Centro de prensa

La morbilidad y la mortalidad por tuberculosis relacionadas con el VIH alcanzan ya niveles alarmantes en África

El aumento de las tasas contrasta con los progresos registrados en otras regiones

Paciente de tuberculosis
Paciente de tuberculosis en Guinea

En la mayor parte del mundo, la batalla contra la tuberculosis se está librando con éxito, pero en África esa enfermedad ha alcanzado proporciones alarmantes, y la morbilidad y mortalidad por tuberculosis relacionadas con el VIH no cesan de aumentar, según afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe hecho público hoy.

En el informe sobre la lucha mundial contra la tuberculosis correspondiente a 2005 se señala que la prevalencia de la tuberculosis ha disminuido en más del 20% desde el decenio de 1990, y que las tasas de incidencia se han reducido o se han estabilizado en cinco de las seis regiones del mundo. La excepción más notable es África, donde las tasas de incidencia de tuberculosis se han triplicado desde 1990 en los países donde la prevalencia del VIH es alta, y siguen aumentando a través de todo el continente a un ritmo anual del 3%-4%.

Incluso en Uganda, uno de los lugares de África donde con más éxito se ha logrado reducir el VIH, se curan hoy menos pacientes de tuberculosis que hace cuatro años. Más de la mitad de las personas con tuberculosis de Uganda siguen sin recibir servicios de DOTS,1 que podrían salvarles la vida, debido a la sobrecarga de los servicios generales de salud.

«Los datos del informe permiten considerar con optimismo que la tuberculosis se puede derrotar, pero significan también una clara advertencia», ha declarado el Director General de la OMS, Dr. LEE Jong-wook. «Como dijo Nelson Mandela, no podemos luchar contra el SIDA sin multiplicar nuestra lucha contra la tuberculosis, y ha llegado el momento de acompañar sus palabras con actuaciones urgentes en África contra esas dos epidemias a la vez.»

La situación ha mejorado mucho en China y la India, que soportan un tercio de la carga mundial de tuberculosis. Esos dos países encabezan la respuesta acelerada contra la tuberculosis, y están expandiendo rápidamente la aplicación de la DOTS. En efecto, el número de casos tratados en todo el mundo mediante la DOTS creció un 8% en 2003 respecto del año anterior. En Indonesia y Filipinas se registran progresos similares.

Si se mantiene un fuerte compromiso y el actual nivel de recursos, cuatro regiones (las Américas, el Mediterráneo Oriental, Asia Sudoriental y el Pacífico Occidental) podrían lograr el Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir la incidencia de tuberculosis para 2015. Las dos excepciones son África, debido a la epidemia simultánea de tuberculosis y VIH, y Europa, donde se registra un elevado nivel de tuberculosis polifarmacorresistente y la DOTS avanza lentamente en los países que formaban parte de la ex Unión Soviética.

«El personal de salud de primera línea está logrando que cambie la situación; llegan hasta los más vulnerables», ha declarado el Dr. Mario Raviglione, Director del Departamento de la OMS Alto a la Tuberculosis. «Pero nuestro empeño ha de intensificarse aún más; hemos de colaborar con nuevos asociados, tanto del sector público como del privado, y en todas las regiones, para llegar a esa mitad larga de pacientes que siguen careciendo de acceso a los tratamientos DOTS.»

Desde 1995, más de 17 millones de personas con tuberculosis se han beneficiado de la eficacia del tratamiento en el marco de la DOTS. Pero aún se podría lograr más, dentro de los países y en las investigaciones sobre nuevos medios de diagnóstico, fármacos y vacunas, si se colmara el déficit anual de US$ 1000 millones que sufre la lucha antituberculosa.

En la Comisión para África, encabezada por el Reino Unido, se ha subrayado la urgencia de hacer frente a la tuberculosis, y se ha vinculado la mejora del control de esa enfermedad con el reforzamiento de los sistemas de salud. Asimismo, se pedido plena financiación para la estrategia de la OMS «Dos enfermedades, un mismo paciente» para mejorar las intervenciones en materia de tuberculosis y VIH.

«Es un logro destacable que en la mayoría de los lugares estemos bien encaminados para alcanzar el objetivo de reducir a la mitad el número de casos de tuberculosis para 2015», ha declarado Hilary Benn, Secretaria de Desarrollo Internacional, del Reino Unido. «El Departamento para el Desarrollo Internacional apoya con firmeza los programas antituberculosos de algunos de los países que han realizado los progresos más rápidos. No obstante, como se insiste en el informe sobre la lucha mundial contra la tuberculosis y en el informe de la Comisión para África, el vínculo destructivo entre la tuberculosis y el SIDA está causando un aumento de los casos en África. Exhorto a la comunidad internacional a que acelere los esfuerzos desplegados para combatir esas dos enfermedades a la vez.»


1DOTS es la estrategia recomendada internacionalmente para controlar la tuberculosis, y comprende cinco elementos:

  • Compromiso de la administración gubernamental con el control de la tuberculosis
  • Diagnóstico bacteriológico y una red de laboratorios eficaz
  • Quimioterapia breve estandarizada y apoyo al paciente a lo largo de todo el tratamiento
  • Suministro ininterrumpido de fármacos de calidad asegurada
  • Registro y notificación para medir los resultados en la escala de paciente y de programa

El Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebra el 24 de marzo, es una iniciativa de la Alianza Alto a la Tuberculosis que tiene como finalidad la sensibilización pública internacional ante la tuberculosis. La OMS es uno de los 325 miembros de la Alianza Alto a la Tuberculosis, que se ha comprometido a controlar la tuberculosis y a que, en última instancia, deje de ser un problema de salud pública. Desde la creación de la Alianza, en 2001, el número de pacientes de tuberculosis detectados ha aumentado en dos tercios.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Michael Luhan
Ginebra
Teléfono: +41 22 791 1379
e-mail: luhanm@who.int

Glenn Thomas
Teléfono móvil: +41 79 509 0677
e-mail: thomasg@who.int

Michel Aublanc
Teléfono: +33 1 69 286 286
e-mail: M.aublanc@public-info.org

El informe sobre la lucha mundial contra la tuberculosis