Centro de prensa

Se han puesto ya los cimientos para aumentar el acceso al tratamiento del SIDA

Hay que seguir trabajando para afrontar la emergencia que supone la administración de tratamiento contra el SIDA, afirma la Organización Mundial de la Salud

Un huérfano por causa del SIDA recibe tratamiento en una zona rural de Uganda. Foto: OMS/Michael Jensen
Un huérfano por causa del SIDA recibe tratamiento en una zona rural de Uganda. Foto: OMS/Michael Jensen

Seis meses después de que la OMS y el ONUSIDA lanzaran la estrategia «tres millones para 2005», se han realizado importantes progresos hacia el objetivo de aumentar el acceso al tratamiento contra el SIDA de todos los que lo necesitan. Es el resultado de la labor de numerosos asociados, en particular gobiernos, donantes, organismos multilaterales, organizaciones no gubernamentales, organizaciones confesionales, el sector privado, y las personas que viven con el VIH/SIDA. No obstante, queda aún mucho por hacer, y urgentemente, para que el mundo logre su meta de proporcionar tratamiento a tres millones de personas que viven con el SIDA en los países en desarrollo antes de que acabe 2005, afirman la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el ONUSIDA en dos informes hechos públicos hoy.

«Se ha realizado una importante labor en unos pocos meses con el fin de establecer un marco para orientar a los países en el despliegue de las actividades destinadas a proporcionar tratamiento contra el SIDA a las personas que lo necesitan», ha declarado el Dr. LEE Jong-wook, Director General de la OMS. La meta de «tres millones para 2005» supone un paso vital hacia el acceso universal, y es posible lograrla. La falta de acceso al tratamiento sigue constituyendo una emergencia sanitaria mundial.

Aún queda mucho por hacer para proporcionar tratamiento y atención, y para consolidar y acelerar los programas robustos de prevención de la transmisión del VIH.»

En el primer informe de situación de la estrategia «tres millones para 2005», hecho público hoy, se muestra cómo se han ido colocando las bases necesarias para aumentar la disponibilidad de tratamiento contra el SIDA desde que se presentó la estrategia con ocasión del Día Mundial del SIDA, el 1 de diciembre de 2003. Un segundo informe, de carácter prospectivo, el Plan VIH/SIDA para 2004-2005, expone con claridad los pasos que dará la OMS y la labor que habrá que realizar para velar por que no se detengan los progresos.

Los datos obtenidos y analizados por la OMS muestran que en dos años, desde la Conferencia Internacional sobre el SIDA celebrada en Barcelona, en los países en desarrollo se ha casi duplicado el número de personas que reciben tratamiento contra el SIDA. Sin embargo, la cifra actual de 440 000 personas sometidas a tratamiento es inferior a la referencia de 500 000 que se fijó en diciembre, cuando se publicó la estrategia «tres millones para 2005».

Para acelerar los avances, los países están solicitando asistencia técnica a la OMS en dos aspectos principales: la formación de personal sanitario y la creación de capacidad, y la adquisición y distribución de medicamentos.

La OMS considera que la falta de apoyo financiero provocó un retraso de los avances a principios de este año, pero que las promesas de donaciones, recibidas en particular del Canadá, el Reino Unido y Suecia, han puesto en marcha la asistencia técnica y la contratación de personal destinado a aumentar el tratamiento en los países. Ya a las pocas semanas de haberse presentado la estrategia, 56 países pidieron asistencia técnica a la OMS para ampliar el acceso al tratamiento. Durante los últimos seis meses, la OMS ha elaborado y publicado nuevas directrices simplificadas sobre tratamiento y realización de pruebas; se ha proporcionado a los países asesoramiento especializado de importancia capital; ha empezado a funcionar el Servicio de Medicamentos y Pruebas Diagnósticas del SIDA, que habrá de facilitar la disponibilidad de medicamentos de calidad contra el SIDA a precios asequibles; y se han preparado y sometido a prueba módulos de capacitación.

Los países, la OMS, el ONUSIDA y los asociados, incluidos los donantes y la sociedad civil, han ayudado a crear, y siguen creando, un importante compromiso político y financiero para aumentar el acceso a los servicios de prevención, tratamiento y atención. Asimismo, hay que trabajar urgentemente para que todas las personas puedan someterse a las pruebas pertinentes y conozcan su estado serológico. Mejorar la prevención de la transmisión del VIH también es de importancia capital para frenar la creciente epidemia de VIH/SIDA. En última instancia, es responsabilidad de los países aumentar la disponibilidad de servicios de VIH/SIDA.

«Lo que hemos hecho hasta ahora se apoya en el compromiso, formidable y constante, de los donantes, de los gobiernos, y de las organizaciones no gubernamentales y activistas de todo el mundo», ha declarado el Dr. Jack Chow, Subdirector General de la OMS para VIH/SIDA, Paludismo y Tuberculosis. Su liderazgo contribuirá a salvar vidas.»

«Hay pruebas claras de que el tratamiento simplificado contra el SIDA funciona en los entornos de escasos recursos. Se dispone ya de compromiso, de fondos en cantidades importantes, y de las bases necesarias: no quedan excusas. Ha llegado el momento de aprender con la práctica y expandir el tratamiento», ha dicho el Dr. Jim Yong Kim, Director de VIH/SIDA, de la OMS. «Avanzamos en la buena dirección, pero demasiado despacio.

Disponemos de 18 meses para que los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales y otros asociados aumenten rápidamente el acceso a la prevención, el tratamiento y la atención en los países en desarrollo.»

En el Plan VIH/SIDA para 2004-2005 se destaca la necesidad de contar en todo el mundo con 100 000 agentes de salud y comunitarios adicionales en breve plazo. Muchos millones de personas tienen que averiguar su estado serológico y hay que proporcionar tratamiento en muchas localidades más. También se necesita más dinero: la OMS estima en un total de US$ 5500 millones el costo de proporcionar tratamiento a tres millones de personas al final de 2005. La OMS necesita asimismo otros US$ 62 millones para prestar asistencia técnica y otros servicios a los países que han pedido ayuda.

Por otra parte, hay que acelerar la capacitación, mediante la realización de programas de formación en los países. También es necesario capacitar a las redes de personas que viven con el SIDA, para que lleguen hasta las comunidades afectadas y las preparen a la introducción del tratamiento y aceleren las intervenciones de prevención.

La OMS ha puesto a punto y a sometido a prueba módulos de capacitación sobre el VIH/SIDA que se han adaptado para uso local.

El precio del tratamiento de primera línea con combinaciones de dosis fijas sigue disminuyendo. En estos momentos el precio de referencia es de US$ 150 por persona y año, lo que supone una disminución de aproximadamente US$ 150 en menos de 12 meses. No obstante, no todos los países han adoptado como estándar los regímenes terapéuticos de bajo costo, y el tratamiento de segunda línea sigue teniendo un precio muy alto. Además, en muchos países donde el tratamiento de primera línea sigue siendo demasiado caro aún no se ha autorizado la comercialización de antirretrovirales genéricos.

«Sabemos prevenir el VIH/SIDA, sabemos tratar el SIDA y sabemos proporcionar atención a las personas que viven con el SIDA. El mundo tiene ahora una oportunidad y una responsabilidad. Actuemos en consecuencia», ha declarado el Dr. Jim Yong Kim.

Enlaces conexos


Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Ms Samantha Bolton
Teléfono: +41 22 791 1970
Teléfono móvil: +41 79 239 2366
e-mail: boltons@who.int

Mr Iain Simpson
Teléfono: +41 22 791 3215
Teléfono móvil: +41 79 475 5534
e-mail: simpsoni@who.int

Beth Magne-Watts
Teléfono: +41 22 791 5074
e-mail: magnewattsb@unaids.org