Centro de prensa

La OMS refuerza la lucha contra la enfermedad de Chagas con el apoyo de Bayer

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está ampliando la acción mundial para eliminar la enfermedad de Chagas, una enfermedad parasitaria que afecta a unos nueve millones de personas, la mayoría de ellas niños.

El programa ampliado cuenta con el apoyo de Bayer HealthCare, el fabricante de nifurtimox, un medicamento utilizado para tratar la enfermedad. Bayer HC ha proporcionado fondos para reforzar las actividades de la OMS destinadas a eliminar la enfermedad de Chagas, además de 2,5 millones de comprimidos gratuitos, lo que permitirá tratar a unos 30 000 enfermos en un periodo de cinco años.

Durante décadas, la enfermedad de Chagas ha afectado sobre todo a la población de las zonas rurales de América Latina. Los síntomas de la enfermedad son silenciosos y a menudo tardan muchos años en aparecer después de la infección. La mayoría de las personas que padecen la enfermedad no saben que están infectadas. En los últimos años, la emigración masiva de personas de América Latina a otras partes del mundo ha hecho que la enfermedad de Chagas se convierta en un problema mundial.

Las donaciones de sangre y las condiciones de seguridad insuficientes en los bancos de sangre han provocado infecciones por la enfermedad de Chagas en países fuera de América Latina, pues algunas personas, probablemente sin saber que son portadoras de la infección, han donado sangre en su nuevo país de residencia. A consecuencia de ello, la enfermedad ha aparecido ahora en varios países de Europa y en diversas partes de los Estados Unidos.

«Esta enfermedad sigue siendo una amenaza para muchas personas en América Latina y ahora la amenaza se ha extendido a otros países a través de los bancos de sangre que no realizan las pruebas necesarias para detectar a los donantes infectados. Esta medida constituye un paso importante para eliminar la enfermedad de Chagas en el mundo entero», ha señalado la Dra. Mirta Rosas Periago, Directora Regional de la OMS para la Región de las Américas.

Acceso mundial

La amenaza que plantea la enfermedad de Chagas fuera de América Latina ha llevado a la OMS a reformular las medidas para la eliminación de la enfermedad en el marco de un programa mundial. Según el Dr. Jean Jannin, Coordinador encargado de la enfermedad de Chagas en el Departamento de Control de las Enfermedades Tropicales Desatendidas de la OMS, «la cuestión de la seguridad de la sangre en los bancos de sangre y del seguimiento de los pacientes se está convirtiendo en un problema cada vez mayor en Europa y en los Estados Unidos. El problema supone ahora una amenaza para la salud publica mundial, por lo que se deben adoptar medidas en consecuencia.» Las campañas de eliminación, antaño limitadas a América Latina, se extenderán a otros países de Europa y a algunas partes de los Estados Unidos en que están apareciendo numerosos casos de la enfermedad.

Actualmente hay dos medicamentos eficaces para el tratamiento de la enfermedad de Chagas: el benznidazol y el nifurtimox. Los países endémicos utilizan uno de ellos para tratar a las víctimas de la enfermedad y llevan a cabo programas de lucha para eliminar a los insectos vectores. Toda la producción de nifurtimox de Bayer HealthCare será donada a la OMS para que la distribuya a los países, lo que garantizará el acceso al medicamento a las personas que más lo necesitan. Esta donación permitirá tratar a unos 30 000 enfermos en cinco años.

Asesina silenciosa

Se calcula que la enfermedad de Chagas afecta todavía a unos nueve millones de personas, en su mayoría niños. La enfermedad se propaga cuando el insecto vector, llamado triatomino, se infecta al succionar la sangre de una persona o animal contaminado. Después de alimentarse, el insecto elimina en sus heces un parásito llamado Trypanosoma cruzi. Los triatominos pican por la noche. La transmisión de la enfermedad se produce cuando una persona se frota sin darse cuenta las heces contaminadas en el lugar de la picadura o en los ojos o la boca.

Una vez se contrae la enfermedad de Chagas, la infección puede permanecer inactiva durante décadas. En la mayoría de las personas infectadas aparecen después complicaciones cardiacas que pueden ocasionar discapacidades e incluso la muerte. También aparecen complicaciones intestinales en algunos enfermos, que dan lugar a una hipertrofia del esófago o el colón, lo que impide a la persona alimentarse con normalidad o defecar. Posteriormente se produce una lenta inflamación de los órganos internos de la víctima que termina causándole la muerte.

Optimismo

Este programa se inscribe en el marco de la estrategia de la OMS para la eliminación mundial de la enfermedad. «Nos complace ser un asociado fiable y de larga data que ayuda a la OMS en su lucha contra esta enfermedad grave y muy extendida», ha declarado Arthur J. Higgins, Presidente del Comité Ejecutivo de Bayer HealthCare AG y Presidente de la Junta Directiva de Bayer Schering Pharma AG. El Sr. Higgins también ha dicho que «como empresa farmacéutica especializada, hemos asumido el compromiso de dar una respuesta a necesidades médicas no satisfechas y a enfermedades desatendidas».

Hasta la fecha, las iniciativas regionales puestas en marcha en América Latina han permitido reducir drásticamente el número de casos, que pasó de 16 a 18 millones en 1990 a unos nueve millones en 2006. La transmisión de la enfermedad se ha interrumpido en Chile, el Uruguay, gran parte del Brasil y amplias zonas de la Argentina, Bolivia, el Paraguay y América central. Con la ampliación de la red de lucha contra la enfermedad de Chagas del ámbito regional al mundial, la OMS espera que la eliminación mundial de la enfermedad se convierta en una posibilidad real. Este nuevo acuerdo contribuye a que la Organización se acerque más a su objetivo de eliminar definitivamente este problema de salud mundial.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Tiffany Domingo
OMS, Ginebra
Tel.: +41 22 791 1540
Móvil: +41 79 516 3136
E-mail: domingoc@who.int

Compartir