Centro de prensa

Los servicios comunitarios de salud mental reducirán la exclusión social, afirma la OMS

En su Foro Mundial en pro de la Salud Mental Comunitaria (Ginebra, 30-31 de mayo de 2007), la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló la urgente necesidad de que los países dispongan de una red de servicios comunitarios de salud mental. Por primera vez, la OMS invitó a personas que viven con trastornos mentales a asistir al Foro; el gesto indica que es importante dar a este grupo excluido la posibilidad de expresarse, reivindicar sus derechos y participar en la sociedad.

«Los servicios comunitarios de salud mental no sólo son más accesibles para las personas que viven con una discapacidad mental grave, sino que también atienden sus necesidades de manera más eficaz que los hospitales psiquiátricos. Además, los servicios comunitarios de salud mental son menos propensos a cometer descuidos y violaciones de derechos humanos, demasiado fre-cuentes en los hospitales psiquiátricos» dijo el Dr. Benedetto Saraceno, Director de Salud Mental y Abuso de Sustancias, de la OMS.

En el mundo hay casi 54 millones de personas con trastornos mentales graves, como esquizofre-nia o trastorno afectivo bipolar (psicosis maniacodepresiva) y 154 millones de personas sufren de-presión. Quienes viven en países en desarrollo se ven afectados desproporcionadamente. Los trastornos mentales son cada vez más frecuentes en los países en desarrollo, como consecuencia de problemas persistentes asociados a la pobreza, de la transición demográfica, de conflictos en Estados frágiles y de desastres naturales. Al mismo tiempo, en más del 50% de los países en de-sarrollo en la comunidad no se presta ninguna atención a las personas con trastornos mentales. Estos últimos acarrean considerables dificultades no sólo a quienes los padecen, sino también a quienes les prestan asistencia que, debido a la falta de recursos para la salud mental en los paí-ses en desarrollo, a menudo son sus familiares. Como resultado, en los países en desarrollo el 90% de las personas con epilepsia y más del 75% de las personas con un trastorno depresivo grave no reciben un tratamiento adecuado.

El llamamiento en favor de servicios comunitarios de salud mental es muy oportuno porque, a pe-sar del mensaje claro enviado por la OMS en 2001, sólo unos pocos países han logrado avances suficientes en esta esfera. Además, en muchos países el cierre de los hospitales psiquiátricos no ha ido acompañado de un desarrollo de servicios comunitarios y ha dejado en cambio un vacío de servicios.

«Este asunto debe importar a todos porque demasiadas personas con trastornos mentales no re-ciben ninguna atención. El reto inmediato para los países de ingresos bajos consiste en utilizar los entornos de atención primaria de salud, en particular con enfoques comunitarios que permitan aprovechar recursos de bajo costo localmente disponibles para que se preste una atención apro-piada a quienes tienen esos trastornos» observó la Dra. Catherine Le Galès-Camus, Subdirectora General del grupo orgánico de la OMS Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. «El de-safío estriba en mejorar los sistemas de atención tomando como ejemplo modelos locales eficaces y reproduciéndolos en todo un país. En el Foro Mundial de la OMS en pro de la Salud Mental Comunitaria se pusieron de relieve modelos de demostrada eficacia para dispensar atención de salud mental en entornos con escasos recursos», agregó.

El Foro sentó las bases para el intercambio de información, la prestación de apoyo mutuo, y un sentido de pertenencia entre los usuarios, familiares y proveedores, así como entre todos los inte-resados en que la atención de salud mental pase de las instituciones de internación prolongada a servicios eficaces de atención comunitaria. Entre los asociados del Foro figuran organizaciones no gubernamentales, asociaciones de profesionales y particulares interesados. Algunos de los principales asociados son BasicNeeds, Christoffel Blindenmission y la Asociación Mundial de Re-habilitación Psicosocial. El Departamento de Salud del Reino Unido contribuyó activamente al Fo-ro, convocado por el Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias, de la OMS.

A continuación enumeramos algunas opciones viables a disposición de las comunidades para me-jorar las vidas de quienes tienen trastornos mentales y el disfrute de sus derechos a una detección y a un tratamiento de esos trastornos a nivel de la comunidad:

  • Integración de la atención de salud mental en el sistema de atención primaria de salud;
  • Rehabilitación comunitaria de pacientes de hospitales psiquiátricos con regímenes de interna-ción prolongada;
  • Aplicación de programas antiestigma en las comunidades;
  • Iniciación de intervenciones preventivas eficaces orientadas a la población; y
  • Plena participación e integración comunitaria de las personas con trastornos mentales.

Para realizar estas intervenciones eficaces, los gobiernos deben establecer políticas claras que enuncien estas medidas y elaborar planes sistemáticos con presupuestos asignados y plazos acordados. La OMS presta apoyo técnico a los países en desarrollo para que adopten estas me-didas encaminadas a poner a disposición una atención comunitaria de salud mental.

Para más información, puede ponerse en contacto con:

Salud Mental y Abuso de Sustancias, OMS
Shekhar Saxana
Tel.: +41 22 791 3625
Móvil: +41 79 308 9865
E-mail: saxenas@who.int

Compartir