Centro de prensa

El análisis virológico revela que no hay relación entre los brotes de enfermedad por el virus del Ebola en África Occidental y la República Democrática del Congo

Evaluación de la situación – 2 de septiembre de 2014

Esta noche se recibieron los resultados de la secuenciación génica de los virus del brote de enfermedad por el virus del Ebola (EVE) en la República Democrática del Congo (RDC). El virus pertenece a la cepa Zaire y es de un linaje que está especialmente relacionado con un virus del brote que hubo en 1995 en Kikwit (RDC).

La cepa Zaire es indígena del país. El virus del Ebola se detectó por vez primera en 1976, en brotes casi simultáneos en la RDC (entonces Zaire) y Sudán del Sur (entonces Sudán).

Las pruebas de confirmación se realizaron en el Centre International de Recherches Médicales de Franceville (Gabón), un centro colaborador de la OMS. Pruebas anteriores realizadas en la RDC también habían revelado la presencia del virus del Ebola en 6 de las 8 muestras.

El brote afecta al remoto distrito de Boende (provincia de Équateur), en el noroeste del país.

Los resultados de la caracterización del virus y de la investigación epidemiológica son definitivos: el brote de la RDC no tiene relación con el de África Occidental.

Como se afirma claramente en el informe del laboratorio de Gabón: «indudablemente, el virus del distrito de Boende no deriva de una cepa actualmente circulante en África Occidental.»

Estos resultados son tranquilizantes, pues excluyen la posibilidad de que el virus se haya propagado de África Occidental a África Central.

La investigación epidemiológica ha vinculado el caso índice, fallecido el 11 de agosto, con la preparación de carne de animales salvajes para el consumo.

Este es el séptimo brote de EVE que se produce en el país desde 1976. La introducción del virus en la población humana tras el contacto con carne infectada de animales salvajes (generalmente murciélagos frugívoros o monos) coincide con lo observado al inicio de brotes anteriores. Ahora el virus se está transmitiendo de persona a persona.

Hasta la fecha se han identificado 53 casos compatibles con la definición de caso de EVE, 31 de ellos mortales. Siete de esas muertes se han producido en profesionales sanitarios. Se están rastreando más de 160 contactos.

El Gobierno ha montado rápidamente una respuesta vigorosa, reactivando los comités de emergencia nacionales, provinciales y locales, estableciendo centros de aislamiento, e informando a los líderes comunitarios acerca de la enfermedad. El Gobierno garantizará la seguridad de todos los entierros.

El equipo de la OMS ha confirmado que la colaboración entre el Gobierno y sus asociados principales es excelente.

La zona afectada por el brote, donde se está produciendo la transmisión más intensa, es remota y se encuentra a unos 1200 km de la capital, Kinshasa. No hay carreteras asfaltadas de la zona afectada a Kinshasa. No obstante, está habiendo transmisión o se han detectado casos en tres lugares distintos, lo cual subraya la necesidad de observar atentamente la evolución del brote.

Se han suministrado motos, canoas y teléfonos satelitales para facilitar la investigación del brote y el rastreo de los contactos. Pronto estará disponible también un helicóptero.



Para obtener más información, puede ponerse en contacto con:

Fadéla Chaib
Tel: + 41 22 791 3228
Móvil:+ 41 79 475 55 56
Correo electrónico: chaibf@who.int

Tarik Jasarevic
Móvil: +41 793 676 214
Tel: +41 22 791 5099
Correo electrónico: jasarevict@who.int