Centro de prensa

El órgano ejecutivo de la OMS reafirma el liderazgo de la Organización en cuestiones fundamentales de la salud pública mundial

El Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud ha subrayado en su 113ª reunión, clausurada hoy, la importancia del vigoroso liderazgo de la OMS en cuestiones sanitarias tales como el tratamiento de las personas que viven con el VIH/SIDA, el régimen alimentario y la actividad física, la erradicación de la poliomielitis, el mejoramiento de los servicios de salud reproductiva y salud de la familia, la reducción de los traumatismos causados por el tráfico rodado y la coordinación de las respuestas a las enfermedades emergentes.

En su informe al Consejo Ejecutivo, el Dr. LEE Jong-wook, Director General de la OMS, expuso los principales retos sanitarios actuales, en particular la necesidad de que se coordinen con rapidez y de manera concertada las respuestas a las emergencias causadas por los conflictos o los desastres naturales y las nuevas enfermedades transmisibles tales como el SRAS y la gripe aviar, y de que se logren invertir las tendencias actuales de amenazas mundiales permanentes tales como el VIH/SIDA, el paludismo, la tuberculosis y las enfermedades no transmisibles.

«La devastación causada por esas crisis puede mitigarse primero con medidas de prevención, y luego, si éstas fallan, mediante una respuesta bien articulada. Aunque la atención se centre en las necesidades más inmediatas, hay que pensar cuanto antes en la reparación y recuperación de los sistemas necesarios a largo plazo. Estamos reorientando nuestras actividades para ayudar más eficazmente a las comunidades y los países a responder a las crisis sanitarias», dijo el Dr. Lee.

El Dr. Lee destacó asimismo la importancia de que se refuercen los sistemas de salud a escala de país, y señaló que «en muchos países, los sistemas de salud han sufrido las consecuencias conjugadas de la inestabilidad, los conflictos y una financiación insuficiente, en parte debido a la importante carga de la deuda externa. El resultado, sobre todo para los más pobres, es un acceso más restringido a los servicios esenciales, gastos personales inabordables y una mayor exposición a las enfermedades que acompañan a la pobreza. Ello perpetúa el ciclo de pobreza». El logro de los objetivos de la salud pública, en particular los Objetivos de Desarrollo del Milenio, depende de que los países cuenten con sistemas de salud sólidos.

El Consejo Ejecutivo está integrado por representantes de 32 Estados Miembros de la OMS. Las funciones principales del Consejo Ejecutivo son dar efecto a las decisiones y a la política de la Asamblea de la Salud, asesorarla y, en general, facilitar sus trabajos. El Consejo se reúne por lo menos dos veces al año, y esta 113ª reunión es la principal de las que celebrará en 2004. Los temas más sobresalientes que ha examinado el Consejo, muchos de los cuales se transmitirán a la 57ª Asamblea Mundial de la Salud, han sido los siguientes:

Lucha contra el VIH/SIDA: El Consejo Ejecutivo manifestó su pleno apoyo a la estrategia «tres millones para 2005», cuyo objetivo consiste en garantizar que tres millones de personas tengan acceso a fármacos antirretrovíricos de aquí a 2005. El Consejo reconoció que el tratamiento formaba parte de un amplio plan de lucha contra el VIH/SIDA, plan que también comprende la prevención y la atención. Los esfuerzos encaminados a frenar la epidemia de VIH/SIDA requieren la labor concertada y urgente de todos los interesados directos, entre ellos las organizaciones internacionales, la sociedad civil, los donantes públicos y privados, el sector privado, los países afectados y las personas que viven con el VIH/SIDA.

Reglamento Sanitario Internacional: Es preciso revisar el Reglamento Sanitario Internacional para que ese conjunto de normas, que rige las medidas necesarias para prevenir la propagación internacional de enfermedades, inclusive las relacionadas con los viajes y el comercio, esté en sintonía con las realidades sanitarias actuales. El proyecto de revisión se ha distribuido entre los Estados Miembros en forma de documento de trabajo y contiene disposiciones para garantizar una respuesta internacional rápida a nuevas enfermedades tales como el SRAS. Los miembros del Consejo Ejecutivo expresaron su firme apoyo al proceso de revisión y respaldaron el plan de actividades, que incluye consultas regionales entre marzo y junio de 2004 y la reunión de un grupo de trabajo intergubernamental en noviembre; el proyecto de documento final se presentará a la Asamblea Mundial de la Salud en 2005 para su aprobación.

Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud: El Consejo Ejecutivo aceptó la inclusión de la Estrategia Mundial OMS sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud como punto del orden del día de la Asamblea Mundial de la Salud de 2004. A petición de algunos miembros, el Consejo Ejecutivo acordó que los Estados Miembros dispondrían hasta el 29 de febrero de 2004 para formular nuevas observaciones sobre el documento provisional. Esas observaciones serían tenidas en cuenta por la Secretaría en la preparación de un proyecto de documento final que todos los Miembros de la OMS habrán de examinar en la Asamblea Mundial de la Salud. El Consejo Ejecutivo también acordó la redacción del proyecto de resolución que acompañará al documento de estrategia, tras las solicitudes de enmienda formuladas por algunos de sus miembros.

Control y erradicación de enfermedades: Reconociendo que actualmente existe una oportunidad única para erradicar la poliomielitis, los miembros del Consejo Ejecutivo y la Asociación Rotaria Internacional, asociado de la OMS que lidera con ella la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, prometieron prestar apoyo a los seis últimos países donde la enfermedad es endémica (Afganistán, Egipto, India, Níger, Nigeria y Pakistán) mientras se preparan para inmunizar a más de 250 millones de niños durante los próximos seis meses. La necesidad de intensificar las actividades de inmunización contra la poliomielitis ha hecho excepcionalmente urgente colmar el déficit de financiación de 2004-2005, fijado actualmente en US$ 150 millones. Los progresos realizados hacia la meta de interrumpir la transmisión de la poliomielitis en todo el mundo para finales de 2004 se examinarán formalmente en mayo durante la Asamblea Mundial de la Salud, y en la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre.

El Consejo Ejecutivo también tomó nota de los progresos realizados en la reducción del sarampión y destacó la importancia de aplicar el plan estratégico que se propone reducir antes de 2005 el número de muertes por sarampión a la mitad de la cifra correspondiente a 1999. El Consejo Ejecutivo también instó a que se mantuvieran los esfuerzos por apoyar el control y el tratamiento de la tripanosomiasis (enfermedad del sueño) y la detección y el tratamiento precoces de la úlcera de Buruli, enfermedad debilitante causada por Mycobacterium ulcerans que afecta particularmente a los niños de las zonas rurales y pobres del África subsahariana.

La seguridad vial no es accidental: Reconociendo que las carreteras y autopistas del mundo se cobran la vida de 1,2 millones de personas cada año, el Consejo Ejecutivo adoptó un proyecto de resolución sobre seguridad vial y salud, que se presentará a la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2004. El documento insta claramente a los organismos de salud pública a que intensifiquen sus programas de prevención de los traumatismos por accidentes de tráfico, y les encomienda esa labor. Esta resolución será examinada en el contexto del Día Mundial de la Salud de este año, cuyo tema es la seguridad vial, y de la presentación pública del Informe mundial sobre prevención de los traumatismos por accidentes de tránsito.

Trasplantes de órganos y tejidos humanos: Reconociendo el aumento de los trasplantes de órganos y tejidos alogénicos, la falta de suficiente material humano de trasplante, los riesgos de carácter ético y de seguridad asociados a los trasplantes, como por ejemplo el tráfico de órganos, y las posibilidades y los riesgos del material xenogénico, el Consejo Ejecutivo adoptó una resolución que se examinará en la 57ª Asamblea Mundial de la Salud e incluye recomendaciones sobre la armonización de las prácticas internacionales de trasplante de tejidos y órganos humanos, y sobre la recogida de datos al respecto en el mundo.

Salud reproductiva y salud de la familia: El Consejo Ejecutivo decidió incluir la estrategia de la OMS sobre salud reproductiva en el orden del día de la 57ª Asamblea Mundial de la Salud. La estrategia fue solicitada por primera vez por la 55ª Asamblea Mundial de la Salud, con el fin de establecer un programa para alcanzar los tres Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud reproductiva: reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna y combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades. El Consejo Ejecutivo también adoptó una resolución donde se subraya la importancia de la familia en la protección de la salud, que se presentará para su examen a la 57ª Asamblea Mundial de la Salud.

Nombramiento de dos directores regionales
El Dr. Samlee Plianbangchang es el nuevo Director Regional para Asia Sudoriental, y desempeñará su cargo durante un periodo de cinco años a partir del 1 de marzo de 2004. El Consejo Ejecutivo señaló la importante contribución del Dr. Uton Muchtar Rafei, que ha sido Director Regional de la Oficina para Asia Sudoriental durante dos mandatos, desde 1994 a 2004. Además, el Dr. Shigeru Omi volvió a ser nombrado Director Regional para el Pacífico Occidental, e iniciará su segundo mandato de cinco años a partir del 1 de febrero de 2004.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Ms Christine McNab
Teléfono: +41 22 791 4688
Teléfono móvil: +41 79 254 6815
e-mail: mcnabc@who.int

Mr Iain Simpson
Teléfono: +41 22 791 3215
Teléfono móvil: +41 79 475 5534
e-mail: simpsoni@who.int

Fadéla Chaib
Teléfono: +41 22 791 3228
Fax: +41 22 791 4181
e-mail: chaibf@who.int