Centro de prensa

La Organización Mundial de la Salud impulsa los esfuerzos por aumentar el suministro de antipalúdicos

ARUSHA, REPÚBLICA UNIDA DE TANZANÍA – Hoy se inicia en Arusha una conferencia de tres días destinada a asegurar un suministro fiable de los tratamientos combinados basados en la artemisinina (TCA), que son en la actualidad los más eficaces contra el paludismo. El suministro fiable de TCA es imprescindible para evitar cientos de miles de muertes anuales debidas al paludismo por Plasmodium falciparum, la forma más mortal de la enfermedad. P. falciparum produce cada año hasta 400 millones de infecciones y al menos un millón de muertes, de las cuales aproximadamente el 80% se registran en el África subsahariana.

En la reunión, convocada por la Organización Mundial de la Salud, participan los cultivadores de Artemisia annua (la planta que contiene la artemisinina, esto es, la materia prima necesaria para la fabricación de los TCA), representantes de organizaciones internacionales y no gubernamentales, organismos gubernamentales, empresas que se han comprometido a poner estos medicamentos a disposición de los pacientes con paludismo, y funcionarios de los ministerios de salud y agricultura de Kenya, Tanzanía y Uganda, y del ministerio de comercio de Tanzanía.

Es la primera vez que se reúnen los implicados en todos los eslabones de la cadena de producción de los TCA, desde los cultivadores de la planta hasta los procesadores de la artemisinina y los fabricantes de los productos farmacéuticos finales.

Desde 2001, 51 países, 34 de ellos africanos, han seguido la recomendación de la OMS de adoptar los TCA como tratamiento de primera línea del paludismo. Dieciocho de esos países no los han adoptado hasta 2004. El consiguiente aumento de la demanda (de 2 millones de tratamientos en 2003 a 30 millones en 2004 y a 70 millones previstos para 2005) ha producido una escasez de artemisinina y TCA que la OMS anunció en noviembre de 2004. Los participantes en la reunión tratarán de elaborar estrategias para evitar toda escasez en el futuro.

Una estrategia fundamental consiste en aumentar el cultivo de Artemisia annua. En este sentido, las miradas se han vuelto hacia África oriental, donde la planta crece bien. «El aumento de la producción de la planta supone una excelente oportunidad de desarrollo económico para África. Ya estamos viendo los primeros resultados alentadores aquí en Tanzanía, donde en 2004 se inició el cultivo a gran escala de Artemisia annua. Los agricultores africanos y sus socios de la industria y la investigación y el desarrollo tendrán un papel fundamental para asegurar un suministro suficiente de TCA y contribuir en última instancia a reducir la carga de morbilidad del paludismo», ha dicho el Dr. Jack Chow, Subdirector General de VIH/SIDA, Tuberculosis y Paludismo, OMS.

Los participantes en la reunión examinarán en qué estado se encuentra el suministro de TCA y la demanda prevista, basada en la experiencia de los dos últimos años; señalarán las cuestiones técnicas que habrá que investigar, e identificarán fuentes de apoyo financiero, comercial y técnico para la producción de Artemisia annua, de la artemisinina y de los TCA aprobados por la OMS. Asimismo, examinarán estrategias para crear un mercado sostenible que permita reducir el precio de estos medicamentos vitales.

Los TCA son, como mínimo, unas 10 veces más caros que la cloroquina y otros antipalúdicos de uso frecuente que han dejado de ser eficaces en muchas regiones porque el parásito se ha vuelto resistente a ellos. Veinticinco países africanos han recibido del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria financiación para adquirir TCA, con lo cual les resulta factible desde el punto de vista económico adquirir estos medicamentos para utilizarlos en los servicios de salud pública.

«Esta reunión tiene lugar en un momento crucial. Hasta ahora, sólo 25 países, 12 de ellos africanos, han comenzado a adquirir estos medicamentos. Queremos alentar a los demás a que empiecen a hacer sus pedidos cuanto antes, con la seguridad de que habrá existencias suficientes», ha dicho la Dra. Fatoumata Nafo-Traoré, Directora del Departamento de la OMS Hacer Retroceder el Paludismo.

Se espera que los pedidos de los países alcancen en 2006 los 130 millones de tratamientos con TCA, y se cree que habrá existencias suficientes para hacer frente a esta demanda. «Una importante tarea de esta reunión consistirá en realizar la planificación para el año 2007 y siguientes», ha dicho la Dra. Nafo-Traoré.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

Judith Mandelbaum-Schmid
OMS/Ginebra
Teléfono: +41 22 791 2967
e-mail: schmidj@who.int

Enlaces conexos