Centro de prensa

Más de 270 000 peatones mueren en las carreteras cada año

La OMS hace un llamamiento a la acción para salvar vidas

Nota para los medios de información

Cada año fallecen más de 270 000 peatones en las carreteras en todo el mundo, lo que representa el 22% del total de 1,24 millones de defunciones por accidentes de tránsito. La Organización Mundial de la Salud hace un llamamiento a los gobiernos para que adopten medidas concretas con objeto de mejorar la seguridad de los peatones.

Bajo el lema “Mejorar la seguridad de los peatones”, arranca la segunda Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial (6-12 de mayo) en todo el mundo. Con actividades programadas en casi 70 países, esta Semana tiene por objetivo llamar la atención sobre las necesidades de los peatones; generar intervenciones para la adopción de medidas con objeto de protegerlos y contribuir a alcanzar el objetivo del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020, a saber, salvar cinco millones de vidas.

Se pueden adoptar numerosas medidas para proteger a los peatones en las carreteras. El manual titulado Pedestrian safety: a road safety manual for decision-makers and practitioners, publicado recientemente y elaborado conjuntamente por la OMS y varios asociados, promueve la adopción de un enfoque que combine medidas coercitivas, de ingeniería y educativas, tales como:

  • la promulgación de nuevas leyes y la aplicación de la legislación vigente a fin de reducir el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, el uso de teléfonos móviles y otros tipos de distracciones al volante.
  • el desarrollo de infraestructuras para separar a los peatones del resto del tráfico (aceras, pasos elevados de peatones, pasos elevados y subterráneos, isletas y medianas elevadas), reducir la velocidad de los vehículos (badenes, bandas sonoras y “chicanes” o trazados sinuosos) y mejorar la iluminación de las vías públicas;
  • la creación de zonas peatonales en los centros urbanos mediante la restricción del acceso de vehículos a las mismas;
  • la mejora del diseño de las rutas de transporte público;
  • la elaboración y aplicación de normas relativas al diseño de vehículos a fin de proteger a los peatones, como el diseño de partes frontales blandas;
  • la organización y/o la mejora de los sistemas de atención traumatológica para que las personas con lesiones potencialmente mortales puedan ser atendidas rápidamente.

“La segunda Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial ofrece una oportunidad para poner de relieve los múltiples desafíos a los que diariamente se enfrentan los peatones en todo el mundo”, señala el Subdirector General para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental, Dr. Oleg Chestnov. “Todos somos peatones, y los gobiernos deberían adoptar medidas para protegernos mejor. Ello no sólo permitirá salvar vidas, sino que contribuirá además a crear las condiciones necesarias para mejorar la seguridad de los peatones. Cuando las carreteras sean seguras, la gente caminará más, lo que a su vez repercutirá positivamente en la salud y la protección del medio ambiente”.

Los peatones figuran entre los usuarios más vulnerables de las vías de tránsito. Varios estudios muestran que los hombres, tanto niños como adultos, representan un elevado porcentaje de las muertes y traumatismos que sufren los peatones. En los países desarrollados, los peatones de más edad son las personas que mayor riesgo corren, mientras que en los países de ingresos bajos y medianos, los niños y los jóvenes adultos suelen verse más afectados. Los niños y adultos con discapacidad registran tasas más elevadas de traumatismos, como peatones, que las personas no discapacitadas de estos grupos de edad.

La proporción de peatones fallecidos en comparación con otros usuarios de las vías públicas es mayor en la Región de África (38%) y menor en la Región de Asia Sudoriental (12%). En algunos países, la proporción de defunciones de peatones puede llegar a ser de casi dos tercios de los fallecimientos por accidentes de tránsito, como en El Salvador (62%) y Liberia (66%).

“Cada semana mueren más de 5 000 peatones en las carreteras en todo el mundo. Ello se debe a que durante decenios se han pasado por alto sus necesidades y se ha tendido a favorecer el transporte motorizado”, afirma el Dr. Etienne Drug, Director del Departamento de Prevención de la Violencia y los Traumatismos y Discapacidad de la OMS”. “Debemos replantearnos la manera en que organizamos nuestros sistemas de transporte para mejorar la seguridad de los peatones y salvar vidas”.

Cada año se producen cerca de 1,24 millones de muertes por accidentes de tránsito en las carreteras en todo el mundo, por lo que estos traumatismos son la octava causa de muerte más común a nivel mundial, y la principal causa de muerte para los jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y los 29 años. El Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, ofrece un amplio marco para poner de relieve la necesidad de una mayor seguridad vial. Puesto en marcha en mayo de 2011 por gobiernos del mundo entero, el Decenio de Acción trata de desarrollar la capacidad de los países en el ámbito de la gestión de la seguridad vial, así como de mejorar la seguridad vial y de los vehículos, el comportamiento de todos los usuarios de las vías públicas y la atención a las víctimas de accidentes de tránsito.

La OMS respalda los esfuerzos encaminados a mejorar la seguridad vial en general. Con tal fin, ofrece orientaciones a los países sobre los cinco factores de riesgo principales: el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol y no usar el casco al conducir motocicletas, cinturones de seguridad o dispositivos de retención para niños; apoya las iniciativas encaminadas a mejorar el acopio de datos y la atención traumatológica; realiza un seguimiento de los avances a través de informes sobre la situación mundial y desempeña la función de secretaría del Decenio de Acción.

Para más información, puede ponerse en contacto con:

Laura Sminkey
OMS Ginebra
Teléfono: +41 22 791 4547
Móvil: +41 79 249 3520
Correo-e: sminkeyl@who.int

Compartir