Centro de prensa

La OMS crea una reserva de vacuna antivariólica

La Asamblea Mundial de la Salud debate opciones de investigación de nuevos fármacos y vacunas contra la viruela

Hoy, los países reunidos en la Asamblea Mundial de la Salud examinaron dos informes relacionados con la viruela.

La viruela, enfermedad sumamente infecciosa que mata a alrededor de la cuarta parte de los infectados, se declaró erradicada en 1980. Las únicas muestras conocidas del virus se conservan en dos laboratorios seguros aprobados por la OMS, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta (Estados Unidos) y Vector, en Kostsovo (Federación de Rusia). Sin embargo, la Asamblea Mundial de la Salud ha reconocido la posibilidad de que la viruela sea reintroducida y desde 1996 viene manteniendo un debate sostenido sobre posibles medidas de preparación para una emergencia causada por la viruela.

Hoy los países han acogido favorablemente los progresos realizados por la OMS en su labor de creación de una reserva mundial de vacuna antivariólica. Esa reserva se utilizaría en caso de producirse una emergencia causada por la enfermedad, particularmente en los países que carecen de los recursos necesarios para crear sus propias reservas.

El plan de reserva tiene dos componentes: por un lado, la OMS creará su reserva estratégica de vacuna antivariólica en Ginebra; por otro, se invita a los países a donar y mantener reservas adicionales prometidas a la OMS, que se enviarían a los lugares donde más se necesiten en caso de emergencia. Ya se ha empezado a avanzar en relación con esta reserva: hay 2,5 millones de dosis en Ginebra y otros 31 millones de dosis donadas por los países, entre ellas 20 millones de los Estados Unidos y cinco millones de Francia.

La Asamblea Mundial de la Salud también tomó nota de un informe en el que se detallaban varias recomendaciones relativas a las investigaciones sobre el virus de la viruela. Esas investigaciones fueron recomendadas por el Comité Asesor de la OMS en Investigaciones sobre el Virus Variólico en noviembre de 2004, y tienen por objeto encontrar mejores medicamentos, vacunas y medios de diagnóstico para la enfermedad.

Durante las deliberaciones de la Asamblea Mundial de la Salud, los Estados Miembros tomaron nota del informe del Director General, que contiene una recomendación para el Comité Asesor de la OMS en Investigaciones sobre el Virus Variólico de que vuelva a examinar su recomendación de que se permita la expresión de genes del virus variólico en otros tipos menos virulentos de ortopoxvirus.

El Comité Consultivo también había recomendado un tipo de investigación que ayuda a cribar rápidamente los resultados y supone mayor seguridad para el investigador. La recomendación de insertar en el virus variólico una proteína marcadora que emite fluorescencia de color verde ayuda a cribar con más rapidez los fármacos antivirales para determinar su eficacia. Se trata de un método común de cribado de este tipo de fármacos en las investigaciones sobre varios tipos de virus. En el proceso, el virus adquiere un brillo verdoso cuando se expone a un medicamento no eficaz, lo que permite distinguir rápidamente entre fármacos antivariólicos potencialmente eficaces y no eficaces.

La OMS velará por que toda investigación se efectúe exclusivamente una vez que las propuestas detalladas hayan sido examinadas caso por caso por el Comité Asesor de la OMS en Investigaciones sobre el Virus Variólico, prestando particular atención a los aspectos de bioseguridad y bioprotección.

Antecedentes de la investigación del virus de la viruela

En 1996, la Asamblea Mundial de la Salud recomendó la destrucción de todas las reservas restantes de virus variólico. En mayo de 1999, la Asamblea Mundial de la Salud reafirmó la decisión de destruir todas las reservas de virus variólico, pero autorizó la conservación provisional de las reservas con fines de investigación. En aquel momento, la Asamblea Mundial de la Salud también estableció un grupo consultivo externo, el Comité Asesor de la OMS en Investigaciones sobre el Virus Variólico, encargado de elaborar y supervisar un plan de investigaciones prioritarias para la salud pública relacionadas con el virus de la viruela.

La conservación provisional de las reservas de virus variólico fue autorizada por la Asamblea Mundial de la Salud en 2002, en el entendimiento de que se adoptarían medidas para velar por que todas las investigaciones que se aprobasen siguieran estando orientadas a los resultados y limitadas en el tiempo, y fueran objeto de examen constante. Se reafirmó que la meta acordada era la destrucción de las reservas de virus de la viruela.

El Comité Asesor de la OMS en Investigaciones sobre el Virus Variólico ha seguido supervisando el plan de investigaciones e informando al respecto. En su reunión más reciente, celebrada en noviembre de 2004, el Comité analizó la seguridad y el valor científico de propuestas de experimentos que podrían acelerar la obtención de nuevos fármacos, vacunas y pruebas de diagnóstico. El Comité propuso que las investigaciones sobre esos aspectos se permitan siempre que se cumplan ciertas condiciones y se obtengan las necesarias autorizaciones para garantizar prácticas de investigación sin riesgo.

Esas recomendaciones han sido examinadas en la presente Asamblea Mundial de la Salud.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Ms Christine McNab
Responsable de comunicación
Oficina del Director General - OMS
Teléfono: +41 22 791 4688
Teléfono móvil: +41 79 254 6815
e-mail: mcnabc@who.int

Mr Iain Simpson
Responsable de comunicación
Oficina del Director General - OMS
Teléfono: +41 22 791 3215
Teléfono móvil: +41 79 475 5534
e-mail: simpsoni@who.int