Centro de prensa

Veintiocho países y la Comunidad Europea aprovechan la primera ocasión para firmar el tratado contra el tabaco

Hubo representación de Estados de África, Asia, Europa, Oceanía, Oriente Medio y Sudamérica

Varios países - grandes y pequeños, en desarrollo o industrializados - así como la Comunidad Europea han firmado hoy el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), el único tratado sanitario mundial que se ha elaborado en los últimos decenios. El tratado ha quedado abierto a las primeras firmas en una ceremonia celebrada hoy en la sede de la Organización Mundial de la Salud, en Ginebra.

«El interés de los países por firmar el Convenio el primer día es una prueba más del firme compromiso político existente para poner fin a las muertes y la destrucción de la salud que causa el consumo de tabaco», ha dicho la Dra. Gro Harlem Brundtland, Directora General de la Organización Mundial de la Salud. «Insto a todos los países del mundo a seguir el ejemplo de los que están hoy aquí y a firmar y ratificar rápidamente este tratado. Aprovechemos el impulso logrado», declaró.

En cuanto haya sido ratificado por 40 países, el Convenio adquirirá rango de ley para esos países, y posteriormente para los demás países que lo ratifiquen. La firma de hoy no es vinculante todavía para los países, pero constituye una expresión de apoyo político y del sincero propósito de atenerse a los principios que consagra el tratado durante el periodo de transición hasta la ratificación.

Los países que han firmado hoy el Convenio, por el orden en que lo han hecho, son los siguientes: Bangladesh, Brasil, Burundi, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, Comunidad Europea, Botswana, Hungría, Islandia, República Islámica del Irán, Italia, Kuwait, Luxemburgo, Malta, Islas Marshall, Mongolia, Países Bajos, Nueva Zelandia, Noruega, Palau, Paraguay, Sudáfrica, España, Suecia, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, y Gambia. La Comunidad Europea firma como organización de integración económica regional. Aquellos de sus Estados Miembros que lo deseen podrán firmar y ratificar el tratado a título individual.

El tratado fija un mínimo internacional para el control del tabaco, con disposiciones sobre la publicidad y el patrocinio, el aumento de los impuestos y los precios, el etiquetado, el comercio ilícito y la exposición al humo ajeno. Los países y las organizaciones de integración económica regional son libres de legislar de manera más restrictiva.

Los signatarios del tratado asumen la obligación de evitar todo acto que frustre el objeto y el fin del tratado. Tienen el derecho de recibir notificaciones del depositario, en particular información sobre qué países han ratificado el tratado.

En la ceremonia de la firma, la Dra. Brundtland ha señalado que «Este tratado nos obliga a rendir cuentas al mundo, y obliga al mundo a rendir cuentas ante sí mismo. Nos encontramos en una carrera contrarreloj en la que el tabaco se cobra cada año cinco millones de vidas».

La Dra. Brundtland ha hecho de la lucha mundial contra el tabaco una importante prioridad durante su mandato de cinco años como Directora General. Durante más de cuatro años, los Estados Miembros de la OMS y la Comunidad Europea han manejado varios proyectos de CMCT hasta lograr un documento de consenso que fue adoptado por unanimidad en la Asamblea Mundial de la Salud, el mes pasado. El CMCT es el primer tratado internacional que negocia la OMS, principal organismo de salud de las Naciones Unidas.

El Convenio ha sido depositado en poder del Secretario General de las Naciones Unidas y está abierto a la firma esta semana (hasta el 22 de junio) en la Organización Mundial de la Salud. A partir del 30 de junio y hasta el 29 de junio de 2004 estará abierto a la firma en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Una vez ratificado, la fase siguiente consistirá en hacer del CMCT una realidad sobre el terreno. Para lograrlo, los Estados Miembros de la OMS tendrán que traducir el CMCT en leyes nacionales y fijar las bases técnicas necesarias para aplicar el Convenio. La OMS dio a conocer la pasada semana la guía Tobacco Control Legislation: An Introductory Guide, uno de los documentos de la Organización dentro de la serie prevista para ayudar a los países a aplicar el CMCT.

El CMCT es un arma de la salud pública mundial para combatir una amenaza mundial, un arma que evitará que las leyes nacionales sean eludidas de resultas de fenómenos transnacionales tales como la publicidad transfronteriza y el contrabando de productos de tabaco.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Ms Melinda Henry
Teléfono: +41 (22) 791 2535
Teléfono móvil: +41 (79) 477 1738
Fax: +41 (22) 791 4858
e-mail: henrym@who.int