Centro de prensa

Un millón de vacunadores contra la poliomielitis, 80 millones de niños, 23 países: África lanza la mayor campaña de inmunización de la historia

Superando las fronteras, los africanos se unen en un monumental esfuerzo común para combatir la epidemia y reencauzar la erradicación de la poliomielitis

Comunicado de prensa OMS/Asociación Rotaria Internacional/CDC/UNICEF

Vacuna a un niño

Más de un millón de personas de 23 países africanos emprenden hoy una campaña de vacunación en masa con el objetivo de inmunizar en cuatro días a 80 millones de niños a través del África subsahariana. Se trata de una respuesta directa a la epidemia de poliomielitis que afecta a la región y que amenaza con provocar parálisis incurables a miles de niños.

Decenas de miles de líderes tradicionales y religiosos, maestros, padres y madres y miembros de la Asociación Rotaria Internacional se unirán hoy a una multitud de enfermeras, voluntarios y agentes de salud que peinarán sistemáticamente todas las casas y todas las aldeas para administrar directamente la vacuna a la totalidad de los niños menores de cinco años de edad. Para que el empeño tenga éxito, los vacunadores, muchos de ellos voluntarios, tendrán que cubrir la mitad del continente africano, un territorio mayor que el de Europa occidental, desplazándose a pie, a caballo, en bicicleta, barca, automóvil o cualquier otro medio a su alcance.

Para llegar hasta todos y cada uno de los 80 millones de niños, los vacunadores tendrán que vencer obstáculos formidables. Hasta 12 horas al día, muchos habrán de soportar ambientes de humedad sofocante o polvo irrespirable, con temperaturas de hasta 40 ºC, y en algunos también las torrenciales lluvias propias del final de la estación. Los equipos de inmunización dispondrán de portavacunas refrigerados con hielo, para mantener la vacuna antipoliomielítica a la temperatura adecuada hasta su administración. En conjunto, se transportarán más de 100 millones de dosis de vacuna, refrigeradas con más de tres millones de paquetes de hielo.

Los disturbios que afectan a varios de los países complicarán el acceso a los niños, en particular en algunas zonas de Côte d’Ivoire, Liberia y el Sudán. La reciente propagación de la poliomielitis en la región sudanesa de Darfur o su llegada a Jartum son prueba de la velocidad con que el virus puede volver a infectar las comunidades, especialmente a los grupos desplazados o aislados por causa de conflictos. En algunas zonas, como determinadas partes de Liberia, la vacuna contra la poliomielitis tiene que transportarse por vía aérea, lo que supone un problema más para los ya depauperados recursos financieros, humanos y técnicos.

Por toda África, a los problemas logísticos habrá que sumar los de comunicación. Una vez en los domicilios, muy a menudo los vacunadores tendrán que superar la desconfianza de los padres acerca de la seguridad de la vacuna antipoliomielítica. Desde mediados de 2003, a partir del norte de Nigeria se han propagado ampliamente rumores infundados acerca de la seguridad de la vacuna, que han provocado gran confusión en la región, en particular en las comunidades más pobres con escaso acceso a una atención de salud básica. En consecuencia, se ha formado a los vacunadores para tranquilizar a las familias y convencerlas de que la vacunación contra la poliomielítica es segura y, de hecho, el único modo de proteger a los niños frente a las discapacidades incurables que causa el virus.

Las actividades de erradicación han unido a todos los niveles de la sociedad civil de África en un esfuerzo conjunto de lucha contra la enfermedad. Los líderes tradicionales, comunitarios y religiosos de toda la región han hecho público su apoyo. Desde el emir de Kano y el sultán de Sokoto (Nigeria) hasta los jefes tradicionales de Burkina Faso y países limítrofes, todos han expresado su intención de comprometer a la ciudadanía en la promoción de una África exenta de poliomielitis.

Las actividades a menor escala llevadas a cabo durante 2000 y 2001 ya habían detenido la poliomielitis en todos los países de la región salvo Nigeria y el Níger, donde será necesario mejorar la vacunación si se quiere erradicar la poliomielitis de África antes del final de 2005.

Si la campaña llega hasta un número suficiente de niños en los puntos críticos de la región, cabe esperar que la transmisión de la poliomielitis se frene significativamente para el final de este año. Los epidemiólogos predicen que en algunos países donde la presencia del virus es más débil la transmisión podría detenerse por completo a principios de 2005. Los principales asociados de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis (la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Rotaria Internacional, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos de América (CDC) y el UNICEF) subrayan que los beneficios que aportarán estas campañas tienen que apuntalarse con unos servicios de inmunización sistemática vigorosos y otorgando prioridad a la atención de salud para las comunidades más pobres, para lograr la mejor defensa contra el poliovirus.

La campaña recibió un importante impulso político el 2 de octubre, con ocasión de su lanzamiento oficial. El Excmo. Sr. Olusegun Obasanjo, Presidente de la República Federal de Nigeria y Presidente de la Unión Africana, el Profesor Alpha Oumar Konaré, Presidente de la Comisión de la Unión Africana, y Jonathan Majiyagbe, ex Presidente de la Asociación Rotaria Internacional y que ha residido durante mucho tiempo en Kano, participaron en las ceremonias inaugurales celebradas en Kano (Nigeria). El propio Presidente Obasanjo administró personalmente la vacuna a la hija del Gobernador de Kano.

Es mucho lo que está en juego en esas campañas. En las actividades de erradicación se han invertido un total mundial de más de US$ 3000 millones desde 1988, de los cuales más de US$ 500 millones han sido aportados por la Asociación Rotaria Internacional. Se necesitan otros US$ 200 millones para llevar a cabo campañas transfronterizas de inmunización antipoliomielítica similares el 18 de noviembre y a lo largo de 2005. Si África supera el reto con éxito, aumentará la confianza en otras iniciativas de salud pública y desarrollo.

Nota para los redactores:

El brote de poliomielitis que se registra en el norte de Nigeria es consecuencia de una combinación de factores, entre ellos la suspensión de las campañas antipoliomielíticas a mediados de 2003 en Kano (Nigeria) (debido a los recelos infundados acerca de la seguridad de la vacuna antipoliomielítica oral), y a la baja cobertura de la inmunización sistemática en los países que rodean Nigeria. La campaña contra la poliomielitis se reanudó en Kano el 31 de julio de 2004.

Los 23 países que participan en la campaña contra la poliomielitis son los siguientes: Benin, Burkina Faso, Camerún, Chad, Congo-Brazzaville, Côte d'Ivoire, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Liberia, Malí, Mauritania, Nigeria, Níger, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Senegal, Sierra Leona, Togo y Sudán. Las respectivas campañas nacionales se iniciarán en fechas distintas, y en 19 de los 23 países se realizarán en octubre.

La Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis está encabezada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Rotaria Internacional, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y el UNICEF. En estos momentos, el poliovirus es endémico sólo en seis países, cuando en el momento de lanzarse la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, en 1988, lo era en más de 125.

Los seis países donde sigue habiendo poliomielitis endémica son los siguientes: Nigeria, India, Pakistán, Níger, Afganistán y Egipto. A 6 de octubre, este año se habían notificado 786 casos en todo el mundo, en los países endémicos siguientes: Nigeria (597 casos), India (62), Pakistán (31), Níger (20), Afganistán (3), Egipto (1); y en los países siguientes se habían registrado casos importados: Benin (6), Botswana (1), Burkina Faso (6), Camerún (2), Chad (16), Côte d'Ivoire (15), Guinea (1), Malí (2), República Centroafricana (12) y Sudán (11).

Forman parte de la coalición para erradicar la poliomielitis los gobiernos de los países afectados por la enfermedad; fundaciones del sector privado (por ejemplo, la Fundación pro Naciones Unidas y la Fundación Bill y Melinda Gates); bancos de desarrollo (p. ej. el Banco Mundial); gobiernos donantes (p. ej. Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Japón, Luxemburgo, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos, Portugal y Reino Unido); la Comisión Europea; organizaciones humanitarias y no gubernamentales (p. ej. Federación de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja) y empresas asociadas (p. ej. Aventis Pasteur, De Beers, Wyeth). Los voluntarios desempeñan una función esencial en los países en desarrollo: en las campañas de inmunización en masa han participado unos 20 millones.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Mr Oliver Rosenbauer
Teléfono: +41 22 781 3832
Teléfono móvil: +41 79 500 6530
e-mail: rosenbauero@who.int

Melissa Corkum
Teléfono: +41 22 791 2765
Teléfono móvil: +41 79 500 6554
e-mail: corkumm@who.int

Ms Vivian Fiore
Teléfono: +1 847 866 3234
Teléfono móvil: +34 67 647 2758
e-mail: fiorev@rotaryintl.org

Steven Stewart
Teléfono: +1 404 639 8327
e-mail: znc4@cdc.gov

Claire Hajaj