Centro de prensa

Arranca la semana de vacunación en 112 países

Nota para los medios de información

Por primera vez, la Semana de Vacunación empieza simultáneamente en 112 países y territorios de tres regiones de la OMS: las Américas, Europa y el Mediterráneo Oriental. El objetivo es ampliar la cobertura de vacunación y crear conciencia acerca de la importancia de las vacunas.

La semana de vacunación - que comenzó en 2003 en la Región de las Américas, pasó a la Región de Europa en 2005 y empieza este año en la Región del Mediterráneo Oriental - promueve actividades nacionales y transfronterizas en colaboración para prevenir enfermedades y salvar vidas. Muchos países están tratando de eliminar el sarampión, y la mayoría están ampliando la vacunación a los grupos que hasta hoy habían quedado excluidos de ella.

En Europa, los organizadores dicen: «La Región de Europa está perdiendo impulso para alcanzar el objetivo de eliminar el sarampión y la rubéola en 2010. En muchos países de Europa occidental la cobertura de la vacuna antisarampionosa está por debajo del 95% recomendado y en algunos sigue habiendo brotes epidémicos de sarampión. Con la ayuda de los Estados Miembros queremos aprovechar esta oportunidad para concentrarnos en lo que los países de la Región necesitan hacer para lograr la eliminación».

En los países de la Región del Mediterráneo Oriental, «cada día aumenta en 5500 el número de niños menores de un año que no reciben todas las vacunas necesarias; en 2009, esto significó que 2,1 millones de niños no recibieron la tercera dosis de la vacuna DTP. Además, un 25% de las muertes anuales de menores de cinco años se atribuyen a enfermedades que pueden evitarse con la vacunación. Un gran número de las muertes de niños causadas por infecciones neumocócicas y enfermedades diarreicas por rotavirus pueden evitarse mediante la aplicación de las nuevas vacunas».

En la Región de las Américas se celebrarán actos inaugurales de la semana de vacunación en las zonas fronterizas de Nicaragua, y también en la frontera entre Suriname y la Guyana Francesa y entre Haití y la República Dominicana. En la frontera de México con los Estados Unidos está previsto realizar un acto conjunto en Las Cruces (Nuevo México), que coincidirá con el lanzamiento de la Semana Nacional de Inmunización Infantil en el segundo país. Los objetivos regionales son llegar a los niños menores de cinco años, las embarazadas, los ancianos, los grupos de población fronterizos y aislados, las poblaciones indígenas y los municipios con baja cobertura de vacunación.

Además de vacunar a niños y adultos y prestar otros servicios de salud como la administración de suplementos vitamínicos, los países están planificando una variedad de actividades como talleres, sesiones de capacitación, movilización social, mesas redondas, exposiciones y eventos para los medios de información que aborden temas relacionados con las vacunas. Los grupos a los que van dirigidas estas actividades son los padres de familia, los cuidadores, el personal sanitario, los medios de comunicación, las autoridades pertinentes y otros interesados directos.

Las oficinas regionales de la OMS en las Américas, Europa y el Mediterráneo Oriental brindan apoyo técnico a las autoridades sanitarias nacionales para que organicen actividades de promoción de la salud de conformidad con sus propios objetivos y la información epidemiológica actual. Asociados regionales y nacionales, en particular el UNICEF, brindan apoyo para la ejecución de la iniciativa. Además, los presidentes y primeros ministros, las primeras damas, los ministros de salud y los embajadores están dando su apoyo.

Además de los beneficios que el aumento de las tasas de vacunación reportará a la población, la iniciativa pretende comunicar el valor de la inmunización y demostrar el liderazgo de la OMS en la ayuda a los programas nacionales.

Los programas de vacunación permitieron erradicar la viruela de todo el mundo a los diez años de que la OMS emprendiera la campaña de erradicación en 1967, época en la que cada año se producían más de dos millones de muertes por esta enfermedad. El buen resultado obtenido llevó a la OMS a establecer el Programa Ampliado de Inmunización en 1974, al que se le reconoce haber salvado millones de vidas mediante la vacunación contra la difteria, la tos ferina, el tétanos, el sarampión, la poliomielitis y la fiebre amarilla. Las tentativas de erradicación de la poliomielitis comenzaron en la Región de las Américas en 1985 y lograron su objetivo en 1991, lo que alentó a emprender la iniciativa de erradicar la enfermedad de todo el mundo, que hasta la fecha ha eliminado la poliomielitis de casi todos los países y reducido en 99% el número de casos. Actualmente, las iniciativas se están enderezando a la eliminación del sarampión, y la vacunación antisarampionosa ha salvado más de 3,6 millones de vidas y reducido en un 90% los casos en África.

Al impulso que ha cobrado la ampliación de la cobertura de vacunación a más personas y contra más enfermedades está aumentando gracias a la obtención de nuevas vacunas contra los rotavirus y los neumococos, y están en marcha investigaciones relacionadas con otras vacunas.

La experiencia adquirida a lo largo de varias décadas ha demostrado que la vacunación paga dividendos en forma de vidas salvadas y enfermedades evitadas, de manera que otras tres regiones de la OMS - África, Asia Sudoriental y Pacífico Occidental - están estudiando la posibilidad de participar en la iniciativa de la Semana de Vacunación, que viene a suplementar los programas de vacunación ordinarios.

Los datos más recientes indican que este año participan en la Semana de Vacunación 112 países y territorios: 44 en las Américas, 46 en Europa y 22 en el Mediterráneo Oriental.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Daniel Epstein
OMS, Ginebra
Teléfono: +41 22 791 3228
Móvil : +41 79 476 7027
E-mail: epsteinda@who.int

Compartir