Centro de prensa

Cobra impulso la búsqueda mundial de una vacuna contra el SRAS

Los progresos son notables pero no habrá vacuna este año, dicen los investigadores

Más de 50 de los principales investigadores, de 15 países que realizan trabajos sobre el SRAS, han llegado a la conclusión de que una vacuna segura y eficaz sería un complemento importante de las estrategias existentes para el control de la enfermedad. Sin embargo, la mayoría de los expertos convino en que si se repitiera una epidemia a fines del corriente año, no se dispondría de una vacuna contra el SRAS para entonces.

Durante la reunión consultiva de la Organización Mundial de la Salud sobre la investigación y el desarrollo de una vacuna contra el SRAS se examinaron los progresos en esa esfera y se identificaron medios para acelerar el desarrollo y la evaluación de vacunas contra el SRAS.

«Los esfuerzos que se realizan para desarrollar una vacuna segura y eficaz contra el SRAS y la amplitud y la calidad de la colaboración internacional son aspectos muy alentadores. No obstante, a corto plazo debemos estar preparados para afrontar un eventual rebrote de SRAS a pesar de las medidas de control instauradas, que incluyen vigilancia, diagnóstico precoz, prevención de infecciones hospitalarias, localización de contactos y distribución internacional de informes. La investigación debe continuar para determinar cómo y cuándo, si acaso, se podrá añadir una vacuna a las medidas de control existentes», ha dicho el Dr. LEE Jong-wook, Director General de la Organización Mundial de la Salud.

La reunión de dos días de duración, que finalizó sus recomendaciones esta semana, examinó la información epidemiológica relativa al desarrollo y evaluación de una vacuna contra el SRAS, así como los datos disponibles sobre la manera en que el coronavirus del SRAS provoca la muerte en los seres humanos. El grupo también examinó la variabilidad genética del coronavirus del SRAS con miras a identificar las cepas más apropiadas para su inclusión en vacunas futuras. Los debates sobre el desarrollo de una vacuna contra el SRAS se basaron en la abundante información disponible sobre vacunas contra enfermedades de animales causadas por coronavirus similares. Por último, el grupo evaluó la reciente labor relativa a vacunas experimentales en animales y a la forma en que la información pertinente puede utilizarse como base para futuros ensayos clínicos en voluntarios humanos.

El primer ensayo clínico de una vacuna inactivada contra el SRAS podría comenzar ya en enero de 2004. Sin embargo, es difícil predecir cuándo podría estar disponible la vacuna. Si reaparece el SRAS podría acelerarse el proceso y obtenerse una vacuna en un plazo de dos años. Si no se produce ningún brote importante de SRAS, el desarrollo de la vacuna seguirá su curso normal, por lo que no estará lista hasta dentro de cuatro o cinco años.

«Para acelerar el desarrollo de una vacuna contra el SRAS debemos continuar trabajando juntos en numerosos frentes al mismo tiempo, a saber, investigación científica, cuestiones relativas a propiedad intelectual y patentes, y accesibilidad. Es un proceso muy complejo, caracterizado por un nivel de cooperación internacional sin precedentes, que está cambiando nuestra modalidad de trabajo. No obstante, independientemente de la urgente necesidad de una vacuna, la seguridad y la calidad no deberán verse comprometidas en ningún caso, si bien es cierto que cuanto antes podamos desarrollar una vacuna contra el SRAS mejor preparados estaremos si se produjera un rebrote de la enfermedad», ha dicho la Dra. Marie-Paule Kieny, Directora, Iniciativa para la Investigación de Vacunas, OMS.

Al margen de los debates científicos, el grupo examinó el modo en que las cuestiones relativas a patentes y propiedad intelectual y su salvaguardia podrían facilitar, en vez de obstaculizar, el rápido desarrollo de vacunas contra el SRAS, y asegurar que una vez desarrolladas estén disponibles tanto en los países industrializados como en los países en desarrollo.

También se plantearon consideraciones normativas específicas referidas a la evaluación clínica y la autorización de comercialización de las vacunas contra el SRAS. En particular, se consideró la posibilidad de que las vacunas contra el SRAS tuvieran que ser autorizadas prescindiendo de datos sobre su eficacia en seres humanos. De hecho, los ensayos de eficacia clínica que se realizan generalmente para obtener esos datos podrían resultar inadecuados en el caso del SRAS, dada la gravedad de los resultados relativos a la morbilidad, su aparición relativamente poco común hasta el presente, y la urgente necesidad de desarrollar vacunas contra esa enfermedad.

Representantes de instituciones públicas y empresas farmacéuticas se refirieron a los progresos en el desarrollo y evaluación de posibles vacunas contra el SRAS, y los participantes en la reunión examinaron cuestiones específicas sobre el desarrollo y la evaluación de vacunas contra el SRAS a base de virus entero inactivado.

La OMS celebrará otras reuniones consultivas para examinar los progresos realizados y mantener el elevado nivel actual de colaboración internacional.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Mr Christopher Powell
Teléfono: +41 22 791 2888
Teléfono móvil: +41 79 217 3425
e-mail: powellc@who.int