Centro de prensa

África occidental se moviliza para la ofensiva final contra la poliomielitis

63 millones de niños serán inmunizados en 10 países mientras que un brote declarado en Nigeria amenaza con echar por tierra los logros conseguidos en África

Comunicado de prensa/OMS/UNICEF/Rotary International/CDC

Foto: Congo

Un mes después de la celebración de una reunión de emergencia de ministros de salud decididos a poner fin a la transmisión de la poliomielitis en 2004, un grupo de países africanos responde con una campaña de inmunización masiva y sincronizada contra la enfermedad; el objetivo es vacunar a 63 millones de niños en los próximos días.

A partir del 23 de febrero, se pondrán en marcha de forma simultánea en 10 países diferentes campañas de inmunización antipoliomielítica en cuyo marco se prevé vacunar a 63 millones de niños en Benin, Burkina Faso, Camerún (20 de febrero), República Centroafricana, Chad (a partir de marzo), Ghana, Níger, Nigeria, Côte d’Ivoire y Togo. Los líderes políticos, religiosos y tradicionales se unirán para poner en marcha las actividades, y, durante tres días, decenas de miles de vacunadores irán casa por casa administrando la vacuna directamente a todos los niños.

En los últimos meses, la poliomielitis ha vuelto a propagarse por África occidental y central, ha dejado paralíticos a niños de siete países anteriormente exentos de la enfermedad (el más reciente de ellos es la República Centroafricana), y ha puesto en situación de riesgo a millones de niños más. No obstante, los socios de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis afirman que si las campañas de los próximos meses llegan a todos los niños, en 2004 podría ponerse definitivamente fin a la poliomielitis en África.

«Después de ocho años de extraordinaria colaboración e importantes inversiones, África está a punto de lograr una bien merecida victoria en materia de salud pública», afirma el Dr. Ebrahim Samba, Director de la Región de África de la OMS. «Pero ahora la enfermedad está amenazando con regresar y, a menos que estas campañas pongan freno a la propagación del virus, todo el continente quedará a merced de la reinfección. África ha demostrado que puede detener la poliomielitis, y ahora es el momento de terminar ese trabajo.»

Los progresos realizados en la erradicación de la poliomielitis constituyen uno de los mayores logros del continente africano en materia de salud pública. Gracias a la campaña «Desterremos de África la poliomielitis», puesta en marcha en 1996 por Nelson Mandela y otros líderes africanos, y ahora dirigida por el Profesor Alpha Omar Konare, Presidente de la Comisión de la Unión Africana, los casos de parálisis poliomielítica infantil pasaron de 205 al día a 388 durante todo 2003. La inmunización contra la poliomielitis ha llevado «días de calma» a los países asolados por los conflictos, cese del fuego en plena guerra civil y combatientes convertidos en guardaespaldas de los vacunadores para que éstos pudieran llegar a los niños con seguridad.

«Los retos a los que se enfrenta África son sólo equiparables a su potencial» dice Rima Salah, Directora Regional del UNICEF para África central y occidental. «Antes de que llegara esta nueva oleada de casos, África había avanzado más rápidamente que ningún otro continente para asegurar a sus niños un futuro libre de poliomielitis», afirma. «Sería trágico que el virus volviera a introducirse ahora. Los dirigentes nacionales y locales deben adoptar una postura firme para detener la propagación de esta enfermedad y garantizar la derrota de la poliomielitis en todo el continente.»

La interrupción de las campañas de inmunización en determinados estados clave del norte de Nigeria, en particular Kano, sigue siendo uno de los mayores retos y también una de las mayores oportunidades para poner rápidamente fin a la poliomielitis en África. Hasta mediados de 2003, Nigeria formaba parte de los lugares de África donde se habían obtenido logros ejemplares contra la poliomielitis, y solamente había algunos estados del norte donde el virus seguía siendo endémico, mientras que Lagos, la ciudad más densamente poblada de África, estuvo libre de poliomielitis durante dos años. La interrupción de las campañas de inmunización en Kano y el subsiguiente brote de poliomielitis en esa región se vieron alimentados por rumores infundados sobre la seguridad de la vacuna antipoliomielítica. Esto contrasta totalmente con el considerable apoyo que ha recibido la erradicación de la poliomielitis de parte de organismos científicos y religiosos y de instituciones multilaterales de todo el mundo. En octubre de 2003, la Organización de la Conferencia Islámica decidió por unanimidad erradicar la poliomielitis para finales de 2004. Además de este compromiso, los Emiratos Árabes Unidos anunciaron recientemente la primera promesa de lo que será una contribución de millones de dólares de los países islámicos del Golfo.

La contribución de los Emiratos Árabes Unidos llega en un momento decisivo de la campaña, ya que la propagación del virus por África occidental continúa mermando los recursos ya escasos de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis. La alianza tiene un déficit de US$ 130 millones, cantidad que se necesita urgentemente para las actividades de 2005, que aumenta a medida que la infección se propaga a un mayor número de países.

Dado que la erradicación mundial de la enfermedad se aproxima y que África occidental y central emprenden las campañas de inmunización más decisivas de su historia, Jonathan Majiyagbe, Presidente de la Asociación Rotaria Internacional, ha pedido directamente a las comunidades que inmunicen a sus hijos.

«El Secretario General de las Naciones Unidas dijo que la erradicación de la poliomielitis es un modelo brillante de cómo podemos aunar esfuerzos para luchar contra un enemigo común de la humanidad», ha declarado Majiyagbe. «La poliomielitis es nuestro enemigo común, pero en algunas comunidades de África, el miedo y la información errónea sobre la vacuna antipoliomielítica han llegado a ser tan mortales como una enfermedad. La vacuna contra la poliomielitis proporciona una protección segura y esencial a los niños. No debemos permitir que rumores infundados se interpongan entre nuestros hijos y su salud.»

La Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis está liderada por la OMS, la Asociación Rotaria Internacional, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y el UNICEF. Actualmente, el poliovirus está presente en sólo seis de los más de 125 países donde se encontraba cuando se puso en marcha la Iniciativa, en 1988. Los seis países donde hay poliovirus salvaje autóctono son: Nigeria, India, Pakistán, Níger, Afganistán y Egipto.

La coalición para la erradicación de la poliomielitis está integrada por los gobiernos de los países afectados por la enfermedad, fundaciones privadas (como la Fundación de las Naciones Unidas y la Fundación Bill y Melinda Gates), bancos de desarrollo (como el Banco Mundial), gobiernos donantes (como Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Japón, Luxemburgo, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos y Reino Unido), la Comisión Europea, organizaciones humanitarias y no gubernamentales (como la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja) y empresas asociadas (como Aventis Pasteur o De Beers). Los voluntarios de los países en desarrollo también desempeñan una función fundamental: 20 millones de ellos han participado en campañas de inmunización de gran escala.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Mr Oliver Rosenbauer
Teléfono: +41 22 781 3832
Teléfono móvil: +41 79 500 6530
e-mail: rosenbauero@who.int

Melissa Corkum
Teléfono: +41 22 791 2765
Teléfono móvil: +41 79 500 6554
e-mail: corkumm@who.int

Ms Vivian Fiore
Teléfono: +1 847 866 3234
Teléfono móvil: +34 67 647 2758
e-mail: fiorev@rotaryintl.org

Steven Stewart
Teléfono: +1 404 639 8327
e-mail: znc4@cdc.gov

Claire Hajaj

Margherita Amodeo
Teléfono: +221 869 24
e-mail: mamodeo@unicef.org