Centro de prensa

Nueva serie de materiales en línea sobre la prevención del VIH/SIDA destinada a los profesionales del sexo

El GTZ, la OMS y redes de defensa de los profesionales del sexo intercambian información y experiencia

En colaboración con redes de defensa de los profesionales del sexo de todo el mundo, el Organismo Alemán para la Cooperación Técnica (GTZ) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han creado la primera serie de materiales en línea «Sex Work toolkit» para ayudar a los trabajadores sexuales a protegerse y proteger a sus clientes del VIH y otras infecciones de transmisión sexual. Esta herramienta está destinada a los trabajadores sociales que apoyan a los profesionales del sexo (ya sean mujeres, hombres o transexuales), como los administradores de programas, trabajadores sobre el terreno y educadores inter pares. Es la primera vez que esta información especializada es reunida metódicamente y puesta a entera disposición del público.

«Gracias a este innovador proyecto, ahora quienes trabajan en el campo de la prevención del VIH/SIDA entre los trabajadores sexuales pueden saber qué funciona y qué no funciona, desde Polonia a Papua Nueva Guinea. Es necesario poner en marcha cuanto antes programas de atención sanitaria y prevención del VIH/SIDA destinados a los trabajadores del sexo, consumidores de drogas intravenosas y otros colectivos vulnerables, y celebramos la labor de dirección y apoyo del GTZ en un terreno donde la financiación suele ser insuficiente», declaró el Dr. Jim Yong Kim, Director de VIH/SIDA de la OMS.

Estos materiales en línea sobre el comercio sexual incluyen documentos prácticos como «Hustling for Health» (En la calle por la salud) y «Making Sex Work Safe» (Comercio sexual sin riesgo), elaborados por grupos de profesionales del sexo, para ayudar a los administradores de programas a establecer y llevar adelante proyectos. El trabajo «Of Veshyas, vamps, whores and women» (Sobre veshyas, vamps, prostitutas y mujeres), por ejemplo, se basa en las experiencias de una ONG india y aporta consejos prácticos para constituir una red de educadores inter pares en los burdeles y tratar con sus dueños, crear redes de distribución de preservativos e idear bonificaciones para dichos educadores.

Pese a haberse demostrado la eficacia de los programas de prevención entre los profesionales del sexo, actualmente tan sólo el 16% accede a estos servicios. Por regla general, cuando los servicios son insuficientes la prevalencia de VIH es más elevada.

«Los profesionales del sexo conocen mejor que nadie los problemas a los que se enfrentan y el tipo de lenguaje y de programas que funcionan. Su participación es imprescindible para que ellos, sean hombres o mujeres, y sus clientes comprendan el interés de utilizar preservativos y acudir a los centros de salud», explicó Friederike Strack, de Hydra, una de las organizaciones de defensa de los trabajadores del sexo que ha colaborado en la elaboración de estos materiales.

Esta herramienta incluye también datos y análisis útiles que pueden emplearse en todas las regiones, para mejorar los programas de prevención del VIH/SIDA destinados a los trabajadores sexuales, como por ejemplo un programa sobre la policía y los profesionales del sexo en Papua Nueva Guinea. El informe «Meeting the sexual health needs of men who have sex with men in Senegal» (Responder a las necesidades de salud sexual de los hombres que tienen relaciones homosexuales en Senegal) ofrece claves valiosas para abordar los aspectos culturales que rodean a esos hombres en el África occidental, describe la violencia y el rechazo que caracterizan sus vidas y explica que muchos optan por recurrir a curanderos tradicionales en busca de ayuda y tratamiento, en vez de acudir a los centros de salud.

La OMS y el GTZ han colaborado estrechamente con redes y organizaciones de defensa de los trabajadores sexuales para publicar una recopilación en línea de más de 130 documentos, manuales, informes y estudios de investigación de fácil acceso. Se pretende con ello ampliar a un mayor público el acceso a información básica sobre las iniciativas emprendidas en el campo del comercio sexual y compartir las lecciones extraídas, como contribución a los esfuerzos mundiales desplegados para desarrollar y potenciar las intervenciones más eficaces de tratamiento y prevención del VIH entre los profesionales del sexo.

«Los programas focalizados realmente pueden cambiar las cosas. En Alemania, en los últimos 15 años hemos demostrado que este tipo de intervenciones verdaderamente pueden funcionar. Es necesario que los conocimientos se transmitan de un país a otro y dentro de las comunidades para conseguir salvar vidas en uno de los oficios más antiguos del mundo. Estamos muy contentos de apoyar esta iniciativa», manifestó Thomas Kirsch-Woik, Consultor Principal de VIH/SIDA en el GTZ.

En muchos países, con frecuencia los profesionales del sexo están expuestos al VIH y a otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Allí donde los trabajadores sexuales no acceden debidamente a los servicios de prevención del VIH, la prevalencia del virus puede llegar a ser del 60%-90%. Pero la evidencia acumulada muestra que las intervenciones preventivas focalizadas en el comercio sexual pueden invertir radicalmente el curso de la epidemia.

En Tailandia y Camboya, por ejemplo, la utilización de preservativos se incrementó en más de un 80% y la incidencia del VIH y las ITS disminuyó muy marcadamente, gracias a los programas a gran escala destinados a los profesionales del sexo y sus clientes. En Nairobi (Kenya) la mejora de las intervenciones en este terreno - apoyo entre pares, campañas a favor del uso del preservativo y los servicios de ITS - redujo la incidencia del VIH, que pasó de un 25%-50% a un 4% entre los profesionales del sexo de la capital.

«Para incidir de verdad en la epidemia, es necesario que los servicios y políticas respondan mejor a las necesidades del usuario y se adapten a la realidad del trabajo sexual, así como a las diferencias regionales. El consumo de drogas inyectables y el trabajo sexual están íntimamente relacionados en Europa del Este, por lo que es fundamental integrar los servicios correspondientes», declaró Monica Ciupagea, miembro del Instituto Sociedad Abierta de Hungría, que también ha colaborado en la elaboración de este kit de información práctica.

El material reunido sobre el trabajo sexual y el VIH/SIDA se basa en más de una década de investigaciones y experiencias prácticas sobre lo que funciona y lo que no, cuando se intenta cambiar los comportamientos y proteger a los profesionales del sexo y a sus clientes del VIH/SIDA. Actualmente está en Internet, pero a principios de 2005 estará disponible también en CD-ROM y en versión impresa. Se trata de un documento evolutivo, que se irá actualizando a medida que vayan apareciendo nuevos recursos.

El «Sex Work toolkit» forma parte de una serie de kits de información en línea producidos por la OMS y el GTZ. También se encuentran disponibles en línea el «ARV toolkit», que aplica una perspectiva de salud pública para expandir el tratamiento antirretroviral, y un kit para contribuir a la expansión de los servicios de asesoramiento y pruebas del VIH.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Ms Samantha Bolton
Teléfono: +41 22 791 1970
Teléfono móvil: +41 79 239 2366
e-mail: boltons@who.int