Centro de prensa

Entra en vigor el tratado mundial contra el tabaco, que cuenta ya con el apoyo firme de 57 países

Las Partes del tratado representan 2300 millones de personas

El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT OMS) entra en vigor el domingo 27 de febrero de 2005. Se trata de un momento histórico para la salud pública, ya que el tratado proporciona a los países más instrumentos para luchar contra el tabaquismo y salvar vidas. El 27 de febrero, los primeros 40 países que pasaron a ser Partes Contratantes antes del 30 de noviembre de 2004 estarán jurídicamente vinculados por las disposiciones del tratado.

El tabaco es la segunda causa de muerte más importante en el mundo y se cobra la vida de casi cinco millones de personas al año. Según las estimaciones, de no invertirse la tendencia actual, provocará la muerte prematura de 10 millones de personas al año en 2020. El tabaco es el único producto legal que causa la muerte de la mitad de sus consumidores habituales. Esto significa que de los 1300 millones de fumadores que existen, 650 millones morirán prematuramente.

Desde el 29 de noviembre, 17 países más han pasado a ser Partes del tratado. Para esos países y para cualquier otro país que a partir de ahora pase a ser Parte de éste, el tratado tendrá fuerza de ley en un plazo de 90 días a partir de la fecha en que se deposite el instrumento de ratificación o su equivalente en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

«Ya hay 57 países que han pasado a ser Partes del CMCT OMS, que representan a 2300 millones de personas. Su entrada en vigor pone de manifiesto la voluntad de los gobiernos de reducir la mortalidad y la morbilidad derivadas del tabaquismo», afirmó el Dr. LEE Jong-wook, Director General de la OMS. «Pido a todos los países que pasen a ser Partes del tratado y que apliquen las diversas medidas que harán que el consumo de tabaco sea cada vez menos atractivo para la población. Ello puede evitar la muerte de miles de personas, y es ahí donde reside el verdadero éxito del tratado», añadió.

Ahora, con su entrada en vigor, los Estados Partes del CMCT OMS deberán convertir sus disposiciones generales en leyes y reglamentos nacionales. Así, por ejemplo, tendrán un plazo de tres años a partir de la entrada en vigor del tratado en el país para adoptar medidas que garanticen que los paquetes de tabaco lleven duras advertencias sanitarias, o un periodo de cinco años para establecer la prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco, entre otras cosas.

«Muchos países han puesto ya en marcha ese tipo de medidas», ha señalado la Dra. Vera Luiza da Costa e Silva, Directora de la Iniciativa «Liberarse del Tabaco» de la OMS. «La diferencia, ahora, para el control mundial del tabaco, es que los países Partes del Convenio podrán implementar esas y otras medidas, especialmente las relacionadas con las fronteras, de forma coordinada y normalizada. Esto reducirá las escapatorias de que dispone la industria tabacalera, que actualmente encuentra mecanismos para eludir las leyes nacionales.»

La evidencia acumulada demuestra que el tabaco daña casi todos los órganos del cuerpo. Su consumo causa la mayoría de los casos de cáncer pulmonar y se ha asociado a muchos otros tipos de neoplasias, como las que afectan al cuello del útero o el riñón. Otros riesgos para la salud asociados al tabaco son los ataques cardiacos, los accidentes cerebrovasculares y otras afecciones cardiovasculares; la bronquitis, el asma y otras enfermedades respiratorias, y la infertilidad.

El tabaquismo sigue extendiéndose, sobre todo en el mundo en desarrollo, donde actualmente se registran la mitad de las muertes por tabaco. De persistir las tendencias actuales, en 2020 siete de cada 10 defunciones por tabaco se producirán en los países en desarrollo.

Nota para los redactores

El CMCT de la OMS fue adoptado unánimemente por la 56ª Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2003.

El CMCT quedó cerrado a la firma el 29 de junio de 2004 con 168 signatarios (incluida la Comunidad Europea). Las 40 primeras Partes Contratantes del CMCT eran las siguientes: Armenia, Australia, Bangladesh, Bhután, Brunei Darussalam, Canadá, Eslovaquia, Fiji, Francia, Ghana, Hungría, India, Islandia, Islas Cook, Islas Salomón, Japón, Jordania, Kenya, Madagascar, Maldivas, Malta, Mauricio, México, Mongolia, Myanmar, Nauru, Noruega, Nueva Zelandia, Pakistán, Palau, Panamá, Qatar, República Árabe Siria, San Marino, Seychelles, Singapur, Sri Lanka, Tailandia, Trinidad y Tabago y Uruguay. Desde el 30 de noviembre de 2004, han depositado el instrumento de ratificación, o un instrumento equivalente, los siguientes países: Alemania, Botswana, Dinamarca, España, Finlandia, Honduras, Islas Marshall, Lesotho, Letonia, Lituania, Países Bajos, Perú, Reino Unido, Senegal, Timor-Leste, Turquía y Viet Nam.

El CMCT de la OMS contiene disposiciones en las que se establecen normas internacionales en materia de fijación de precios y aumento de impuestos, publicidad y patrocinio, etiquetado, comercio ilícito y tabaquismo pasivo, entre otros aspectos.

El tratado sigue abierto a la ratificación, aceptación o aprobación por parte de los países signatarios, y a la adhesión de los que no lo han firmado. No hay fecha límite para pasar a ser Parte Contratante en el CMCT de la OMS.

El órgano rector del Convenio será la Conferencia de las Partes, que se encargará de tomar las decisiones de carácter técnico, procedimental y financiero requeridas en relación con la aplicación del tratado. Los países que depositen el instrumento de ratificación, u otro instrumento equivalente, antes de noviembre de 2005 serán Partes Contratantes con derecho a voto durante la primera Conferencia de las Partes, prevista para febrero de 2006.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Ms Marta Seoane
Responsable de comunicación
OMS/Iniciativa «Liberarse del tabaco»
Teléfono: +41 22 791 2489
Teléfono móvil: +41 79 475 5551
e-mail: seoanem@who.int