no remunerada; de familiares o allegados, y remunerada. Los donantes voluntarios por motivos altruistas presentan menor prevalencia de VIH, virus de la hepatitis y otras infecciones transmitidas por la sangre que quienes donan sangre para familiares o a cambio de algún pago. Solo la donación regular de voluntarios no remunerados puede garantizar un suministro suficiente de sangre segura. Los datos de 2007 muestran algunas mejoras de esas donaciones a nivel mundial, pero muchos países en desarrollo y en transición todavía dependen mucho de las donaciones relativamente poco seguras de familiares o allegados y de donantes remunerados.

Donaciones voluntarias no remuneradas

  • Según la información aportada por 57 países, el 100% de sus suministros de sangre procedían de donantes voluntarios no remunerados.
  • Desde que empezó la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre, en 2004:
    • 111 países notificaron un aumento del número de donaciones voluntarias;
    • en 32 de esos 111 países el número de donaciones voluntarias se multiplicó por más de dos con respecto a las cifras de 2004;
    • los 32 son países en desarrollo o en transición.
  • En 11 países (Bosnia y Herzegovina, Burkina Faso, Cabo Verde, Guinea Bissau, Islas Cook, Kuwait, Mauritania, Myanmar, Niue, Vanuatu y Viet Nam) el aumento de las donaciones voluntarias no remuneradas entre 2006 y 2007 fue superior al 10%.

Donaciones de familiares o allegados y donaciones remuneradas

En 42 países los suministros de sangre procedentes de donantes voluntarios no remunerados representaron menos del 25%. Una parte importante del suministro de sangre de esos países sigue dependiendo de las donaciones de familiares o allegados y de donantes remunerados. En 31 países, se en 2007 siguieron recogiendo donaciones remuneradas, que totalizaron más de un millón de donaciones.


Donaciones de familiares o allegados y donaciones remuneradas
Países en desarrollo 31%
Países en transición 24%
Países desarrollados 5%
Todo el mundo 13%

Análisis de la sangre

La OMS recomienda que toda la sangre donada para ser utilizada en transfusiones se someta, como mínimo, a pruebas de detección del VIH, de los virus de la hepatitis B y C, y de la sífilis. No hay datos completos y exactos sobre el análisis de la sangre donada en muchos países en desarrollo, y en especial en aquellos cuyos servicios de sangre no están coordinados. Muchos no disponen de sistemas analíticos fiables por escasez de personal, falta de servicios de laboratorio básicos, mala calidad de los kits o suministro irregular de estos.

  • 41 de los 162 países que aportaron datos sobre la detección de infecciones transmisibles por transfusión (en particular el VIH, las hepatitis B y C y la sífilis) no pudieron analizar la presencia de una o más de estas infecciones en toda la sangre donada.
  • 121 de los 162 países aportaron datos sobre la garantía de la calidad de esos análisis (uso de procedimientos operativos normalizados y participación en un programa externo de evaluación de la calidad). En total, el 88% de las donaciones fueron analizadas de acuerdo con estos procedimientos básicos de garantía de la calidad: un 89% en los países desarrollados, un 87% en los países en transición y un 48% en los países en desarrollo. En los otros 41 países, que representan un 22% de las donaciones mundiales notificadas a la OMS, todavía se desconoce el uso de estos procedimientos básicos de garantía de la calidad de los análisis.

Uso de la sangre

Los datos sobre el uso de la sangre donada son limitados, pero hay estudios que indican que a menudo se realizan transfusiones innecesarias cuando hay otros tratamientos más simples y más baratos que pueden proporcionar los mismos beneficios, o más. Esto representa no sólo un desperdicio de un recurso escaso, sino que también expone a los pacientes al riesgo de sufrir reacciones adversas graves a las transfusiones o infecciones transmitidas por la sangre. Con el fin de aplicar las políticas y directrices nacionales y de efectuar un seguimiento del uso seguro y racional de la sangre y los productos sanguíneos a nivel local, deben crearse en todos los hospitales comités de transfusión y sistemas para notificar las reacciones adversas a las transfusiones.

En 2007, en 120 países (46 desarrollados, 48 en transición y 26 en desarrollo) se identificaron 51 400 hospitales que realizan transfusiones de sangre y atienden a una población de aproximadamente 3600 millones de personas. No todos los países pudieron aportar información sobre la práctica clínica. Según los datos aportados por 96 países (38 desarrollados, 40 en transición y 18 en desarrollo):

  • Tienen comités de transfusión el 88% de los hospitales que realizan transfusiones en los países desarrollados, el 33% en los países en transición y el 25% en los países en desarrollo.
  • Tienen mecanismos de seguimiento de las prácticas clínicas transfusionales el 90% de los hospitales que realizan transfusiones en los países desarrollados, el 52% en los países en transición y el 23% en los países en desarrollo.
  • Tienen sistemas de notificación de los acontecimientos adversos relacionados con las transfusiones el 91% de los hospitales que realizan transfusiones en los países desarrollados, el 46% en los países en transición y el 23% en los países en desarrollo.

Referencias

[1] La encuesta de 2007 tuvo una buena tasa de respuesta; se recibieron respuestas de 162 países, que representaban el 92% de la población mundial.

[2] Se calcula que en todo el mundo se recogieron más de 92 millones de donaciones de sangre.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Ms Daniela Bagozzi
Teléfono: +41 22 791 4544
Teléfono móvil: +41 79 4755490
e-mail: bagozzid@who.int

WHO Media centre
Centro de prensa de la OMS
Teléfono: +41 22 791 2222
e-mail: mediainquiries@who.int