Centro de prensa

Las Naciones Unidas abordan la cuestión de las enfermedades no transmisibles

Nota para los medios de información

La OMS acoge con beneplácito la adopción por la Asamblea General de las Naciones Unidas de una resolución sobre prevención y control de las enfermedades no transmisibles, principalmente las enfermedades cardiovasculares, los cánceres, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes, que cada año matan a unos 35 millones de personas, de las cuales nueve millones fallecen antes de los 60 años.

La finalidad de esta resolución es frenar la tendencia mundial al aumento de la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles.

«Se ha comprendido que es preciso actuar con urgencia,» afirma el Dr. Ala Alwan, Subdirector General de la OMS. «Esta resolución contribuirá a incrementar las actividades encaminadas a abordar la principal causa mundial de mortalidad. La lucha contra estas enfermedades plantea uno de los principales desafíos para lograr un desarrollo sostenible en el siglo XXI.»

En la resolución se decide lo siguiente:

  • convocar una reunión de alto nivel de la Asamblea General para septiembre de 2011, con participación de jefes de Estado y de gobierno, sobre la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles;
  • incluir en la reunión plenaria de alto nivel para examinar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que se celebrará en septiembre, un debate sobre la creciente incidencia de los efectos socioeconómicos de las enfermedades no transmisibles en los países en desarrollo;
  • solicitar al Secretario General de las Naciones Unidas que prepare un informe sobre la situación mundial de las enfermedades no transmisibles, con particular atención a los problemas de desarrollo a que se enfrentan los países en desarrollo.

La principal causa de mortalidad de las mujeres

Las enfermedades no transmisibles son la principal causa de mortalidad de las mujeres en los países de ingresos medianos y altos, y la segunda causa de mortalidad de las mujeres en los países de ingresos bajos. Casi el 90% de los fallecimientos antes de los 60 años se producen en países en desarrollo; muchas de esas muertes pueden evitarse reduciendo el nivel de exposición al humo de tabaco, las dietas insalubres, la inactividad física y el uso nocivo del alcohol, y mejorando la detección precoz de los cánceres de mama y cervicouterino, la diabetes y la hipertensión arterial.

Sin bien en los últimos decenios las tasas de mortalidad por enfermedades no transmisibles se han estabilizado o han disminuido en muchos países de ingresos altos, las investigaciones indican que esas tasas están aumentando en todas las regiones del mundo. Según las estimaciones, si se mantienen esas tendencias, en 2015 se producirán 41,2 millones de fallecimientos causados por dichas enfermedades.

Esta resolución tiene como antecedentes la Declaración Ministerial adoptada en julio del año pasado por el segmento de alto nivel del ECOSOC, en la que se exhortó a tomar medidas urgentes encaminadas a aplicar la Estrategia mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles y su Plan de acción adoptados por la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2008, así como la Declaración de Doha sobre las Enfermedades No Transmisibles y los Traumatismos, emitida por los participantes en la Reunión Ministerial de Asia Occidental organizada por el ECOSOC, la CESPAO y la OMS en mayo de 2009.

Para más información, dirigirse a:

Mr Menno van Hilten
Oficial de Relaciones Externas
Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental
OMS/Ginebra
Teléfono: +41 22 791 2675
Móvil: +41 79 457 0929
E-mail: vanhiltenm@who.int

Compartir