Centro de prensa

La OMS coordina los esfuerzos internacionales desplegados para identificar y tratar el SRAS

La OMS ha intensificado hoy varias actividades encaminadas a reforzar la respuesta internacional a la reciente emergencia del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El SRAS es una enfermedad infecciosa de etiología desconocida que se manifiesta como una neumonía atípica (para más información, véase el comunicado de prensa de la OMS del 15 de marzo en http://www.who.int./es).

La enfermedad se transmite de una persona a otra, pero sólo cuando existe contacto estrecho con un afectado. Hasta la fecha, casi todos los casos notificados se han producido en personal sanitario que ha atendido directamente a los casos declarados, o en personas que han estado en contacto estrecho con ellos, como los miembros de la familia. Hasta ahora no hay pruebas de que la enfermedad se propague por contacto ordinario.

La Red Mundial OMS de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos coordina la acción internacional multicéntrica desplegada para identificar el agente causal. En el proyecto colaboran 11 laboratorios de 10 países. Se trata de los laboratorios que tienen más experiencia en el diagnóstico de casos, o que son conocidos por el alto nivel de sus instalaciones y conocimientos técnicos. El esfuerzo en común mejorará asimismo la precisión del diagnóstico y hará avanzar la puesta a punto de una prueba diagnóstica. La OMS colabora también con las autoridades sanitarias para determinar un tratamiento eficaz contra el SRAS.

Los equipos de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos de la OMS en Hanoi y la Región Administrativa Especial de Hong Kong (China), donde se concentran en la actualidad la mayoría de los nuevos casos, prestan asistencia a las autoridades para manejar el brote y obtener datos epidemiológicos y clínicos que permitan dilucidar mejor la naturaleza del SRAS.

A través de su Oficina Regional en Manila (Filipinas), la OMS está estableciendo bases logísticas y cadenas de abastecimiento para asegurar el suministro de los equipos de protección y los medicamentos necesarios para responder al brote.

Las autoridades de China han publicado ahora un informe recapitulativo sobre un brote de lo que podría ser la misma enfermedad, u otra relacionada con ella, que comenzó en la provincia de Guangdong (sur de China) en noviembre y alcanzó un máximo a mediados de febrero. Se procede en estos momentos a analizar ese informe, que contiene datos sobre el diagnóstico y el tratamiento de más de 300 casos y que podría ayudar a entender mejor el síndrome y los posibles vínculos entre los diversos brotes. El informe chino, que abarca el mayor número de casos hasta la fecha, podría asimismo acelerar los esfuerzos internacionales desplegados para formular unas directrices de tratamiento eficaces, en el caso de que pueda establecerse una relación entre los brotes.

El Ministerio de Salud de China ha pedido el apoyo de un equipo internacional, y en estos momentos se está organizando un equipo de la OMS.

Las autoridades de salud de todo el mundo han sido ya alertadas del riesgo que supone el SRAS. El seguimiento del curso de la epidemia muestra que los sistemas de vigilancia son sensibles, que los canales de comunicación están abiertos y que la notificación es rápida. Se prevé que la información sobre los casos reunida durante las tres últimas semanas arrojará nueva luz acerca del comportamiento de la enfermedad.

La celeridad de los viajes internacionales agrava el riesgo de que el síndrome se propague rápidamente a otras zonas. Dado que se conocen mal el curso clínico y el comportamiento epidemiológico de la enfermedad, la OMS pide a las autoridades sanitarias nacionales que mantengan bajo estricta vigilancia a todos los casos presuntos. En estos momentos no está justificado que se impongan limitaciones a los viajes ni al comercio.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Mr Dick Thompson
Teléfono: +41 22 791 2684
Teléfono móvil: +41 79 475 5475
e-mail: thompsond@who.int