Centro de prensa

La Organización Mundial de la Salud advierte del grave peligro que corre la salud de millones de personas en Darfur (Sudán) y pide una respuesta sanitaria intensificada

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido hoy de las nefastas consecuencias que puede sufrir la salud de millones de personas en Darfur (Sudán). Un aumento significativo de la morbilidad y la mortalidad es inevitable si no aumenta rápidamente la ayuda externa. La catástrofe sólo puede prevenirse mediante un incremento urgente de la actual respuesta internacional.

El Gran Darfur comprende tres Estados y alberga una población de 6,7 millones de personas. La crisis humanitaria ha desplazado a más de 1,2 millones de personas de sus aldeas y hogares, y afecta a un total de dos millones de personas. En al menos un caso, la tasa de mortalidad en la niñez ha alcanzado un valor tres veces superior al umbral internacional de emergencia humanitaria (dos defunciones diarias por 10 000 menores de cinco años).

El 3 de junio, diversos Ministros y funcionarios de alto nivel de las naciones donantes se reunirán en Ginebra para intensificar su respuesta a la crisis en Darfur. Es necesario actuar de inmediato y resueltamente. La OMS estima que el único modo de evitar una crisis humanitaria es expandir rápidamente la respuesta, especialmente durante los próximos tres meses. La OMS necesita recaudar US$ 7,6 millones para la respuesta sanitaria en Darfur, como parte del total de US$ 30 millones necesarios para la labor sanitaria en todo el Sudán, destinada a prestar ayuda al Gobierno en la coordinación de la respuesta del sector de la salud y combatir los brotes de enfermedades, mejorar el saneamiento, responder a las necesidades de salud pública, y mejorar el acceso a la atención de salud.

Agravamiento de la crisis de Darfur

«La morbilidad y la mortalidad crecen de forma acelerada cuando se carece de alimentos adecuados, el agua está contaminada, no se dispone del debido saneamiento ni de cobijo, se generaliza la violencia y faltan elementos básicos de la salud pública tales como las vacunaciones y el acceso a la atención médica. Esa es la situación actual en Darfur,» ha declarado el Director General de la OMS, LEE Jong-wook. «El mundo no puede permanecer a la espera, contemplando cómo se agrava el conflicto y aumentan las tasas de mortalidad, cuando una acción concertada podría evitarlo.»

En octubre de 2003, las Naciones Unidas advirtieron de que era inminente una crisis humanitaria en Darfur, y apelaron por que se donaran recursos suplementarios. Después de un largo retraso, están ahora empezando a comprometerse esos fondos.

Desde entonces, las necesidades han seguido aumentando. Durante abril de 2004, el número de personas afectadas se elevó hasta los dos millones, de los cuales al menos 1,2 millones eran desplazados internos y 100 000 refugiados en el Chad. Se ha notificado que sigue aumentando la malnutrición (en algunos entornos se duplica cada semana), la diarrea, el sarampión y la mortalidad. La OMS ha recibido hasta el presente un total de US$ 3,9 millones en promesas de donación para su respuesta.

El Dr. Hussein Gezairy, Director Regional de la OMS para la Región del Mediterráneo Oriental, ha declarado que «proporcionar esa ayuda tan necesaria supone una tarea inmensa en Darfur, porque las personas se encuentran dispersas por una amplia zona y las comunicaciones están gravemente perturbadas. Para llegar hasta los más necesitados es preciso que todos colaboren intensamente. El compromiso internacional, la acción y la presencia efectiva sobre el terreno tienen que aumentar masivamente para que podamos salvar esas preciosas vidas».

Las Naciones Unidas y diversas organizaciones no gubernamentales han afrontado numerosos problemas en sus esfuerzos para expandir las actividades en Darfur durante los últimos meses. La prioridad inmediata ahora es salvar vidas y mitigar el riesgo que amenaza la salud de las poblaciones afectadas, exacerbado por la arremetida de la estación de las lluvias. Para ello habrá que contar con personal de salud pública capacitado y adecuadamente equipado para tratar enfermedades, iniciar campañas de inmunización, asegurar la calidad del agua y un saneamiento adecuado y capaz de asegurar que se disponga de atención quirúrgica y médica prioritaria donde sea necesario. El Ministerio de Salud, la OMS y los asociados han determinado cuáles son las necesidades y las prioridades y trabajan conjuntamente para llevar urgentemente médicos y cirujanos sudaneses a los hospitales y los centros de salud de Darfur, en coordinación con el sistema de las Naciones Unidas y diversas ONG.

A corto plazo, existe una necesidad urgente de especialistas internacionales en salud pública capacitados y experimentados, además de cirujanos, médicos, enfermeras y especialistas en logística, que trabajarían en Darfur bajo la dirección del Gobierno del Sudán y de la OMS. Necesitarán los correspondientes equipos y suministros.

La OMS ha recibido con agrado las seguridades dadas recientemente por el Gobierno del Sudán de que los trabajadores humanitarios recibirán en el plazo de 48 horas el necesario permiso para viajar de Jartum a Darfur, y de que se facilitará el movimiento de los suministros de socorro.

Llamada a la acción

Todos los líderes del mundo han tomado conciencia de la tragedia de Darfur, y la OMS reitera su llamamiento para aliviar el sufrimiento de la población. El sistema de las Naciones Unidas y las ONG necesitan un respaldo financiero y político sostenido y comprometido para afrontar lo que sólo puede describirse como un desastre.

Medidas sanitarias adoptadas recientemente en la crisis de Darfur

La OMS cuenta con personal en Darfur desde el final de 2003 y proporciona evaluaciones regulares de la situación sanitaria y las necesidades de la población. La OMS ayuda a coordinar y supervisar el apoyo internacional a la salud pública en Darfur.

Entre las medidas adoptadas recientemente en Darfur en materia de salud figuran las siguientes:

  • Vigilancia de la morbilidad y preparación para brotes: se ha organizado un sistema de pronta alarma para el cólera, la disentería y el paludismo con 52 agentes de vigilancia cualificados y se ha enviado material de respuesta a los brotes a los tres Estados.
  • Campaña de vacunación antisarampionosa: el Ministerio de Salud, el UNICEF, la OMS y los asociados están haciendo los últimos preparativos de una campaña masiva en la que se vacunará contra el sarampión a más de dos millones de niños en Darfur. La campaña complementará el tratamiento antisarampionoso que proporcionan diversas ONG, y se dirigirá a los niños de entre nueve meses y 15 años de edad. En el marco de la campaña, los niños recibirán suplementos de vitamina A y serán vacunados contra la poliomielitis.
  • Salud ambiental: se ha capacitado y equipado a 172 agentes de salud ambiental para velar por la aplicación de medidas de lucha antivectorial, de eliminación de desechos y de promoción de la salud para 310 000 personas en cuatro localidades: El Mashtel, Abu Shouk, Kaalma, y Geneina.

Documentos conexos


Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Dr Guido Sabatinelli
Teléfono: 249 11 780 190
Teléfono móvil: 249 121 39 448
Fax: 249 11 77 62 82
e-mail: whosud@sudanmail.net.sd

Mr Eugene Mahlehla
Teléfono: 249 11 780 190
Teléfono móvil: 249 912 58 7512
Fax: 249 11 77 62 82
e-mail: mahlehlae@sud.emro.who.int

Fadéla Chaib
Teléfono: +41 22 791 3228
Fax: +41 22 791 4181
e-mail: chaibf@who.int

Dr Ibrahim Kerdany
Teléfono: 00202 2765037
e-mail: kerdanyi@emro.who.int