Centro de prensa

Brote de SRAS
Un equipo de investigación de la OMS se desplaza a Guangdong (China)
Nuevas recomendaciones para los viajeros

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado hoy del anuncio del Gobierno de China de que el equipo de expertos de la OMS que se encuentra actualmente en Beijing viajará a la Provincia de Guangdong para investigar sobre el terreno el brote de SRAS.

«Las medidas que ha adoptado hoy China son muy positivas», ha dicho el Dr. David Heymann, Director Ejecutivo de Enfermedades Transmisibles de la OMS, «pues nos permitirán obtener aún más datos acerca de la naturaleza del brote de SRAS que se ha producido en China.»

Además, la OMS ha empezado a recomendar a las personas que han previsto viajar a la Región Administrativa Especial de Hong Kong y la Provincia de Guangdong (China) que consideren la posibilidad de aplazar los viajes que no sean imprescindibles. Esta actualización de las recomendaciones a los viajeros se produce como resultado de las novedades registradas, en particular en Hong Kong, en relación con el brote de síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) que afecta a varios países.

La recomendación, que es temporal, se reevaluará diariamente en función de la evolución de la epidemia, y no se aplica a los pasajeros que únicamente tienen que transitar por los aeropuertos de la Región Administrativa Especial de Hong Kong y la Provincia de Guangdong (China).

Con esa nueva recomendación a los viajeros se pretende limitar la propagación del SRAS reduciendo los viajes a las zonas de riesgo. Las demás recomendaciones de la OMS a los viajeros siguen vigentes. Véase http://www.who.int/csr/sars/.

La situación relativa al brote de SRAS en la Región Administrativa Especial de Hong Kong (China) presenta características singulares. Se registra un aumento continuado y marcado del número de casos, y existen indicios de que el SRAS se ha propagado más allá de los focos iniciales en los hospitales. Esas novedades hacen pensar que podrían existir otras vías de transmisión del SRAS, por ejemplo, el transporte del virus de una persona a otra a través de algún modo de transmisión ambiental. Hasta este momento no se ha encontrado ninguna explicación satisfactoria en relación con esa posibilidad. Asimismo, desde el 19 de marzo se ha diagnosticado el SRAS en nueve viajeros que regresaban de una visita a la Región Administrativa Especial de Hong Kong (China).

Siguen sin respuesta numerosas cuestiones acerca del estado del brote en la Provincia de Guangdong (China), fronteriza con Hong Kong. El brote de Guangdong es el mayor de los que se han notificado, y hay datos de que el síndrome se ha propagado al conjunto de la comunidad. Las nuevas informaciones proporcionadas hoy por las autoridades provinciales de que en marzo se produjeron más de 300 nuevos casos indican que en esa zona el brote no se ha extinguido.

Gracias a una cooperación mundial sin precedente se está avanzando en el conocimiento del SRAS y en su contención

Durante las cuatro semanas de seguimiento del SRAS por parte de la OMS se ha aprendido mucho acerca del síndrome. En gran medida, ello se debe a la estrecha colaboración entre científicos, clínicos, jefes de laboratorio y funcionarios de salud pública de todo el mundo.

Como consecuencia de la alerta mundial que la OMS declaró el 15 de marzo, las autoridades nacionales han reforzado la vigilancia para detectar los casos de SRAS. Mientras que ha aumentado el número de países que notifican nuevos casos, esos casos se identifican con rapidez, los pacientes se aíslan y se detiene la transmisión local en la mayoría de los países.

Se sabe ya que los métodos de control de las infecciones son capaces de contener la propagación del SRAS en los hospitales, incluso en países que carecen de los equipos más modernos.

La OMS y una red de los 11 laboratorios más punteros del mundo tienen en su mira la causa del SRAS, y se está poniendo a punto una prueba de diagnóstico que permitirá distinguir las personas infectadas de las que no portan el virus del SRAS.

La red de laboratorios prosigue las investigaciones, pero hasta el momento no se ha podido determinar plenamente el agente causal del SRAS ni se conocen tratamientos, vacunas o medidas preventivas de eficacia indiscutible.

«En el futuro aparecerán de nuevo enfermedades desconocidas, y entonces responderemos del mismo modo que hemos hecho en el caso del SRAS: desplegando el máximo esfuerzo para contener su propagación», ha declarado el Dr. Guénaël Rodier, Director de Enfermedades Transmisibles, Vigilancia y Respuesta, OMS.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Mr Dick Thompson
Teléfono: +41 22 791 2684
Teléfono móvil: +41 79 475 5475
e-mail: thompsond@who.int